Un guante robótico de la NASA será usado en intervenciones médicas

La alianza entre General Motors y la NASA ha permitido desarrollar este guante robótico previsto originalmente para su uso en las Estación Espacial Internacional pero que ahora está siendo adaptado para utilizarlo en el cuidado de la salud, en diferentes procesos de manufactura industrial y mecánica y otras aplicaciones gracias a un acuerdo de licencia entre General Motors y Tecnologías Bioservo AB, una compañía de tecnología médica sueca.

Trabajando con GM, Bioservo combinará la tecnología de su SEM Glove (Extra Suave Muscular) con el “RoboGlove”, este “wereable” portátil multiplicador de fuerza desarrollado en colaboración durante 9 años por GM y la NASA, que incluyó en 2011 el lanzamiento al espacio del robot humanoide “Robonaut 2”.

Tomas Ward, CEO de Tecnologías Bioservo, describe esta colaboración entre las empresas y la combinación de sus anteriores y actuales desarrollos como un paso importante hacia la introducción de los exoesqueletos robóticos a escala mundial.

“Combinando lo mejor de tres mundos – la tecnología espacial de la NASA, la ingeniería de GM y la tecnología médica de Bioservo – este nuevo guante industrial podría conducir a un uso industrial a gran escala de la tecnología”, dijo  Ward

GM-NASA-roboglove 1

El “RoboGlove” utiliza sensores, actuadores y tendones que son comparables a los nervios, músculos y tendones de una mano humana. Uno de los requisitos de diseño de “R2” era operar herramientas diseñadas para los seres humanos, y los desarrolladores lograron que tenga una destreza manual sin precedentes. Esa misma tecnología es la que se aplicó al RoboGlove.

Bioservo por su parte desarrollará un nuevo dispositivo de asistencia para el uso industrial que podría aumentar la eficiencia y reducir la fatiga en los músculos de la mano. Una serie de investigaciones muestran que la fatiga puede ocurrir luego de unos pocos minutos de manipular continuamente una herramienta.

GM-NASA-roboglove-3

“El RoboGlove puede reducir la cantidad de fuerza que un trabajador necesita ejercer cuando utilice una herramienta por un tiempo prolongado, o con movimientos repetitivos “, dijo Kurt Wiese, vicepresidente de ingeniería global de fabricación de GM.

GM tiene la intención de ser el primer fabricante en EE.UU. del guante robótico refinado y lo pondrá a prueba en algunas de sus plantas. Bioservo venderá el nuevo guante para una variedad de usos, incluyendo la rehabilitación médica y para cualquier lugar donde se necesite una fuerza de agarre adicional.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo