Tango y salud: 10 razones para sacar viruta al piso

El tango ocupa un lugar importante en la vida de los argentinos por un sinfín de razones. Bondades como género musical le sobran, y se ha ganado a puro mérito el amor del mundo. Pero, además de bella, la música porteña por excelencia es saludable. Hace bien al corazón y al cerebro. Diversos estudios, confirmados luego por investigadores de la Fundación Favaloro, demostraron que bailar tango previene la enfermedad cardiovascular, reduce la hipertensión y es un gran aliado para mejorar cuadros de depresión, ansiedad y Alzheimer.

“Bailar tango previene deficiencias fisiológicas en los adultos sanos, y retarda el proceso natural de envejecimiento”, destaca el cardiólogo Ricardo Comasco, autor junto a su colega Roberto Peidro del libro “Con el corazón en el tango”. Estudios realizados por estos prestigiosos especialistas revelan que los beneficios del 2×4 son muchos: ayuda a disminuir el colesterol total y el colesterol malo (LDL), mejora la tolerancia a la glucosa previniendo la diabetes de tipo II o ayuda a su tratamiento, previene la hipertensión, mejora la fuerza, la resistencia y la masa muscular y retrasa la osteoporosis.

En su investigación, Comasco y Peidro comprobaron que el tango es, además, un gran aliado para reducir los síntomas de la ansiedad y la depresión, y que mejora la actividad sexual. “Al tratarse de un ejercicio de intensidad baja a moderada, resulta adecuado para personas de todas las edades, e incluso aquellas que han tenido un evento cardiovascular (como factor de protección secundaria)”, explican.

Para obtener los beneficios, no hace falta ser el mejor bailarín. Con aprender los pasos básicos alcanza. “Lo importante es que el baile cumpla con el concepto FIT: frecuencia, intensidad y tiempo adecuados a cada persona”, concluye la investigación realizada en la Fundación Favaloro.

tango

Beneficios psicológicos

También el psiquiatra Federico Trossero, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario y especialista en “psicoanálisis milonguero”, subraya las bondades del género en su libro “Tango terapia”. En general, dice el especialista, “todo tipo de baile tiene capacidad de generar bienestar en las personas, tanto físico como psíquico. Pero el tango tiene condiciones que lo hacen especial. En primer lugar, es un baile de improvisación, y esto permite la libre expresión de los sentimientos y emociones. Además, es un baile de abrazo intenso y esto genera la liberación de neurotransmisores y neurohormonas, que favorecen distintas funciones a nivel fisiológico y cerebral. Por último, es un baile de profunda intimidad y comunicación con el partner, lo que promueve el intercambio y la socialización”.

Si bien realizar cualquier actividad física moderada tiene grandes beneficios para la salud física y emocional, no todos los ritmos son iguales. “El tango es terapéutico en sí mismo. El hecho de ir a bailarlo ayuda a sentirse bien”, asegura el psiquiatra

10 razones para hacerse bien bilando tango…

1. Mejora la coordinación de movimientos, el equilibrio y la socialización.

2. Favorece la buena postura y atenúa los problemas de columna.

3. Ayuda a combatir la agresividad, ira, ansiedad y depresión.

4. Disminuye y mejora la distribución de la grasa corporal.

5. Mantiene y mejora la fuerza y resistencia muscular.

6. Retarda el proceso natural de envejecimiento.

7. Mejora la imagen corporal y la autoestima.

8. Reduce el estrés y mejora el humor.

9. Fomenta el aprendizaje, la memoria y la creatividad a la hora de recordar e improvisar coreografías.

10. Practicarlo regularmente aumenta la capacidad aeróbica hasta un 20%, lo que equivale a un regreso funcional de más de 10 años.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!