Salud y sabor: secretos y beneficios de las especias

Las especias son ingredientes de origen vegetal que se caracterizan por sus propiedades aromáticas. Tienen una larga tradición en la cocina, y muchas de ellas están fuertemente integradas a la cultura culinaria de cada pueblo y país.

Estos condimentos funcionan como exaltadores del sabor de las comidas, llevando cada plato a niveles óptimos. Además de su aporte de sabor, color y aroma, las propiedades de las especias van más allá de sus características culinarias. Estos condimentos son fuentes concentradas de nutrientes. Algunos tienen, incluso, más antioxidantes que muchas frutas y verduras.

Sumadas a las hierbas aromáticas, las especias son la mejor combinación perfecta para muchos alimentos, desde sopas, ensaladas y carnes, hasta los panes, pescados y dulces.

Poca cantidad, enorme beneficio

Las especias no suman calorías, por lo tanto son ideales para cuidar el peso. Así, por ejemplo, especias como el chile o la mostaza son un aliado perfecto para ayudar a adelgazar sin perder sabor en las comidas. Además, tienen la capacidad de aumentar el efecto térmico de los alimentos en las horas siguientes a su ingestión.

Determinadas hierbas y especias, como el azafrán, la pimienta, el curry, son buenas para controlar los niveles de tensión arterial. Las hierbas y especias pueden sustituir a la sal (reduciendo el aporte de sodio) y son un complemento perfecto para evitar la retención de líquidos en el cuerpo. Al reducir los niveles de tensión arterial, también disminuyen los riesgos de padecer problemas cardiovasculares.

Especias

Hierbas aromáticas y especias

  • Albahaca: Se puede añadir a ensaladas, pasta y guisos. Es buena para aliviar los dolores reumáticos.
  • Orégano: Se puede añadir a ensaladas (combina muy bien con el tomate), salsas, caldos y pizzas. Es un buen expectorante.
  • Tomillo: De efecto expectorante y antiséptico, combina con una gran variedad de alimentos (arroz, carne, pescado, caldos…).
  • Pimentón: Ayuda a reducir el colesterol gracias a su contenido en capsaicina, un antioxidante. Ideal para añadir a las patatas o para las recetas de pulpo.
  • Comino: Mejora la digestión. Es ideal para los platos de carne, pescado, ensaladas o legumbres.
  • Azafrán: Previene la aterosclerosis, gracias a su contenido en crocetina, el pigmento que le aporta su característico color. Combina con arroz, pasta, guisos… realzando su sabor.
  • Estragón: Evita la hinchazón y la acidez estomacal. Se puede añadir a las recetas de pollo o de huevos, y también en la elaboración de salsas.
  • Laurel: De los más utilizados, el laurel. Es bueno para prevenir los problemas de gases y las digestiones difíciles.
  • Guindilla: De efecto termogénico. Dale un toque picante a tus platos, aunque siempre con moderación. Tanto el pimentón, como la guindilla o el chile no se aconsejan tomar en caso de problemas de úlcera o de hemorroides.

Su conservación es claveEspecias

Un dato clave para tener en cuenta es que, para que mantengan todas sus propiedades, hay que prestar atención a la conservación de las hierbas y especias. Así, en el caso de las hierbas, lo mejor es envolverlas en un papel ligeramente húmedo, meterlas en una bolsa y guardarlas en la nevera. En el caso de las especias, las podemos colocar en recipientes de vidrio, perfectamente tapados y colocados en un lugar seco y fresco.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!