“Cómo como”: secretos para cocinar y alimentarse mejor sin llenarse de restricciones

¿Venís del mundo de las letras y te sumergiste en otros mundos? ¿Cómo llegaste al tema de la cocina y por qué?

La cocina vino de la mano de una necesidad: la de comer mejor, en todos los sentidos. Porque cocinando en casa es posible comer más rico, más saludable y gastando menos dinero. En busca de reencontrarme con mi propia forma de comer, que es algo muy deseable para cualquiera, el mejor camino es la cocina. De todas maneras, la comida y la cocina siempre estuvieron muy presentes en mi familia, eso es todo un factor. Otro factor es un paso de algunos años por la macrobiótica, por razones de salud, que me dieron muchas herramientas y un gran aprendizaje acerca de ingredientes y técnicas más naturales.

¿Por qué decís que es un manual de autoayuda para comer más saludable? ¿Qué proponés?

Eso de “manual de autoayuda” es un poco en broma y un poco en serio. “Un poco en broma” porque me río de esa necesidad que tenemos todos de encontrar manuales, guías, dogmas a la hora de orientarnos un poco en el maremótum de dietas, prohibiciones y reglas alimentarias. Y “un poco en serio” porque creo que lo mejor que uno puede hacer es auto-ayudarse, tomar las riendas de su propia alimentación y empezar a ejercer el criterio propio ante todas las elecciones que se nos presentan.

En el libro aparecés cocinando con tu hija. ¿Por qué?

Antes de escribir este libro yo ya tenía mi blog de recetas hace muchos años, kiakothecook.com.ar. Aunque no tenía hijos aún, muchísima gente me escribía agradeciendo las propuestas porque resultaban muy atractivas para los chicos, y varios etiquetados “el nene no me come” se fascinaban con algunos platos. Entonces empecé a darme cuenta de que mi cocina es muy familiar, aunque yo no la planeara así. Es para cocinar con lo que hay en casa y lo que le guste más a cada uno, y muy amigable en sus sabores.

Por otro lado, el libro fue creado durante el primer año y medio de mi hija Julia, y está atravesado por esa primera etapa de maternidad. Muchas recetas son las primeras que hice para ella… Y, otras, las que me acompañaron en el puerperio.

“No soy vegana ni vegetariana. Creo en una alimentación variada, sin prohibiciones, donde predominen alimentos nobles como cereales, legumbres, frutas y verduras, pero también hay algo de lácteos, huevos y carnes. Lo único que no uso es harina blanca ni azúcar blanco”

El libro propone cierta flexibilidad y adaptación de las recetas a la manera en que uno desea alimentarse, en un momento en que hay mucha “militancia” en las tribus alimentarias. ¿Cuál es tu propuesta en ese sentido?

Parte fundamental de “Cómo como” es que cada quien se apropie de los platos y los ingredientes, y desde siempre mi propuesta fue que fueran, más que recetas, un puñado de coordenadas que cada quien pudiera usar para guiarse y entender mejor cómo arreglárselas solo. Pienso que la alimentación es algo tan primario, tan esencial, que lo mejor que podemos hacer es recuperar una relación directa con ella, sin mandatos externos, sino desde una relación propia y consciente. Eso significa descubrir criterios, escuchar al propio cuerpo, y apropiarse de la cocina en lugar de dejar que nos impongan las comidas las publicidades, las góndolas o los dietistas.

¿Las recetas ayudan a comer más sano o a hacer dieta? ¿A quiénes está orientado el libro?

No me gustan las prohibiciones en la cocina, mi libro abarca todo tipo de ingredientes, todos los grupos alimentarios, casi siempre dando la posibilidad de elegir poner huevos o no, lácteos o no, harinas o no, en cada caso. Cada receta está llena de opciones y alternativas justamente por eso. No uso ni harina blanca ni azúcar blanca, porque con las versiones integrales logro excelentes resultados y ya sabemos los efectos indeseables que tienen las refinadas. Sin embargo, no hago dietas ni invito a hacerlas, ya pasé por eso de adolescente y no me resultó bueno para el cuerpo ni para la mente. Me parece mejor buscar un balance, y también ser compasivo con uno mismo. Cuando a mi hija se la lleva su abuela a pasear come medialunas, con toda libertad, y le encantan. Cuando vuelve a casa no las pide, en cambio sabe que va a encontrar palta, pasas de uva, galletitas de avena, todas cosas que también le encantan y me pide con ganas. A ese perfil está orientado el libro: hay mucha gente que quiere comer mejor sin llenarse de restricciones, personas que quieren empezar a cocinar y no saben por dónde arrancar, y que quieren disfrutar el proceso, compartirlo con los suyos, todo lo contrario a ponerse a dieta.

la mayoría de las recetas son adaptables para volverlas sin gluten, sin lácteos, sin huevos, porque pienso que una receta debería ser algo para apropiarse según la conciencia de las propias necesidades y preferencias

¿Dónde se compra?

El libro está editado por Sudamericana, se consigue en librerías de todo el país. También está en Amazon.com y Tematika.com, donde es fácil de encargar o también pedir en versión E-book.

Aquí, algunas de sus recetas más populares.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo