Qué hacer si un niño pequeño se está asfixiando con un objeto pequeño

Seguí las indicaciones de este video si lamentablemente te encontrás con la situación de tener que salvar la vida de un bebé. Esto puede suceder y lo mejor es estar preparados.

Los bebés pueden ahogarse con alimentos o juguetes, caer en el agua de la bañera o de una piscina, o asfixiarse con cordones de, por ejemplo, prendas de vestir, bolsos y cortinas.

El peligro de que un niño pequeño se asfixie al tragarse un objeto pequeño es muy alto. La asfixia no llega solo por riesgo de obstrucción de la tráquea al ingerir algo y deglutirlo mal, sino también, porque se lleven algo a la boca que les impida respirar correctamente.

Nunca está de más contar con información como la que ofrece este vídeo, sobre todo si tenemos niños pequeños o bebés en casa.

En primer lugar pondremos al bebé sobre nuestras rodillas boca abajo, y con la palma abierta daremos 5 golpes sobre su espalda.

Si no funcionara, voltear al bebé y ponerlo boca arriba. Entonces con dos dedos tal y como muestra la imagen, presionaremos otras cinco veces por debajo del cuello.


Lo normal es que surta efecto y nuestro bebé cambie de un color azulado al normal rosado. Los accidentes así pueden suceder en cualquier momento, pero la mejor opción es siempre estar alerta.

Si estás sola con tu bebé, asistilo durante dos minutos, y luego llamá al número local de emergencias.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo