Lo que debés saber sobre el mundo de la cerveza artesanal

Te contamos cuál es el secreto del fenómeno de la “birra” casera. Lo que debés saber para no quedarte afuera.

No es sólo intuición: diversos estudios científicos dicen que juntarse al menos una vez por semana con los amigos hace bien a la salud. Los beneficios son muchos y podés sumarle uno más: compartí con ellos una buena cerveza artesanal. Es la bebida de moda y una tendencia que llegó para quedarse.

En Argentina, la movida de la cerveza artesanal empezó en Mar del Plata con el clásico Antares, y rápido se fue desparramando a todos los centros urbanos del país. Si te interesa sumarla a tu mesa de tanto en tanto, conocé algunos tips para disfrutar sus bondades:

Qué es la cerveza artesanal

Lo primero que debés saber es qué es la cerveza artesanal. Veamos… La cerveza es el producto de la combinación de cuatro ingredientes: agua, malta, lúpulo y levadura. Las infinitas combinaciones de los mismos arrojan un abanico enorme de opciones. Por ejemplo, tostando más o menos la malta se obtiene una cerveza más clara o más oscura o más cremosa. El lúpulo, un cogollo de fuerte aroma, es lo que le da gran parte de su personalidad, y también la levadura genera productos muy disímiles entre sí. Al agua, por su parte, hay que tratarla para que tenga la acidez correcta. El quinto elemento es el tiempo: el proceso de fermentación es clave.

Para entrar en la movida de la birra casera lo primero que debés saber es justamente eso: se produce de manera artesanal, en un proceso guiado por una búsqueda tan cuidada como sofisticada.

Por dónde empezar

  • Cuando te decidas a probarla, empezá por las rubias, que al ser más suaves son la puerta de entrada para los novatos.
  • Lo más importante es tomarla bien fría. Al tener un gusto más fuerte que la común, es probable que la falta de frío haga que el sabor sea completamente distinto y no te guste. Un buen consejo es colocar la botella en el congelador de forma vertical, para mantener todos los sedimentos, durante un tiempo prolongado. Dejala allí hasta casi al punto de estar congelada.
  • Si la cerveza está en barril, lo importante es, antes de servirla, llenarla bien de hielo, para que esté bien fría a la hora de servirla.
  • Otro aspecto clave para disfrutar de una cerveza artesanal en tu casa es no congelar la copa, ya que al ser más espesa es más probable que se produzca una cantidad excesiva de espuma. El vaso ideal es la copa para vino blanco: bien amplia en su superficie y más estrecha en la parte de arriba, de forma que se liberen los distintos aromas de esta bebida.

Cómo servirla

  • Para servirla, se debe inclinar la copa 45º y tenés que dejar caer despacio el líquido mientras vamos poniendo el vaso nuevamente en su posición natural. De esa manera, evitamos la producción de espuma y, al servirla de una sola tirada, la cerveza será más transparente.
  • La forma para hacer que el gusto se sienta por completo es acompañarla de alguna comida, ya sea una picada o un plato de comida, para que, entre sorbos, nuestro paladar vaya cambiando el gusto y, así, encontremos el sabor real de la nueva bebida de moda.
  • Algo que es importante saber: los celíacos no pueden consumirla por el gluten.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!