Pasta Frola: un clásico siempre vigente para cualquier momento del día

La pasta frola es una de las tortas más tradicionales de la gastronomía de Argentina, Uruguay y Paraguay, aunque está ganando adeptos por todo el mundo.

Se trata de una especie de tarta o pastel, formada por una masa recubierta de un relleno, que puede ser desde el clásico dulce de membrillo utilizado en Argentina, hasta el dulce de batata, más empleado en Uruguay, pasando por cualquier tipo de mermelada, que luego es adornado con tiras de la misma masa.

pasta_frola_1_opt

Imperdible para la merienda acompañada de unos mates , un té o un café.

Ingredientes:

-200 gramos de azúcar
– 400 gramos de harina
– 200 gramos de manteca
– 800 gramos de dulce de membrillo
– Un par de huevos grandes
– Un sobre de levadura
– Esencia de vainilla o ralladura de un limón
– Medio vaso de agua

Preparación:

Empecemos con la masa: primero se debe batir la manteca con el azúcar hasta formar una crema (unos 4 minutos con batidora eléctrica). Luego se debe agregar el huevo, la yema y la esencia de vainilla (que puede reemplazarse por ralladura de limón o naranja).

Continuar batiendo hasta obtener una crema homogénea. Incorporar la harina leudante con la sal. En este momento hay que dejar la batidora eléctrica y reemplazarla por una espátula de goma o cuchara de madera. Sin trabajar demasiado la masa (para que no quede muy chicle) deben incorporarse con movimientos suaves los ingredientes secos que agregamos.

Una vez que la masa está bien integrada, se envuelve con papel film y se lleva a la heladera por media hora aproximadamente. Este paso es muy importante, porque si la masa no tiene suficiente frío y descanso, no vamos a poder estirarla correctamente.

pasta_frola_2_opt

Mientras se enfría la masa se puede ir preparando el dulce de membrillo. Se debe echar el membrillo en un recipiente de tamaño adecuado, agregar medio vaso de agua y si se lo desea (no es común) un chorrito de coñac o vino dulce, y a fuego no muy fuerte ir removiendo hasta que se ablande el membrillo y se forme una crema espesa y sin grumos, con una textura similar a una mermelada. La consistencia en este caso también es importante ya que esta crema es la que se usará para rellenar posteriormente la pasta frola.

Una vez que la masa se enfrió, retirarla de la heladera y romperla un poco con las manos para volver a unirla. Es conveniente separarla en dos porciones: 2/3 de masa para forrar la base y el tercio restante para hacer las tiras que recubrirán la preparación.

Llega el momento ahora de enharinar un poco la mesada y estirar con un palo de amasar la masa mayor reservada para la base hasta que quede de unos 3 mm de espesor aproximadamente. A continuación debe colocarse en la masa en el molde enmantecado para lo cual es conveniente enrollarla previamente en el palo de amasar y luego ir desestirandola sobre el molde.

Colocar una capa del dulce de membrillo ablandado sobre la masa cruda. Y luego tomar pedacitos del tercio de masa restante y hacer rollitos finos y largos y acomodarlos sobre la masa formando un enrejado. Pincelar las tiras con un huevo batido para que queden doraditas. Cocinar en horno medio por 40 minutos aproximadamente. Y listo!

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!