Científicos sostienen que tomar antibióticos desde chicos puede generar problemas

A pesar de que los antibióticos son a menudo necesarios para mantenernos vivos, ha habido una creciente preocupación acerca de lo que hacen a nuestro microbioma – los microbios inofensivos, como las bacterias que viven en nuestros cuerpos, y que a menudo nos proporcionan beneficios inesperados.

Además de eso, nuestro uso excesivo de antibióticos está causando que muchas bacterias se vuelvan resistentes a las drogas que tenemos disponibles, algo que los científicos consideran que es uno de los mayores desafíos que tienen que resolver en este siglo.

Este asunto toma especial repercusión porque un grupo de investigadores ha descubierto que dar dosis bajas de un antibiótico común a ratones embarazadas y sus bebés resulta en cambios de comportamiento a largo plazo.

Este es un asunto bastante grande, porque si los resultados se replican en los seres humanos podría significar que los antibióticos tomados durante el embarazo podrían influir en el desarrollo del niño.

“Las estadísticas de América del Norte sugieren que el 70 por ciento de todos los niños han pasado por al menos dos situaciones en las que se les suministró antibióticos antes de los dos años”, dijo uno de los investigadores, John Bienenstock, de la Universidad McMaster en Canadá.

“Estos resultados experimentales añaden a la lista de preocupaciones sobre el uso y abuso de antibióticos en términos de efectos a largo plazo” agregó el especialista quien además agregó que “los antibióticos no sólo se prescriben, sino que también se encuentran en la carne y los productos lácteos.”

Los investigadores analizaron a 12 ratones hembras embarazadas hasta después de dar a luz – proporcionándoles a cinco de ellas agua como bebida, a cuatro agua mezclada con el antibiótico penicilina y a tres agua con penicilina y un probiótico llamado Lactobacillus rhamnosus.

Cuando los ratones dieron a luz, los investigadores terminaron con 72 crías y encontraron que aquellos a los que se les dio el antibiótico tenían cambios a largo plazo tanto en su comportamiento como en sus bacterias intestinales.

“Encontramos que la penicilina tiene efectos duraderos en ambos sexos en la microbiota intestinal, aumenta la expresión de citoquinas en la corteza frontal, modifica la integridad de la barrera hematoencefálica y altera el comportamiento”, escribieron los investigadores en el artículo.

“Los ratones tratados con antibióticos presentan comportamientos deteriorados y similares a la ansiedad y muestran agresividad”.

Pero esto no es el fin del mundo, porque el grupo que recibió un probiótico también había reducido la mayoría de los efectos del antibiótico.

Bienenstock dijo que sus investigaciones indican que los antibióticos “tienen posibles efectos negativos a largo plazo, especialmente si se administran en los primeros años de vida, e identifican la posibilidad de que un probiótico apropiado tomado dos veces al día pueda disminuir tales efectos perjudiciales”.

Pero tenemos que tener cuidado aquí ya que este resultado sólo se ha observado en estudios de ratones. Necesitaremos pruebas adicionales en seres humanos antes de que podamos decir con certeza que los antibióticos están teniendo un impacto.

Sin embargo, ha habido un montón de investigación que vincula el uso de antibióticos con el cambio en las bacterias intestinales, lo que lleva a un mayor riesgo de una serie de enfermedades.

“Los estudios epidemiológicos en seres humanos están sugiriendo que el uso de antibióticos, y especialmente el uso a largo plazo, puede estar asociado con una serie de condiciones intestinales incluyendo enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal, cáncer colorrectal y obesidad”, agregó.

 

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!