Nutritiva, sana y sabrosa: cómo preparar leche de quinoa en casa

Ante las pocas perspectivas de conseguir leche de vaca orgánica o quizás porque hemos descubierto que somos “intolerantes a la lactosa”, debemos encontrar otra formas de alimentarnos correctamente con bebidas sabrosas y nutritivas.

Y sin lugar a ningún tipo dudas, la leche de quinoa es una de ellas.

La quinoa es una semilla que se cultiva, sobretodo, en el altiplano andino de América del Sur desde hace siglos. A partir de esta semilla se pueden obtener una enorme variedad de recetas y derivados de la propia semilla, como por ejemplo la leche de quinoa, un alimento con gran valor nutricional y que puede tomar todo el mundo sin problema, incluso los celíacos, ya que no contiene gluten.

Entre sus propiedades podemos mencionar:

  • Su gran riqueza nutricional ya que contiene proteínas, ácidos grasos esenciales, fibra, vitaminas (C, E y del grupo B) y minerales (hierro, calcio y fósforo).
  • También aporta aminoácidos: triptófano, metionina, cisteína, lisina y cistina.
  • Además hay que destacar que es una leche de fácil digestión, ya que no tiene lactosa ni gluten.
  • Ayuda a reducir el estreñimiento, así como a prevenirlo.
  • Ayuda a reducir el “colesterol malo” y aumentar el “colesterol bueno” gracias a los ácidos grasos omega 3 y omega 6.
  • Por su alto contenido en fibra es un alimento ideal para eliminar residuos y toxinas.

Te contamos a continuación como hacer para preparar la leche de quinoa y disfrutar de todos sus aportes y beneficios de un modo diferente:

Ingredientes 

  • Una taza de quinoa (preferiblemente orgánica).
  • Tres tazas de agua.
  • Si se desea se puede incorporar a gusto algún endulzante natural (miel) o algún saborizante (esencia de vainilla)

Procedimiento.

  1. Poner la quinoa en un recipiente y llenarlo de agua de modo que supere la altura a la que ha llegado la quino. Mantener este recipiente con agua durante 8 horas. Controlar cada tanto que se mantenga el recipiente con agua.
  2. Luego de transcurrido ese tiempo, debemos escurrir la quinoa y colocarla en una licuadora junto con 750 cl de agua (tres tazas).
  3. Procesar hasta que notemos que la mezcla va tomando el color y la apariencia de la leche de vaca.
  4. Colar la preparación reiteradas veces (al menos en tres oportunidades) y ya está. Lista para el consumo.

De esta manera tendremos aproximadamente medio litro de leche de quinoa. Para preparar mayor cantidad solo debemos aumentar la cantidad de cada ingrediente cuidando mantener las proporciones.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!