Amoblamientos de cocina modernos: belleza y funcionalidad

Antes de empezar una reforma conviene evaluar algunas cuestiones para atender las necesidades de un ambiente en el que la funcionalidad es clave.
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

La cocina es el alma del hogar. No sólo pasamos allí muchas horas del día sino que suele ser un espacio de encuentro cotidiano, un rincón que nos une para resolver las distintas comidas y compartir en familia las tareas domésticas. Por eso es fundamental pensar bien cómo encarar una reforma si queremos sumar amoblamientos de cocina modernos, para que el ambiente gane funcionalidad además de quedar hermoso.

Para no desperdiciar tiempo ni dinero, es importante planificar algunas cuestiones si queremos renovar los muebles de cocina y mejorar la decoración. Uno de los ejes es las necesidades de almacenamiento que vamos a tener, algo asociado en general a la cantidad de personas que integran la casa y a los hábitos de cada familia. No es lo mismo guardar ollas, accesorios y alimentos envasados para dos que para más personas, ni es igual la planificación para un hogar donde se cocina mucho que para otro basado en el delivery.

Otro foco a tener en cuenta es dejar suficiente espacio para el área de preparación y cocción de los alimentos, un espacio que debe tener profundidad y que debe pensarse con materiales que puedan ensuciarse y que resistan el calor.

Y, por último, es importante pensar si la cocina incluye el lugar donde se desayuna o se come o si es sólo un espacio de preparación de alimentos.

Pensar la cocina

La reforma de la cocina implica, en general, una inversión considerable y unas semanas complicadas dentro de la casa si vamos a hacer obra viviendo en el lugar. Por eso es fundamental tener en cuenta todos los detalles para minimizar costos y prever problemas.

Algo importante a tener en cuenta desde el vamos es la luz. Evaluar las ventanas, las sombras, los lugares difíciles de aprovechar o la funcionalidad de cada espacio permite diseñar el ambiente de una manera más eficaz.

Los arquitectos y decoradores hablan del “triángulo de trabajo”, algo clave a considerar en una reforma de cocina. Hay que trazar tres líneas imaginarias que unen las zonas de almacenaje, lavado y cocción. Esta forma geométrica marca el recorrido que hace una persona cuando cocina y es la base sobre la que hay que ponerse a trabajar a la hora de planear los muebles de cocina y su distribución.

Tipos de cocina

Cada cocina tiene una forma particular que, de algún modo, determina la organización del espacio.

  • Cocina con isla de cocina en el centro: En general, cuando hay una isla la cocina es abierta y este elemento es el que separa este ambiente del living o comedor. Pero es fundamental que la isla no esté a más de 1.20 metros de la zona de lavar o cocinar para que sea funcional. Aquí la parte triangular puede funcionar a la perfección, ya que en la isla se puede poner la pileta, las alacenas o las hornallas.

  • Cocina lineal: En este tipo de cocinas la forma de triángulo es casi imposible de lograr, ya que casi siempre estos ambientes tienen menos de 2.5 metros de ancho. Pero, pensando en la funcionalidad, se puede pensar de una manera similar al situar la pileta en la mitad de la recta y con algo de mesada que separe del horno o zona de hornallas. Y para la parte de almacenamiento, lo mejor es colocar las alacenas en la parte superior para tener todo al alcance de la mano.

  • La cocina en forma de “L”: En este tipo de cocinas hay que aprovechar bien los rincones, sobre todo el que queda bajo el encuentro entre las dos mesadas, ya que es de difícil acceso pero muy útil.

  • La cocina en forma de “U”: Aquí el almacenaje es más simple, ya que puede ir en tres paredes y tener varios lugares de mesada. Lo mejor es que el pasillo tenga, al menos, 1.20 metro, así puede haber allí más de una persona.

Cómo organizar los espacios de la cocina

Existen varios aspectos que hay que considerar al diseñar una reforma de este espacio del hogar. Pero antes de hacer cualquier cambio es fundamental entender las necesidades y funciones de cada área.

  • Área de guardado de alimentos: la heladera, las alacenas y la despensa.
  • Área húmeda: la bacha para lavar.
  • Área de fuegos: el horno, el microondas, el anafe o las hornallas.
  • Área de guardado de elementos de trabajo: los utensilios, los electrodomésticos, los cubiertos, los bowls, etc.
  • Área de elaboración: la mesada, isla o una zona anexa para cocinar.

Respetar la modulación

  • El diseño debe tener una lógica, ya que artefactos como el horno, las hornallas, el lavavajillas y, muchas veces, el lavarropas, deben quedar insertos en un módulo.
  • Para que sea funcional, la modulación debe ser entre los 0.60m a 0.90m de ancho.
  • Cuanto más repetitiva sea la modulación, más simple y fácil será la construcción y posterior instalación.
  • Los herrajes de las puertas no inciden en el ancho del módulo, pero los rieles o las correderas para los cajones sí van a influir en el ancho del cajón.

Alacenas y bajo mesada

  • Los materiales más comunes son los muebles de melanina, los muebles de cocina de pino y la madera. Su estructura debería ser fabricada en espesores de madera de 15mm y, en el caso de las puertas, siempre se recomienda de 18mm por el tema de las perforaciones que se deben realizar para la instalación de las bisagras.
  • El mueble bajo mesada debe tener una profundidad de 0.60 metro, y la altura generalmente es de entre 0.90m y 0,93m desde el nivel del piso. La base es un zócalo de entre 0.10 y 0.15m del piso para evitar la humedad. Aunque en la elección de la altura del mueble bajo mesada es determinante la estatura del usuario.
  • Las alacenas de cocina deben ir empotradas a la pared y ubicadas a una altura de 1.40m y 1.50m desde el nivel del piso, y así evitar que el módulo superior no resulte un obstáculo al trabajar. Deben tener una profundidad de unos 0.30m. Si lo que se coloca es un microondas, lo recomendable es una profundidad de 0.35m para que tenga espacio y ventilación.

La mesada de cocina

  • La tapa de la mesada debe sobresalir un par de centímetros del mueble.
  • Los materiales:

– Postformados: es un aglomerado de madera que está cubierto de una capa de melamina.

– Pétreos: los más usados son el granito, el cuarzo (un aglomerado que está compuesto de piedras naturales) y el mármol.

– Acero inoxidable: es de gran resistencia y es muy útil para usarla intensamente. La contra es que se raya fácilmente y el agua lo marca.

– Cerámica: es una de las más económicas pero se hace difícil la limpieza en las juntas. Otra desventaja es que no se pueden apoyar elementos muy calientes.

Funcionalidad pura

En los amoblamientos de cocina no podemos escatimar espacios de almacenaje, porque es lo que nos permite que el ambiente no se vea ni atiborrado de cosas ni desordenado.

No hay que quedarse corto a la hora de colocar cajones, alacenas, armarios, etc.

Cuando avances sobre el diseño interior de los muebles de cocina, hay que pensar de forma lógica y colocar los elementos que se usan a menudo siempre a mano. Y, en los rincones difíciles, guardar ahí lo que menos se usa.

Una forma de aprovechar al máximo el espacio es usar las paredes en forma vertical, mediante módulos que lleguen hasta el techo. Así se evita saturar el espacio con demasiados muebles o piezas horizontales.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!