Inspiración Extrema: cómo convertir una idea en un negocio

“¿Cómo lo habrá hecho?”, nos preguntamos cuando sabemos de alguien que logró éxito en alguna empresa o emprendimiento. Justamente, en “cómo hacerlo” se especializa Diego Pasjalidis, ingeniero industrial con gran trayectoria como asesor en estrategias e innovación y que acaba de publicar “Inspiración extrema” (editorial Conecta).InspiracionExtrema

En su primer libro, Pasjalidis presenta su método de la Cruz Inspirativa para que profesionales, empresarios y emprendedores puedan desarrollar negocios rentables. Para graficar mejor el modelo, el autor comparte la estrategia que diseñó para que dos jóvenes magos que trabajaban en la calle, Marcos y Julián, se convirtiesen en grandes empresarios con proyección internacional que ahora llevan sus shows por el mundo.

En esta entrevista con Buena Vibra, Pasjalidis ofrece detalles de su método y algunos consejos para convertir una idea en un negocio.

¿Cuáles son los primeros pasos que hay que dar cuando sentimos que tenemos una buena idea?

Una buena idea es, al principio, hacer una promesa. Primero hay que analizar los recursos y capacidades que necesitamos para convertirla en una realidad, un emprendimiento o negocio. Gran parte de las ideas fracasan en las primeras etapas de desarrollo debido a que tendemos a enamorarnos de ellas y nos olvidamos de todo lo que requiere para hacerla viable y sostenible. Tal es la importancia del proceso emprendedor que rodea a las ideas, que podemos hacer grandes negocios a partir de ideas corrientes, o podemos hacer malos negocios a partir de ideas brillantes. El “cómo” lo hacemos es tan o más importante que el “qué” hacemos.

¿Cómo reconocer que una idea puede llegar a ser un buen proyecto?

Una primera pregunta que podríamos hacernos es ¿cuál es la necesidad o interés que satisface mi idea al potencial cliente? Esto, no solo nos permite evaluar el motivo por el cual nuestra idea podría convertirse en un buen proyecto de negocios, sino que también nos posibilita relevar en el mercado cuales son los competidores directos e indirectos que hoy satisfacen esa necesidad o interés. De esta manera, podremos saber cuan valiosa es nuestra propuesta para el cliente, cuan diferente es respecto a las otras alternativas que existen y, de ser diferentes, cuán difícil es que nos copien o imiten. Cuanto más valor diferencial agregue, y cuanto más difícil de imitar sea, mayor fortaleza tiene una idea.

¿Cómo manejar el factor “miedo” ante los cambios?

Debemos reconocer que existe, ya que el miedo es subjetivo y no todos tememos a lo mismo. Luego, debemos comprender cuáles son los factores que lo nutren, como la probabilidad de que un hecho ocurra, el impacto que este tendrá, y el reconocimiento de los recursos y capacidades que tenemos para enfrentarlo. El miedo es el producto de estos tres elementos, por lo que si anulamos o reducimos uno de estos factores, el miedo desaparece. Algunas preguntas que ayudan a “desarmar” los miedos son ¿Qué es lo peor que me podría pasar? ¿Con quién podría asociarme para superarlos? ¿Cuál es la probabilidad de que algo malo suceda? ¿Cuál es la probabilidad de que algo bueno ocurra?

Inspiración Extrema

¿Cómo salir de la zona de confort?

Están quienes eligen salir de la zona de confort, y están aquellos que son empujados a irse de allí por el entorno laboral o familiar. Cada persona tiene su proceso, tiempos, anhelos y miedos que condicionan la forma en la que lo hacen. Algunos salen de repente, hastiados por los resultados de hacer más de lo mismo y obtener los mismos resultados; mientras que otros planifican su salida “tanteando el terreno” de forma directa o a partir de experiencias de terceros para ganar confianza. Es como meterse al mar, cada uno elige cómo. Lo importante es tomar la decisión de cambio (eso ya es muy importante), y luego hacerlo con confianza y sin temor, y para ello es bueno contar con consejos, recetas o modelos que ayuden a esa transición.

¿Qué tiene que tener un verdadero emprendedor? ¿Emprendedor se nace o se hace?

El verdadero emprendedor tiene que tener pasión por hacer. Tener ideas habla de una persona creativa pero no necesariamente emprendedora. El emprendedor es el que hace que las cosas pasen, transformando la idea en un proyecto y luego en un negocio. Pero, en realidad, el emprendedor no existe como tal. Y el error de muchos de los que publicamos artículos en la materia se debe a que utilizamos el concepto de “emprendedor” como sustantivo, siendo en realidad un adjetivo, es una cualidad de una persona. En estos términos, la cualidad emprendedora puede venir innata en la personalidad de algunos, adquirida por experiencias familiares en otros casos, o aprendida a partir del estudio, lectura o de pruebas y errores en otros tantos. Todos tenemos el “espíritu emprendedor”, el tema es la forma en la que lo activamos, o se activa.

el error de muchos es que utilizamos el concepto de “emprendedor” como sustantivo, siendo en realidad un adjetivo, es una cualidad de una persona

¿En qué se basa tu método que logró que Marcos y Julián se convirtiesen en empresarios exitosos?

Inspiración Extrema es un curso de estrategias e innovación en formato de libro. El modelo reúne conocimientos y experiencias profesionales que he adquirido en mi carrera profesional, como ejecutivo, asesor y docente de miles de emprendedores, profesionales y empresarios. Es un modelo paso a paso para que el lector adquiera conocimientos, los refuerce con ejemplos reales, y los aplique a su caso a partir de los ejercicios que compartimos en cada capítulo. Es un compendio de las mejores experiencias resumidas de forma simple, práctica y con una guía paso a paso. Así como dos magos callejeros se convirtieron en Asombro Extremo, una empresa multipremiada a nivel mundial, otros emprendedores pueden alcanzar sus metas desarrollando la estrategia más adecuada.

¿Qué es exactamente la “Cruz Inspirativa”?

Es una herramienta muy simple y a la vez muy potente para diagnosticar cualquier negocio, emprendimiento e idea y, a partir de allí, concluir la estrategia más adecuada para cada caso. Así como no a todos nos gusta o nos conviene lo mismo, la Cruz Inspirativa nos orienta a elegir la mejor forma de desarrollar nuestras ideas, proyectos y negocios, y luego generar las mejores actividades para potenciarlas a través de la innovación. Así como un medicamento cura a una persona y puede intoxicar a otra, no podemos “copiar y pegar” ideas o estrategias de otros negocios sin saber cuál es la situación del nuestro.

¿En qué área de los negocios ves buenas oportunidades en la actualidad? ¿Cuáles son los oficios o las ideas con más chances de desarrollarse en el país?

En cualquier negocio existen oportunidades, siempre y cuando las sepamos detectar y sepamos crear una propuesta diferente, y adaptarnos a los cambios del entorno (no es lo mismo desarrollar emprendimientos en una economía estable que en una inestable, con un dólar “caro” o “barato”). Si bien existen tendencias macro que debemos conocer, por ejemplo la búsqueda del diseño y la experiencia, el cuidado ambiental, la vida saludable, el fomento de prácticas asociadas a la espiritualidad, el deseo de estar más conectados, podemos aplicar estas en mayor o menor medida a todo lo que hacemos. Por ejemplo, una persona que tenga un taller mecánico puede terminar de reparar el auto, y luego limpiarlo, perfumarlo y regalarle al propietario un llavero con un “mandala” o con otro símbolo para la buena suerte. Ese pequeño detalle hace una gran diferencia en un mercado en donde naturalmente no se ve este tipo de atención. Adicionalmente, y ya que la suerte de muchos negocios está asociada a definiciones del Gobierno, creo que Argentina debería explorar (como política) el desarrollo organizado y estratégico de sectores como Turismo, Diseño y Educación en donde existe un gran potencial y diferencial para conquistar el mercado mundial con los recursos y capacidades que tenemos, además de apalancar el resto de las economías regionales y fomentar el desarrollo emprendedor.

¿Qué otros proyectos estás ayudando a que se encaminen para convertirse en buenos negocios?

El modelo de Inspiración Extrema lo estoy aplicando en laboratorios internacionales, empresas de energía, consultoras de recursos humanos, abogados, médicos, restaurantes y pequeños emprendedores textiles. Incluso he aplicado varias de estas herramientas a trabajadores de cooperativas del cartón (mal llamados “cartoneros”) y hasta en verdulerías. En estos momentos estoy adaptando el contenido a un taller para desarrollar con personas desempleadas, de forma de mejorar su negocio (ellos mismos) y poder conseguir trabajo o para ayudarlos a desarrollar un modelo emprendedor.

Más sobre Diego Pasjalidis.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!