Baden Baden, un paraíso de la Selva Negra alemana

A los pies de la bella e inmensa Selva Negra, en una situación privilegiada, se encuentra Baden-Baden, uno de los destinos favoritos del jet set europeo desde el siglo XIX.

¿La razón? Su ubicación en el bellísimo valle del Rin, la belleza de sus calles y jardines, la solemnidad de sus castillos que parecen sacados de un cuento de hadas, la oferta cultural que ofrece durante todo el año, su impresionante casino y sus aguas termales.

Baden-Baden-GALL01

Baden-Baden constituye el destino turístico para la salud más famoso de Centroeuropa, con balnearios maravillosos para relajarse y pasar unas tranquilas vacaciones.

Es una ciudad del suroeste alemán, cercana a la frontera francesa, bendecida con abundantes manantiales que han generado ser elegida en todas las épocas.

Marco Aurelio, conocido como Caracalla, ordenó la construcción de baños termales públicos no sólo en Roma, sino en todos los dominios imperiales, en la búsqueda de curarse la artritis que lo atormentaba y así surgieron estos baños tan famosos.

Baden-Baden_baños_romanos

Ilustres personajes la visitaban con regularidad, entre ellos, la reina Victoria, Guillermo I, rey de Prusia y emperador de Alemania, y Napoleón III, así como artistas célebres como Berlioz, Brahms, Gogol y Dostoyevsky.

Por aquí y por allá la ciudad sorprende con riachuelos, iglesias, calles empedradas, pequeños jardines, palacetes… Caminar por sus calles sin rumbo, es un paseo que vale la pena hacer y no te arrepentirás.

Como dijimos, además del encanto de sus mágicos manantiales, Baden-Baden es también conocida por su casino. Este emporio de juegos de azar se encuentra en un edificio palaciego de 1824 que alberga restaurantes, varios salones, un espléndido salón de banquetes y un teatro. La edificación tiene un aire de opulencia que complementa al resto de la ciudad y que obliga a visitarla.

El Casino de Baden-Baden ha presentado conciertos de música clásica y de rock, obras de teatro, grandes bailes de gala y otros eventos culturales. Más de un ilustre caballero ha perdido su fortuna en sus mesas de juego, incluyendo al escritor ruso Dostoyevsky, de quien se dice haber escrito su novela El jugador, para pagar las deudas contraidas en el fabuloso casino.

20949

La hermosa ciudad mantiene con mucho cuidado sus parques, sus calles serpenteantes y sus hermosas avenidas, cafés, tiendas y cervecerías para placer de sus visitantes.

Pasear despreocupadamente por Lichtentaler Allée, un parque contiguo al río Oos con sus castillos y amplias arboledas, nos remonta al siglo pasado, cuando este parque era el sitio obligado para la nobleza y hombres de la cultura que visitaban la ciudad.

 

Los viajeros pueden disfrutar de relajantes baños equipados con saunas y termas, y participar en los antiguos rituales de limpieza que prometen liberar el cuerpo de dolores, malestares y toxinas. A 2.000 metros de profundidad surge el agua caliente alcanzando a veces los 68 ºC. Son aguas ricas en minerales como el radón o la sal.

Los dos establecimientos termales más importantes de la ciudad, son el Friedrichsbad y el Spa de Caracalla.

Los baños son elegantes y se ubican en grandes edificios con aire de catedrales

El Friedrichsbad se encuentra adyacente a las antiguas termas romanas en un imponente palacio de 1877.

baden-baden-baden-wurttemberg

En la entrada del establecimiento, después de haber recibido toallas y bata, se puede emprender un circuito (hombres y mujeres por separado) para visitar las diferentes alternativas que brinda el lugar. Se empieza por baños de aire caliente, se sigue por los de vapor con aguas termales, saunas, salas de agua fría y piscinas de agua termal con una temperatura que varía entre 38 y 42 grados.

El jacuzzi también está en el programa, que finaliza en una sala de masajes donde se usan cepillos de cerda dura, que dejan con una sensación de cansancio reparador. El circuito dura entre 2 y 3 horas.

El famoso novelista americano, Mark Twain, describió el lugar a un amigo en una carta:

“Aquí en el Friedrichsbad te olvidas del tiempo en 10 minutos y del mundo en 20…”

El Spa de Caracalla es un complejo acuático-lúdico en un edificio de casi 1000 metros cuadrados, con las técnicas más avanzadas en balneoterapia.

Comprende dos grandes piscinas interiores y una exterior que puede ser utilizada tanto en verano como en invierno. No deja de ser una experiencia novedosa bañarse en las cálidas aguas de la piscina, mientras la gente circula por la calle, enfundada en abrigos de piel. Grutas de agua fría y caliente, baños de burbujas, masajes subacuáticos con agua termal, aplicación de fangos, terapias grupales completan la oferta de Caracalla.

Ambos establecimientos permanecen abiertos todos los días, de 9 a 22, salvo los domingos, que abren sólo por la tarde.

Y por último cumplir con una de las tradiciones: cuenta la leyenda que si bebés el agua caliente que emana de la fuente Fettquelle, fuente de agua caliente que brota al exterior, rejuvenecerás 10 años.

SAM_0665

 

 

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!