Cómo vernos más jóvenes, delgadas y positivas combinando los colores

Créase o no, los colores pueden sacarnos de un bajón anímico, pueden ayudarnos a bajar de peso y hasta colaborar con la armonía familiar. Usados correctamente, los colores pueden ser aliados geniales para vernos más jóvenes, delgadas y positivas. Así lo afirma la especialista en moda, asesora en imagen y experta en colorimetría Carolina Aubele, quien acaba de publicar su tercer libro, justamente dedicado a este tema, “Potencia tu imagen y estilo de vida con los poderes del ¡Color!” (Aguilar).

En esta entrevista con Buena Vibra, Carolina Aubele explica una técnica sencilla para aprender qué colores nos quedan bien y cuáles no, qué tonos son los ideales para cuando estamos tristes o bajoneadas y ofrece trucos para ayudarnos a adelgazar, tanto en el uso de los colores en la ropa como en la alimentación.

¿Cómo es eso de que los colores nos provocan emociones?

Los colores son energía con profundos efectos en el ser humano: esto se llama psicología del color. Nuestra relación con el color es innata, no es algo que se aprenda sino que algunas personas son más o menos sensibles. Es importante conocer estos efectos para ser más conscientes y utilizaros en favor del bienestar.

¿Hay colores que sería mejor evitar y otros que adoptar para estar mejor?

Todo depende de lo que llamo “estado cromático interior”, y de cómo nos sentimos. Cada color es una energía que emite energías que interactúan con la nuestra, todo se relaciona con lo que necesitamos para equilibrarnos. A los colores podemos incorporarlos en nuestro alrededor, en lo que usamos en prendas, accesorios, objetos, elementos, hasta el desktop de las computadoras o fondos de pantallas de teléfonos, en los ambientes, en lo que comemos… Todo lo que vemos tiene un color que interactúa con nosotros.

Por ejemplo, si estamos agotadas y con pocas ganas de trabajar, un buen ramo de flores rojas en la oficina puede ayudarnos a atraer pasión y conectarnos con el hacer, producir, llevar adelante en la acción.

Color

¿Cómo deberíamos elegir un color para cambiar el estado de ánimo? ¿Qué colores usar y cuáles evitar cuando nos sentimos con energía negativa?

Cuando elegimos colores es importante observar cómo nos sentimos. Si estamos bajoneadas lo ideal son los colores vivos y los que nos conectan con la felicidad, como amarillo o naranja o cobalto. Pero si el bajón es importante, en casos de depresión (personas que se suelen vestir de colores introspectivos y oscuros, como negros y grises), hay que tener en cuenta que los colores muy vívidos y fuertes pueden causar un efecto negativo. En estos perfiles de personas, con comenzar a incorporar tonos claros y luminosos (como celestes, rosados o blancos) ya es un excelente primer paso, sin llegar a los colores estridentes como rojos, naranjas o magentas, que les van a resultar molestos y los van a alterar. La incorporación de estos elementos puede ser en pequeñas proporciones en el look o incluso en objetos y elementos como una lapicera, la agenda, accesorios en el hogar, velas, flores.

Siguiendo con el tema ropa, ¿qué colores no deberían faltar en un guardarropas femenino para atraer energía?

Los colores causan efectos, cambian un estado de ánimo y también emiten mensajes. La energía la incorporan prendas y también los accesorios. El kit de colores básico podría ser el siguiente:

  1. Blanco: ilumina, da energía positiva y equilibrada. Nos muestra como personas limpias y honestas.
  2. Azul: calma y muestra centrados, eficientes y comprometidos.
  3. Rosado: para vernos femeninas e inocentes, amorosas, madres buenas, puro amor. Ideal para cuando nos tenemos que mostrar flexibles y negociadoras.
  4. Negro: es reservado, algo intransigente, exquisito y sofisticado. Estiliza. Es conservador. Si estamos bajoneadas mejor evitarlo. Es imponente y no negocia. Pone distancia, es estricto.
  5. Rojo: energiza, nos conecta con la acción, con el hacer, con el avance y producir. También es excitante, atractivo y sexy.
  6. Amarillo: llama la atención, transmite la calidez de la luz del sol, emite energías muy positivas pero no nos muestra muy concentradas. Ideal para celebraciones y tiempo libre.
  7. Naranja: es el color de la alegría, de celebrar, al igual que el amarillo. Ideal en días festivos, tiempo libre o para que con pequeños toques levantar un gris urbano en la semana.
    Podemos utilizar mezclas de colores para crear mensajes también, como por ejemplo utilizar una suave blusa de seda rosada para ablandar un traje negro.

Carolina Aubele

¿El negro adelgaza o es un mito urbano?

El negro hace que nos veamos más delgados porque no refleja luz. Este efecto también lo causan el gris oscuro, azul marino, azul noche, violeta oscuro y todos los colores que son bien oscuros llegando al negro. Es más interesante, si tenemos que afinar alguna parte del cuerpo a diario, hacerlo con tonalidades que no sean solamente negro, para lograr combinaciones más ricas.

¿Qué es la colorimetría y cómo se aplica a la vida cotidiana?

Es el área del asesoramiento de imagen que estudia los colores que potencian la belleza natural de cada persona. Todos tenemos una paleta de colores natural, determinada por los tonos de ojos, cabello, cejas y piel. Los tonos que usamos cerca del rostro reflejan luces con tonalidades que lo potencian o que lo ponen mustio y apagado. Cuando usamos lo colores que nos favorecen nos vemos radiantes, más jóvenes, con menos manchas y con los rasgos y ojos más claros e iluminados.

La colorimetría coopera con la corrección. Las personas se dividen en dos grandes grupos: paletas frías y cálidas, y a su vez según el grado de contraste de estos colores pueden llevar tonos más fuertes o más claros, en las personas de colores suaves.

¿Qué pruebas debería hacer una persona para saber qué color le queda mejor tanto en maquillaje como en ropa? ¿En qué aspectos debería prestar atención para conocerse mejor a sí misma?

Para saber si una persona es fría o cálida hay que ubicar un lamé plateado y, luego, otro dorado (esto si se hace profesionalmente: si se hace casero, puede ser una bandeja dorada y otra plateada o incluso papel metalizado) debajo del rostro, buscando que la luz rebote sobre él, sin sol directo. La luz natural es ideal. Así observamos cómo se ve el rostro con los dos tipos de luces. Si el rostro mejora con el lame plateado, es que la persona es de paleta fría; si mejora con el dorado, es una persona de paleta cálida. Las personas de paleta fría se ven favorecidas por tonos fríos, grises, blanco. Las de paletas cálidas, por naturales, tierras, amarillos y tonos más bien cálidos y amarillentos. Lo ideal es hacerse una prueba de color con un asesor de imagen, que puede aconsejarnos qué es lo que nos favorece y así ayudarnos a invertir mejor, comprando solamente prendas que quedan muy bien.

Dedicás un capítulo de tu libro a los colores en la alimentación. ¿Alimentos de qué colores conviene que coma una persona que quiere bajar de peso o sigue una dieta?

Es ideal ingerir platos con colores variados, porque esto nos indica que serán equilibrados nutricionalmente, por los componentes y vitaminas, varias medicinas orientales hablan también de esto. Con respecto a bajar de peso, claramente hay que ingerir menos calorías y alimentos de mejor calidad nutricional, pero los colores inciden en el comportamiento porque influyen en nuestras emociones. Los rojos y sus derivados nos incitan a comer mucho, impulsivamente y rápido, mientras que colores de la familia de los azules y verdes fríos y violetas azulados nos quitan las ganas de comer y no nos tientan. Comer en platos azules o incluso ponerle una bombita azul o un celofán azul a la heladera, hará que al abrirla no nos tentemos. Uno de los grandes secretos de los locales de comidas rápidas o los restaurantes populares es usar rojo en los logotipos o partes de la decoración o carteles, mantelería y el menú.

¿Qué colores nunca deberían incluirse en la decoración de la casa? ¿Y qué colores conviene sumar para que colabore en la armonía familiar?

Todos los colores son buenos. Todo depende de cuál es la sensación o el clima que queremos crear, y también depende en qué grado los ponemos. Si nos gusta el rojo, podemos pintar una pared, pero también podemos poner algunos almohadones o velas como detalles. Para espacios familiares son ideales los tonos cálidos, que nos remiten a la reunión, a la calidez con ocres, beiges, amarronados, maderas, amarillos, anaranjados, tierras o verdes, de los que existen muchísimas tonalidades. Estos colores están asociados a la alegría de la reunión. La asociación con estos tonos es psicológica, nos remiten al fuego, al sol, a la energía vital, la calidez y a la preparación de los alimentos.

Seguí leyendo

Nuestro mundo emocional, según las estaciones del año

Belleza y estilo: cómo se parisina estés donde estés

“Más que un cuerpo”: una invitación a descubrir la propia belleza y disfrutar

Excentricidades VIP: Kim Kardashian se comió la placenta de su hijo

Tu puerta, tu alma, tu destino: animate a descubrilo

“Entender qué emoción dispara cada acción permite vincularnos mejor”

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo