Lagom, el novedoso estilo de vida escandinavo para ser feliz

 

Los datos de los informes que elaboran organismos e instituciones internacionales, sin ir más lejos la propia ONU es uno de ellos, indican que los países nórdicos siempre están a la cabeza de la lista de los lugares donde la gente vive más feliz. Dinamarca, Suecia, Finlandia y Noruega se reparten los puestos de privilegios en esos rankings de bienestar.

Y el resto de los mortales, ansiando conocer la fuente de la eterna felicidad de la que beben los escandinavos, tratamos de espiar dentro de sus vidas y sus costumbres para descubrir porque es que son los más felices.

Siempre aparece, detrás de todo el ruido que provoca lo referente a sus prósperas economías y sus políticas ordenadas, una serie de datos que van más allá de las luces de neón de las carteleras de la felicidad y descubrimos algunos secretos de sus modos y costumbres que queremos copiar para ver si accedemos a ese “Warhala”.

Justamente el Lagom es el nuevo estilo de vida que ha viajado desde Suecia al mundo para quedarse, y según los expertos podría ser la clave para alcanzar la felicidad.

Lagom es un término exclusivamente sueco que no tiene un equivalente en otros idiomas. No sólo no puede traducirse perfectamente sino que además es un manera muy sueca de entender la vida. La tradición popular dice que esta palabra se remonta a los tiempos vikingos. Lagom es “lo suficiente”, “ni demasiado ni muy poco”, “así está bien”, “con esto basta”, “la medida justa”.

Lagom no tiene la connotación negativa que podríamos darle a “suficiente” cuando llegamos al hartazgo de algo ni tampoco por el contario afirma la perfección.

Este “suficiente” tiene más que ver con “una felicidad humilde y sencilla”, y es el principio fundamental de este estilo de vida que trascendió las fronteras y tiene cada vez más adeptos.

Funciona en muchos contextos diferentes, por lo que es tan interesante y especial.  Un ¿Cómo estás?” Se puede responder con lagom. “¿Cómo está el clima?” “Lagom.  Este término no sólo tiene muchas aplicaciones, sino que representa los ideales culturales y sociales suecos de igualdad y equidad.

A diferencia de Hygge, el estilo de vida danés que fue tan popular durante el 2106, que promueve disfrutar de las pequeñas cosas de la vida y apuesta por el “todo por la comodidad”, Lagom propone ser moderados y frugales.

Pero esto de ser moderados y vivir con la ‘medida justa’ puede resultar realmente difícil. Para alcanzar un estado de felicidad en la moderación, los expertos sugieren adoptar reglas cotidianas como: aprender a vivir con lo básico, adoptar conductas sostenibles y lograr el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

El Lagom dicta que debemos ser felices con lo que tenemos. Ojo que no se trata de ser mediocre y conformarnos con todo, sino de aprender a disfrutar la vida tal cual se nos presenta. Ese es el secreto, al menos eso dicta esta filosofía.

Los primeros que han adoptado la nueva tendencia son los directivos de Ikea. Su Lagom Live Project es, además de una línea sostenible de muebles, una comunidad donde la gente puede compartir sus pequeños y diarios gestos lagom (desde cerrar el grifo mientras te lavas los dientes a cultivar tus propias hierbas aromáticas en casa).

Así que para vivir lagom debemos ser precavidos y modestos. Tal vez la clave para vivir una vida más lagom se encuentra en lagom en sí: la moderación. Y tal vez Irlanda también tenga algo que enseñar a los suecos después de todo. Porque como dijo Oscar Wilde: “Todo con moderación. Especialmente la moderación”.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!