Quién quiere entrenar: cómo son los gimnasios más lujosos de Nueva York

A medida que avanzamos en el transcurso de los días, muchas de las propuestas que firmemente habíamos decidido cumplir este año nuevo ya han sido olvidadas. Un compromiso comúnmente roto es usar el gimnasio más regularmente. Sin embargo, mientras que una persona promedio comienza el año con las mejores intenciones de mantener sus regímenes de fitness, la verdad es que la mayoría ya están desmotivados a mitad de verano.

Pero hay quienes cuentan con un plus para no decaer tan fácilmente. Y es que ir a un gimnasio con impresionantes vistas a la ciudad de Nuev York es sin duda un aliciente extra nada despreciable. A continuación, echamos un vistazo a algunos de los centros de fitness más lujosos de Nueva York cuyos diseños ayudan a los residentes a mantenerse en forma durante todo el año.

Diseñado por los arquitectos de SHoP, el gimnasio “American Copper” (Cobre Americano) se encuentra entre dos torres conectadas por un puente de tres pisos suspendido 100 metros en el aire. El complejo de 48 pisos de lujo de alquiler consta de 761 residencias y una multitud de servicios modernos, tales como una piscina, un hammam de mármol con piscina y un amplio gimnasio de doble altura con una pared de escalada con vistas al horizonte de Nueva York. Las torres ofrecen vistas panorámicas del Río Este, Manhattan, Brooklyn y Queens, mientras que el centro de fitness en sí directamente se enfrenta a la Empire State Building.

“One Manhaattan Square” se ha concebido como un “pueblo vertical” de 815 residencias con más de 9.000 metros cuadrados de servicios, incluyendo un gimnasio de varios niveles con vistas al Río Este. Así como salas de cardio, cuatro estudios de fitness multiusos y clases de danza y yoga, el desarrollo también incluye una cancha de baloncesto de tamaño completo, una cancha de squash y un simulador de golf.

“Austin Nichols House” es un almacén diseñado por Cass Gilbert ubicado en Williamsburg, Brooklyn. El edificio, que está en proceso de ser transformado en un condominio de lujo, ofrece a los residentes un centro de fitness de vanguardia, con equipos de cardio, peso y entrenamiento. El gimnasio ofrece vistas sin obstáculos hacia Manhattan y el East River.

Ubicado dentro de una torre de 280 metros de altura en el 30 de Park Place, este Four Seasson con residencias privadas de Nueva York incluye un gimnasio de lujo con un estudio de yoga en el interior. Máquinas y pesas libres se alinean en el espacio mientras que el estudio de yoga ha sido concebido con todas las comodidades para convertirlo en un retiro tranquilo.

Ventanas de gran tamaño proporcionan una abundancia de luz, mientras que las vistas hacia el norte permiten una amplia gama de perspectivas, desde Tribeca hasta el Uptown, Brooklyn, New Jersey y el río Hudson.

“XOCO 325” es un proyecto situado en el Soho. El esquema cuenta con una impresionante fachada de aluminio fundido sobre una pared de vidrio colgante. El edificio incluye un estudio de fitness de hormigón escultórico, que cuenta con ventanas de cristal de piso a techo, una abundancia de luz natural y una vista formidable al jardín del edificio. Concebido como una tranquila zona privada, la vista desde el gimnasio es algo inesperado para los residentes que viven en uno de los barrios más animados de Manhattan.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!