Karma Yoga: qué es y para quiénes está recomendado

Nuestro amigo instructor de yoga Mariano Lencina, con quien hemos dialogado ya en una reconfortante entrevista (enlace a la entrevista aquí), nos da una serie de pistas para conocer cuáles son las distintas variantes de yoga y cuándo y por qué deberíamos o podríamos recurrir a cada una de ellas.

Las sendas del Yoga

Mariano nos dice que todas las  sendas del Yoga nos llevan a un estado de salud física, paz mental y armonía espiritual, por recorridos diferentes aunque complementarios.

 

karma yoga 5

Entre las sendas mas conocidas, especialmente entre los occidentales, está el Hatha Yoga, que podemos traducir como yoga físico. A través de las asanas (posturas), bandas ( llaves energéticas), pranayamas (ejercicios respiratorios) , mudras (gestos), shatkarmas ( purificación interna del cuerpo) o de los ejercicios de relajación, el hata yoga nos conduce a un estado de equilibrio físico y armonía. Nos permite controlar el cuerpo, movilizar nuestras energíasy absorber el prana. En ese estado la meditación surge como una consecuencia natural.

Las demás sendas o formas principales corresponden a los aspectos predominantes de la personalidad humana, y  todas aparecen explicadas en el Bhagavad-Gita.

karma yoga 1

 

Hoy, Mariano Lencina nos cuenta qué es el KARMA YOGA: Yoga de la acción consciente

El término Karma significa acción. La ley del karma es la ley de causa y efecto, acción y reacción. El Karma Yoga es el yoga de la acción lúcida, una actitud ante la vida que se caracteriza por el espíritu de servicio, de entrega y el des-apego. En esta senda, las acciones cotidianas se convierten en el medio para lograr sosiego, armonía, bienestar, un estado de gracia y conexión. Nos enseña a actuar sin implicarnos en la acción ni obsesionarnos por los resultados. También nos muestra como conducirnos sin estar bajo el dominio de nuestro ego ni intentar manipular a los demás.

Para practicarlo es importante trabajar la estabilidad, la imparcialidad, la capacidad de mantenernos firmes, estables en nuestro centro a pesar de los vaivenes de la vida. Es así como aprendemos a controlar nuestras reacciones viscerales( rabia, odio, celos, deseos de venganza), a no actuar a partir de ellas, generando así más malestar, a convertirnos en nuestros propios observadores y dejar de ser esclavizados por el ego. En lugar de ello, comenzamos a dar lo mejor de nosotros mismos, a entregarnos por completo en cada acción. Abrimos el corazón y empezamos a fluir con la vida.

 

Como llevarlo a la práctica

Haz lo que puedas. Cualquier cosa que hagas, intenta hacerla lo mejor que sepas. Si se te ocurre una forma mejor, aplícala.

Actúa por un deseo genuino de bondad y de excelencia. Implícate en la acción, pero desapégate de los resultados. No utilices las circunstancias como medio para conseguir un fin; menos aún si es a costa de los demás.

Recuerda que cada trabajo y circunstancia es una oportunidad para avanzar, para aprender algo. Nos permite desarrollar nuestras cualidades, aprender cosas sobre nosotros mismos, dar algo a los demás.

karma yoga 2_opt

Olvida el pasado y el futuro. Cuando se te pide dar lo mejor de ti, se trata de hacerlo en el único instante que existe: AHORA.

Trata a los demás como te gustaría que te traten. Recuerda que cada ser humano es único pero todos compartimos nuestras emociones y sentimientos humanos. Cuando interactúes hazlo desde el amor.

Piensa que la acción no implica agitación y movimiento constante. Podemos actuar desde el sosiego.

Cultiva el desapego y la serenidad. Sin dejarte llevar por halagos o insultos, por la vanidad o el orgullo.

Para quién: Para personas o períodos de la vida en los que predomina la vitalidad, la necesidad de actuar y expresarnos, para aquellos de naturaleza extrovertida.

karma yoga 3

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!