Pis en la cama: cuándo y por qué conviene consultar al especialista

“Nadie tiene la culpa de mojar la cama. Se trata de un trastorno médico frecuente que puede y debe tratarse”. Lo afirma la doctora Edurne Ormaechea, Uróloga infantil del Hospital Italiano a cargo del CIUFI (Centro de Incontinencia Urinaria y Fecal infantil). Y es importante atenderla ya que el problema es frecuente: según una encuesta on line realizada por el sitio “Pis en la Cama”, la mitad de los chicos se hace pis de noche. Y datos del Ministerio de Salud de la Nación arrojan que el 15% de los chicos de entre 5 y 6 años tiene Enuresis.

La Enuresis Nocturna Primaria no es simplemente un escape de orina: es una micción involuntaria e inconsciente que ocurre durante el sueño en niños mayores de 5 años que nunca dejaron de mojar la cama desde que dejaron los pañales.

La Enuresis Nocturna Secundaria se produce cuando el niño ha dejado de mojar la cama por un tiempo y luego vuelve a hacerlo.

Por lo general, los padres no buscan ayuda médica inmediata ante la aparición del problema, porque tienden a minimizarlo creyendo que es un comportamiento sólo emocional y que pronto se solucionará. “Es real que los niños que mojan la cama no logran despertarse cuando tienen ganas de orinar ya que tienen un sueño demasiado profundo, comportamiento que se ha creído acertado por muchos años. Pero recientes investigaciones indican que su sueño es de mala calidad con vigilias incompletas, lo que quiere decir que se despiertan parcialmente. También parece que presentan movimientos periódicos de las extremidades durante el sueño, hecho que podría indicar un intento de querer despertarse”, explica Ormaechea.

La Enuresis Nocturna Primaria parece ser más común en los chicos que en las chicas. De los padres encuestados, el 88% indican que su hijo/a moja la cama. El 45% de los hijos que mojaban la cama tenían entre 9 y 12, el 19% más de 13 años, siguiéndole el 16% de niños de 7 y 8 años y, por último, el 12 % de los niños tenía 6 años.

Es importante consultar al pediatra si tu hijo moja la cama de noche después de cierta edad, porque afecta su vida social y su autoestima

Los resultados de la encuesta indicaron que del total de los niños que mojan la cama, el 17% lo hacía cada noche (los 7 días de la semana), y solo el 12% la moja una vez a la semana. El 17% se hace pis 5 veces a la semana y el 14%, 4 veces.

De la encuesta surge, también, que un tercio de los chicos se hace pis dos a más veces durante la misma noche. “No puedo despertarlo a la noche para que vaya al baño, creo que por eso se orina. La pediatra nos dijo que ya se le va a pasar, que es un tema de madurez, pero ya entró a primer grado”, contó una mamá.

La doctora Ormaechea explica: “Así como lo indican recientes estudios internacionales, el tema de que la Enuresis Nocturna Primaria sería un trastorno hereditario, algo que vemos en el consultorio. En el 70% de los casos, existe al menos otro miembro de la familia que mojó la cama cuando era niño. Si una mamá sufrió Enuresis de niña existe un riesgo siete veces mayor de que uno de sus hijos también lo tenga. Los investigadores siguen en la trabajando en el tema pero aún no se ha detectado ningún gen específico que la cause”.

Las inquietudes y preocupaciones de los padres en torno al tema son claras: el 46% dijo no saber qué hacer con el tema; 40% contestó que les cuesta comprender por qué sucede; un tercio confió sentir vergüenza por lo que le pasa a su hijo; y 36% contó que el problema afecta la vida social de los chicos: no pueden ir a dormir a la casa de nadie, no pueden ir a campamentos, etc.

Pero más importante aún es lo que sienten los niños respecto a hacerse pis en la cama: desde la mirada de los padres, los chicos se siente incómodos (42%), frustrados (36%), avergonzados (26%), culpables y responsables (9%), incomprendidos (7%), aislados (3%).

Si bien la mayoría de los niños de 5 años o más que mojan la cama no suelen tener ningún trastorno (ni del sistema nervioso que controla la función de la vejiga ni del sistema urinario), es indispensable que los padres consulten con el médico pediatra en primer lugar para que analice si la Enuresis Nocturna es el único problema o si existen trastornos asociados que requieran ser estudiados, como una “vejiga hiperactiva” que genera una necesidad frecuente de ganas de orinar. Y, en caso de necesidad, lo derive al urólogo infantil.

“Es justamente la falta de conocimiento sobre el tema lo que origina que los padres no consulten con un profesional. Casi un tercio demora en hacer una consulta, normalmente hasta que el niño moja la cama por lo menos cinco veces a la semana”, indica Ormaechea.

Los especialistas urólogos coinciden en que es necesario que se produzcan dos o más episodios de escapes al mes para comenzar a hablar de enuresis. De acuerdo a la encuesta llevada a cabo por Pis en la Cama, se indica que solo entre el 10% y el 12% moja la cama entre 1 y 3 veces al mes.

El hacerse pis en la cama es un síntoma que repercute tanto en la calidad de vida del niño como de toda la familia. Es así que tanto los padres como los niños buscan eludir ciertas situaciones y actividades donde quede expuesto el problema y de esta manera evitar la vergüenza e incomodidades que origina. Por este motivo, muchos niños evitan quedarse a dormir en casa de sus amigos, los viajes escolares y los campamentos, lo que atenta negativamente sobre su calidad de vida y el desarrollo saludable de su personalidad.

tanto los padres como los niños buscan eludir ciertas situaciones y actividades donde quede expuesto el problema y evitar la vergüenza e incomodidad que origina

Del total de los padres que consultan al médico, el 51% inició un tratamiento y el 39%, no. Del total de los padres que consultan al médico, el 21% lo despierta por la noche, el 19% va al psicólogo, el 7% toma desmopresina y otro 7% usa pañales, el 5% ya no moja la cama y el 3% utiliza la alarma.

El primer paso para solucionar la Enuresis es la consulta con el médico especialista, sea el urólogo infantil, el nefrólogo infantil o el pediatra. Hay que tener muy presente que esta condición en niños mayores de cinco años requiere de una evaluación adecuada, tratamiento médico y, en muchos casos, psicológico. “Existe medicación que permite tratar el síntoma que tiene muy buenos resultados. La desmopresina, utilizada de manera oportuna y consistente, puede controlar la Enuresis Nocturna Primaria, permitiendo el desarrollo normal de la infancia”, dice la doctora Ormaechea.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo