Consejos para hacer un crucero con tu bebé

Cualquiera que ha viajado con niños sabe que viajar con un bebé es completamente diferente a hacerlo con niños que ya se valen por si mismos. Y sólo quien ya ha tenido la experiencia, sabe que hacer un crucero con un bebé, es la mejor alternativa cuando la búsqueda es descansar.

La comodidad de no tener que hacer y deshacer valijas en cada destino, contar con tu propio camarote donde guardar durante toda la travesía la cuna, el carrito y el resto de accesorios que todo bebé necesita, son sólo algunas de las ventajas que los viajes en crucero ponen a disposición, de aquellos que quieren disfrutar de unas vacaciones sin renunciar a la compañía del más pequeño miembro de su familia.

Si no lo has hecho todavía, informate y animate que lo pasarás muy bien.

Edad mínima y documentación
Por norma general la edad mínima para embarcarse en un crucero es de 6 a 12 meses, pudiendo variar de una naviera a otra y también del itinerario.

Informate de ello, así como de toda la documentación necesaria que tu bebé debe llevar consigo para permitirse su desembarco en determinados puertos. ¿Necesita su propio pasaporte o basta con que esté registrado en el de uno de sus padres? ¿Cubre el seguro cualquier incidencia de salud de tu hijo? ¡No dejes suelto ningún cabo que pueda estropear tu viaje!

Elección del camarote
En este caso, el tamaño sí importa. Aunque el bebé por sí mismo no ocupa demasiado espacio, la cuna, el carrito y todo su equipaje requieren de un espacio extra por el que merece la pena pagar un poco más.

Pensá en la gran cantidad de pañales que deberás arrojar a la papelera quedando ahí hasta la limpieza de la habitación, al día siguiente, ¿te compensa elegir un camarote con balcón?

Asimismo, y dado que normalmente sólo los camarotes de lujo disponen de bañera, te resultará útil llevar una pequeña bañera donde lavar cómodamente a tu hijo: hay algunas inflables que ocupan muy poco espacio, y metidas dentro de la ducha cumplen perfectamente esa función.

Accesorios
Pañales, mamaderas, carrito… Si avisás con tiempo, es posible que la naviera te proporcione muchos de estos artículos, pero para tu seguridad mejor llevá contigo todo lo que creas que vas a necesitar.

Por último, lo más importante: asegurate que dispondrás de servicio de niñera durante toda la travesía y averiguá el precio. A ninguna mamá le gusta separarse de su bebé, pero te aseguramos que durante un crucero más de una vez querrás hacerlo, ¡al fin y al cabo también son tus vacaciones y en este caso, sólo serán unas horas!

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!