¿Cuál es la diferencia entre los huevos blancos y los marrones?

Todos los sabemos. Hay huevos de gallina con cáscara blanca y otros de color más bien marrón. Mucho se ha dicho sobre ello, pero gracias al blog especializado The Kitchn podemos despejar qué hay de cierto sobre supuestas diferencias nutricionales y otras yerbas.

Lo primero que hay que saber es que el color de la cáscara del huevo se debe principalmente a la raza de la gallina de la que procede y no a otra cosa. Por lo general, las gallinas blancas ponen huevos blancos y las marrones ponen huevos marrones, así de fácil. De hecho, la variedad es mayor: también existen algunas que ofrecen huevos azules o moteados.

A través del color de la cáscara obtenemos pistas sobre el origen de la gallina

Un mito habitual es que los huevos marrones tienen la cáscara mucho más dura y resistente. No es cierto: esto tiene que ver más bien con la edad de la gallina que haya puesto el huevo. Las jóvenes consiguen huevos con la cáscara más fuerte, mientras que los de gallinas más maduritas tienden a tener huevos con una capa bastante más frágil.

Pero un tema clave tiene que ver con la pregunta del millón: si los huevos marrones son más sanos y nutritivos que los blancos, o viceversa. La respuesta, según The Kitchn, es un rotundo “no”. Por supuesto que hay huevos de mejor y peor calidad, más y menos sabrosos, pero eso nada tiene que ver con la cáscara. Las propiedades nutricionales están relacionadas con la alimentación del animal.

¿Por qué los huevos marrones son habitualmente más caros? No es porque sean mejores ni más saludables. Es porque las gallinas que ponen huevos marrones suelen ser de una raza de mayor tamaño y comen más: es más cara su manutención.

la calidad del alimento que consuma el pollo es el factor más decisivo en la calidad del huevo

De lo que no cabe ninguna duda es de que los huevos de gallina son nutritivos, sabrosos, importantísimos en nuestra dieta y, además, muy versátiles en la cocina.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo