Panettone Genovés: la receta ideal para sorprender y homenajear a tu familia

Es una delicia italiana que hace furor en estos días. El panettone genovés (conocido también como “pandolce”), es el postre clásico de la mesa navideña y suele servirse acompañado de un vino dulce.

Es un pan esponjoso de bizcocho relleno con pasas y frutas secas que nació en Italia y se ha desparramado a puro mérito por todo el mundo.

La receta del Panettone Genovés

  • Ingredientes para 4 porciones
  • Tiempo de preparación: 1h 30′ (30 minutos de preparación + 1 hora de cocción)

Ingredientes

– Harina 170 g
– Azúcar 65 g
– Manteca 80 g
– Pasas de uva 50 g
– Nueces 20 g
– Huevo 1
– Avellanas 20 g
– Frutas abrillantadas 20 g
– Polvo pare hornear 5 g
– Sal a gusto

Paso a paso

  • Hacer una crema con el azúcar y la manteca a temperatura ambiente. Incorporar el huevo y luego la harina tamizada junto con el polvo para hornear y una pizca de sal.
  • Agregar las nueces, las frutas abrillantadas picadas, las avellanas en trocitos y las pasas de uva (previamente remojadas en agua durante 15 minutos y luego estrujadas) y mezclar sin amasar mucho.
  • Hacer un bollo con la masa , aplastarlo ligeramente y colocarlo en una bandeja para horno cubierta con papel manteca/encerado.
  • Llevar al horno a 170°C durante 50-60 minutos.

Un poco de historia: el padre de todos los panettones es el milanés

El panettone genovés, de clásica forma baja y con piñones y avellanas además de frutas abrillantadas y pasas de uva, no es otra cosa que una variante del clásico panettone milanés, alto y de forma de cúpula, el típico dulce italiano de Navidad que no puede faltar en ninguna mesa.

Las leyendas que han surgido en torno al origen de este famoso dulce son tan numerosas como controvertidas. Sin embargo, solo dos son realmente creíbles. Según reza la “historia”, el panettone fue creado por Messer Ughetto degli Atellani, un halconero que vivía en Milán, en el distrito de Grazie. Habiéndose enamorado de Algisa, la bella hija de un panadero, fue a trabajar en su panadería como aprendiz. Para impresionar a la muchacha y a su futuro suegro, inventó u pan dulce que al intante empezó a venderse como un pan caliente. De más está decir que conquistó a todos, incluso a Algisa.

La segunda leyenda atribuye la invención del panettone a Toni, un ayudante de cocina que trabajaba para el cocinero de Ludovico il Moro. Para evitar que su jefe pasara vergüenza, porque el postre que había preparado para un suntuoso banquete de Navidad se había quemado casi por completo, sugirió llevar a la mesa el pan que él había preparado con lo que quedaba en la despensa. El duque y sus invitados, por no decir más, se entusiasmaron mucho con este delicioso pan. Cuando preguntaron cómo se llamaba, el cocinero respondió: “Le ‘l pan del Toni”, es el pan de Toni, Más precisamente, panettone.

¿Más delicias italianas?

Delicias italianas: cómo hacer en casa un risotto de hongos de alta cocina

Delicias italianas: orecchiette con tomates y ricota, la receta de Juliana López May

Juliana López May: “En Italia es imposible comer mas”

Delicias italianas: Pizza de papa

Vitel toné: historia y receta de un clásico navideño

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!