Cómo y por qué eliminar las verrugas del cuerpo

Las verrugas son formaciones que afectan la piel. Son causadas por la infección con el virus del papiloma humano o HPV. Por la experiencia en el consultorio, generalmente son de forma globular y pueden afectar distintas zonas del cuerpo. La mayoría son elevadas y tienen una superficie áspera (aunque algunas tienen superficies planas). Pueden ser redondas u ovaladas, de color más claro o más oscuro que el resto de la piel. En raras ocasiones son negras.

Las verrugas vulgares son las que aparecen frecuentemente en las manos, mientras que las plantares se ubican en la planta de los pies, o en los dedos. Las verrugas planas suelen aparecer en áreas de afeitado frecuente o en la cara. También existen verrugas genitales, que son de transmisión sexual.

En los niños por lo general desaparecen en forma espontánea, esto explica los méritos que se han atribuido en forma errónea a curanderos o a medicinas alternativas. En los adultos tienden a permanecer y hay que tratarlas.

Se sugiere eliminarlas en casi todos los casos: si son antiestéticas, molestan o duelen, o si tienden a crecer o multiplicarse. Además, por su propio sistema de irrigación sanguínea, cuando se lesionan causan sangrado y, como compromete terminales nerviosas, la manipulación puede ocasionar dolor.

Los tratamientos varían de acuerdo a distintos factores: tipo de verruga, tamaño, localización y edad del paciente. Los procedimientos incluyen remoción química, criocirugía, láser o extirpación quirúrgica

Pueden indicarse diferentes combinaciones de ácidos (salicílico, láctico, retinoico) para aplicar en el hogar. Esto consiste en colocar en cada verruga, una o dos veces al día, las lociones y concurrir cada 15 días al consultorio dermatológico para que elimine las células muertas. Es un método simple pero requiere aproximadamente de 30 días de tratamiento y mucha constancia.

Si las verrugas no están ubicadas alrededor de las uñas (es decir, si están en palmas y plantas) pueden eliminarse fácilmente mediante un shaving. Se efectúa en una sola sesión con un microbisturí. Es un método sencillo, rápido y no es doloroso ya que se usa anestesia local. A diferencia del resto de los tratamientos, tiene la ventaja de permitir el análisis microscópico.

Si se la elimina con electrocoagulación también se utiliza anestesia local. Con este método se quita en una sola sesión a través de calor. En cambio, la criocirugía congela la verruga mediante la aplicación de spray de nitrógeno líquido frío. No necesita anestesia, se retira en una o dos sesiones.

No se recomienda realizar cirugía ni electrocoagulación en las verrugas de palmas y plantas ya que la cicatrización puede provocar dolor crónico. Tampoco en las de alrededor de las uñas porque se puede dañar la raíz y producir una deformidad permanente.

Desde hace unos años se usa crema con imiquimod, que mejora las defensas locales de la piel y consigue así eliminarlas. El tratamiento consta de tres aplicaciones por semana durante un mes, aproximadamente. Se debe tener en cuenta que siempre debe ser recetada por el dermatólogo. Es útil para verrugas genitales y en las que son rebeldes a otros tratamientos.

Para tratar las verrugas planas del rostro también se indican cremas con imiquimod o ácido retinoico, combinadas con sesiones quincenales de tecnología que permita una exfoliación del área afectada.

Las verrugas plantares suelen ser muy dolorosas y rebeldes a los tratamientos. Para eliminarlas se combinan lociones con ácido salicílico y cremas con imiquimod. Cada quince días el dermatólogo retirará las células muertas. Los tratamientos suelen durar varias semanas.

Se debe ser muy cauto en cuanto al momento de eliminarlas. Es desaconsejable encarar tratamientos en épocas de radiación alta

Es el dermatólogo quien debe evaluar cuál es el mejor momento para quitarlas y evitar así secuelas por hiperpigmentación.

Cómo prevenir 

  • Evita tocar las verrugas de otras personas.
  • No tocar ni rascar las propias verrugas (para evitar propagarlas a otras zonas).
  • Se debe evitar compartir toallas y toda clase de ropa con las personas infectadas.
  • Usar preservativo, ya que el virus del papiloma humano es considerado una enfermedad de transmisión sexual.

Fuente: Dra. Rosi Flom. Dermatóloga, miembro internacional de la Academia Americana de Dermatología, miembro titular de la Sociedad Argentina de Dermatología.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!