Rechazo al sexo: un estudio analiza las razones de un problema actual

El sexo tiene una fuerte influencia en muchos aspectos del bienestar: es una de nuestras necesidades fisiológicas más básicas. El sexo alimenta nuestra identidad y es un elemento central de nuestra vida social.

Pero millones de personas pasan al menos parte de su edad adulta sin tener relaciones sexuales. Esta “evitación sexual” puede resultar en angustia emocional, vergüenza y baja autoestima, tanto para el individuo que evita el sexo como para el compañero rechazado.

“Sin embargo, mientras que nuestra sociedad se centra mucho en tener relaciones sexuales, no sabemos tanto sobre no tenerlo” dice Shervin Assari, Científico e Investigador de Psiquiatría, Salud Pública y Soluciones de Pobreza de la Universidad de Michigan.

 

Assari ha publicado recientemente en The Conversation una investigación al respecto. “Como estudioso de la conducta humana que está fascinado por cómo interactúan el sexo y el género, he descubierto que la evitación sexual influye en múltiples aspectos de nuestro bienestar” dice el científico.

“También he encontrado que la gente evita el sexo por muchas razones diferentes, algunas de las cuales pueden ser fácilmente tratadas”

Según Assari, las personas que tienen más sexo reportan mayor autoestima, satisfacción con la vida y calidad de vida. Por el contrario, la menor frecuencia del sexo y el hecho de evitar las relaciones sexuales están vinculadas a problemas psicológicos, ansiedad, depresión y de vinculación social.

“En su obra de referencia, Alfred Kinsey encontró que hasta el 19 por ciento de los adultos no se dedican al sexo. Esto varía según el género y el estado matrimonial, y casi ningún hombre casado deja de tener sexo durante una larga período” explica el especialista.

“Las diferencias de género comienzan temprano. Más mujeres adolescentes que hombres adolescentes se abstienen de tener relaciones sexuales”

Aportando estadísticas, otras investigaciones también confirman que las mujeres más comúnmente evitan el sexo que los hombres. De hecho, hasta el 40 por ciento de las mujeres evitan el sexo durante algún tiempo en sus vidas. El dolor durante el sexo y la baja libido son grandes problemas que pueden tener incidencia aquí.

Razones por diferencias de sexo

Según el investigador cada sexo tiene sus propios motivos por los cuales puede evitar mantener relaciones:

  • Las mujeres también son más propensas a evitar el sexo debido al abuso sexual infantil. Las mujeres embarazadas temen el aborto espontáneo o perjudicar al feto – y también pueden rechazar el sexo por falta de interés y fatiga.
  • Las razones más comunes para los hombres que evitan el sexo son la disfunción eréctil, las condiciones médicas crónicas y la falta de oportunidades.

“Tanto para hombres como para mujeres, sin embargo, nuestra investigación y el trabajo de otros han demostrado que los problemas médicos son las principales razones para evitar el sexo” aclara Assari.

Y agrega “Por ejemplo, los pacientes con enfermedad cardíaca a menudo evitan el sexo porque tienen miedo de un ataque al corazón. Otras investigaciones han demostrado lo mismo para los individuos con enfermedades cerebrovasculares”.

Motivos y desmotivaciones

El dolor crónico disminuye el placer del acto sexual e interfiere directamente al limitar las posiciones. La depresión y el estrés que provoca puede interponerse en el camino, al igual que ciertos medicamentos para el dolor crónico.

“Las condiciones metabólicas como la diabetes y la obesidad reducen la actividad sexual. De hecho, la diabetes acelera el declive sexual en los hombres en hasta 15 años. La masa corporal grande y la mala imagen corporal arruinan la intimidad, lo cual es fundamental para la oportunidad de tener relaciones sexuales” explica el científico.

Los trastornos de la personalidad, la adicción y el abuso de sustancias y la mala calidad del sueño desempeñan papeles importantes en el interés y las habilidades sexuales.

Muchos medicamentos, como los antidepresivos y los medicamentos contra la ansiedad, reducen la libido y la actividad sexual y, como resultado, aumentan el riesgo de evasión sexual.

Por último, los niveles bajos de testosterona para los hombres y los bajos niveles de dopamina y serotonina en hombres y mujeres pueden desempeñar también su papel en este drama.

Para ambos sexos, la soledad reduce la cantidad de tiempo que se pasa con otras personas y la oportunidad de interacciones con los demás y la intimidad. “Los individuos que están solos a veces reemplazan las relaciones sexuales reales con el uso de la pornografía. –comenta Assari- Esto es importante ya que la pornografía puede afectar negativamente el rendimiento sexual con el tiempo”.

Muchos adultos mayores no se involucran en el sexo debido a la vergüenza y sentimientos de culpa o simplemente porque piensan que son “demasiado viejos para el sexo”. “Sin embargo, sería erróneo suponer que los adultos mayores no están interesados ​​en participar en el sexo” comenta el autor de este estudio.

“Pocas personas hablan con sus médicos acerca de sus problemas sexuales. De hecho, al menos la mitad de todas las visitas médicas no abordan cuestiones sexuales”

La vergüenza, los factores culturales y religiosos y la falta de tiempo pueden hacer que algunos médicos vuelvan a preguntar sobre la vida sexual de sus pacientes. Algunos médicos sienten que abordar las cuestiones sexuales crea demasiada cercanía con el paciente. Otros piensan que hablar de sexualidad tomará demasiado tiempo.

Sin embargo, mientras algunos médicos pueden tener miedo de conversar sobre sexo con los pacientes, la investigación ha demostrado que los pacientes parecen estar dispuestos a proporcionar una respuesta si se les pregunta. “Esto significa que sus problemas sexuales no están siendo abordados” concluye Assari.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!