Cómo hacer un delicioso y saludable chucrut

El Chucrut (Choucroute o choucrut) es una receta europea que se come en parte de Francia, Alemania, Polonia y Rusia y es uno de los alimentos probióticos más conocidos y usados y se produce a partir de la fermentación del repollo o col blanca.

Al fermentar, las bacterias lácticas (como los lactobacillum o los bifidubacterium) aumentan los microorganismos beneficiosos que mejoran la flora intestinal, reestablecen el pH del intestino delgado, mejoran el proceso digestivo y la absorción de nutrientes.

Los beneficios de incorporar a nuestra dieta alimentos con acción probiótica son muy numerosos ya que su gran aporte en enzimas beneficia al hígado y al páncreas, favorecen el buen estado de la piel y las mucosas, aporta grandes cantidades de vitamina C, lo que favorece la absorción de otras vitaminas y minerales.

Para realizar esta receta se necesita un repollo lo más fresco posible, agua y sal. Es importante no lavar el col, ya que es necesario que las bacterias que habitan en el permanezcan en las hojas y que serán fundamentales en el proceso de la fermentación. Las hojas marchitas o dañadas deben ser retiradas.

Procedimiento:

1 – Cortar la col en cuatro partes y luego la rebanamos en finas tiras, buscando que tengan el grosor de aproximado de una moneda. Reservamos un par de hojas sin cortar.

2 –A continuación ponemos esas tiritas en un recipiente de vidrio o cerámica y echamos la sal. Durante unos 10 minutos debemos “amasar” el repollo con la sal. La cantidad de sal que se agrega depende enteramente del peso de la col, se deben colocar 9 cucharadas de sal por cada 6 kilogramos.

3 – Luego debe dejar reposar aproximadamente una hora, eso con la finalidad de que desprenda sus líquidos. Transcurrida la hora las tiras deben marchitarse un poco, en este momento se debe compactar con el puño directamente en el recipiente, si se siente que se rompen hay que dejarlas marchitar más tiempo. Cuando queden 2 o 3 dedos para llegar a la boca del frasco, ponemos un par de hojas enteras de repollo para que haga de aislante y presionamos nuevamente sobre ellas.

4 – Luego solo resta dejarlo en un sitio seco y protegido de la luz solar por lo menos durante 10 días, pero preferiblemente más tiempo. En 4 semanas estará en su punto ideal. Puede ser consumido y guardado en la heladera por casi 4 meses.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!