Salud ocupacional: muebles ergonómicos para el trabajo

Estar muchas horas frente a un monitor o encorvados sobre una montaña de papeles afecta la salud. Estas afecciones pueden evitarse utilizando un equipamiento ergonómico adecuado.
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

Grandes dosis de estrés, largas horas de pantalla y mucho sedentarismo. Los entornos de trabajo moderno y los hábitos actuales están multiplicando la prevalencia de diversas afecciones en nuestro cuerpo: dolor de espalda, contracturas, jaquecas, síndrome de túnel carpiano y otros problemas son males frecuentes que preocupan a los expertos en salud ocupacional. Para minimizarlos, crece la oferta de muebles ergonómicos y accesorios que permiten cuidarte mejor mientras trabajás.

Según los expertos, recurriendo a muebles de trabajo “amigables” con el cuerpo podemos prevenir problemas derivados de estar largas horas sentados frente a la computadora. Justamente, los muebles ergonómicos son aquellos que están diseñados para atender las necesidades de nuestro físico y evitar esas malas posturas que afectan irremediablemente nuestro bienestar.

Salud ocupacional: muebles ergonómicos

Diseño y ergonomía

Cuando pensamos en un tipo de mobiliario ergonómico para trabajar, casi inmediatamente lo asociamos a un escritorio que permita poner el monitor a una altura que no afecte a nuestras cervicales y en una silla con refuerzo lumbar. Sin embargo, el diseño de muebles ergonómicos es un concepto más amplio que debe unificar las demandas que un trabajo implica, atendiendo lo que el cuerpo de cada trabajador requiere.

La ergonomía (de la palabra griega “ergon” que significa trabajo, y “nomo”, que significa leyes), es la ciencia de refinar el diseño de productos para optimizarlos para uso humano. Se consideran características como la altura, el peso y las proporciones del cuerpo, como así también información sobre el oído humano, la visión, las preferencias de temperatura, etc.

Cada mueble ergonómico debe estar pensado para que el usuario pueda atender todas las demandas de su tarea cotidiana sin afectar su físico. Como no todos los cuerpos son iguales, lo ideal es que la persona que lo va a utilizar lo pruebe y lo adapte a su estatura o a sus hábitos.
Salud ocupacional: muebles ergonómicos

Claves para elegir una silla ergonómica

Invertir en una buena silla ergonómica y confortable, que ofrezca un buen respaldo a la espalda y soporte bien las piernas, puede ser el paso más importante para crear un ambiente de trabajo sano y productivo. No sólo prevendrá enfermedades ocupacionales sino que hará más confortable la jornada.

Para ello, debemos enfocarnos en que la silla seleccionada tenga características que ayuden a la persona a hacer mejor su trabajo. Para ellos, tenemos que tener en cuenta:

  • Terminaciones: La silla no tiene que tener acabados que puedan producir lesiones (rebabas, salientes, etc.).
  • Ajustes: La altura del asiento debe ser ajustable a la altura recomendada para quien la vaya a usar.

salud ocupacional: silla ergonómica

  • Respaldo: El respaldo debe ser ajustable tanto verticalmente como en dirección hacia delante y hacia atrás y debe tener un apoyo lumbar firme.
  • Profundidad del asiento: Debemos verificar al sentarnos que no nos queden colgando los pies o por el contrario que nos queden las rodillas demasiado dobladas y apretadas.
  • Estabilidad: Es necesario comprobar la estabilidad de la silla. Se recomienda una base de cinco puntos. La silla tiene que ser estable, de manera que apoyarse sobre el borde del asiento, el respaldo o uno de los reposabrazos sea seguro.
  • Tapizado: Es recomendable un tapizado que permita pasar el aire y prevenga la humedad debida al sudor.
  • Asiento giratorio: Es aconsejable que el asiento de la silla sea giratorio (es decir que las 5 patas tengan ruedas).
  • Los apoyabrazos con altura ajustable son buenos para los operadores de computadoras. También pueden requerirse apoyos de brazos más anchos o más estrechos, dependiendo de las dimensiones y tareas del trabajador.
  • En determinadas circunstancias, algunas características que ponderamos de una silla ergonómica pueden volverse en contra. Por ejemplo, si alguien necesita establecerse en un sitio y no le resulta útil moverse, sería buena contar con algún dispositivo que restrinja esa función. Una silla con frenos en las ruedas puede ayudar en esta situación.

Mesas de trabajo ergonómicas

Los escritorios que generan la superficie de apoyo y de trabajo son un elemento clave a la hora de analizar los muebles convenientes para evitar los problemas de posturas. Hay algunas características básicas para considerar:

Salud ocupacional: muebles ergonómicos

  • Demasiadas horas sentado resulta sin duda una mala práctica, por lo que mantenerse erguido durante al menos algún tiempo durante el día es beneficioso para la salud. Ciertas mesas permiten modificar su altura a través de diferentes sistemas electrónicos, mecánico o manuales para mayor comodidad del usuario.
  • Los bordes y las esquinas tienen que ser redondeados y sin salientes.
  • Es aconsejable que la mesa tenga un acabado mate y un color suave.
  • La altura de la mesa debe estar a la altura de los codos del usuario cuando está sentado, puesto que la postura correcta en el escritorio es con los codos en descanso y flexionados 90º.
  • Tiene que haber un espacio libre suficiente bajo la mesa para que las piernas puedan estar cómodas.
  • Tiene que haber espacio suficiente en la superficie de trabajo de modo que se puedan ubicar todos los elementos necesarios para llevar a cabo la tarea de manera cómoda.

Salud ocupacional: escritorio ergonómico

Accesorios ergonómicos

  • Es conveniente contar con un soporte o atril que permita levantar la pantalla de la notebook. La opción es un atril que la deje a la altura adecuada para la vista y para evitar bajar la cabeza con el consecuente dolor de cervicales.Un buen atril debe ser regulable en altura y poseer una superficie segura y antideslizante para dejar el portátil. Por otro lado, es conveniente que tenga un puerto USB añadido. Esto es por que la ventilación forzada necesita una conexión que generalmente está ocupado.
  • Si alguien queda muy “hundido” en la silla, es conveniente sumar un reposaespalda ergonómico, lo que lo ayudará a reducir la tensión sobre los músculos lumbares manteniendo la correcta curvatura de la espalda.
  • Es preciso que quien esté trabajando pueda apoyar con comodidad ambos pies en el piso. Si el usuario tiene una estatura baja y no alcanza el suelo aunque ajuste el asiento, tiene que utilizar un reposapiés para mantener la postura indicada.

Salud ocupacional: apoyapies ergonómico

 

  • Pad para mouse con gel apoya muñecas: La mano que utilice el mouse debe de estar descansada encima de él. Una postura tensa puede provocar cansancio y problemas como el síndrome del túnel carpiano. De hecho hay una normativa ISO dedicada exclusivamente a la correcta posición de nuestras manos. Estos pad son antideslizantes para el correcto funcionamiento del mouse y evita las lesiones por esfuerzos repetitivos y malas posturas de la muñeca.

Cómo cuidar una buena postura

Más allá del complemento necesario que pueden aportar los muebles ergonómicos para la oficina, es necesario tener presente que siempre debemos estar atentos a mantener una postura adecuada en el trabajo de oficina. Una buena postura de trabajo requiere:

  • Cabeza levantada y mentón paralelo al suelo.
  • Columna erguida apoyada en el respaldo.
  • Pies apoyados en el suelo con tobillos en ángulo recto.
  • Rodillas en ángulo recto más elevadas que la pelvis.
  • Brazos apoyados en el asiento o en la mesa.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!