El mundo en imágenes “cazadas” por un piloto de avión

El holandés Christiaan van Heijst es piloto de avión y logró captar desde su avión algunas imágenes que te maravillarán

El piloto holandés Christiaan Van Heijst ha logrado captar las imágenes del mundo que ve desde la cabina de su avión durante sus viajes.

 

Sus fotografías, que incluyen desde los patrones que forma el delta del Río Marho Kotri en Pakistán, hasta los increíbles colores de la aurora boreal sobre Alaska, muestran imágenes que no vemos habitualmente.

Aunque van Heijst no toma fotografías en todos sus vuelos, el hecho de pasar hasta 100 horas al mes en el aire significa que puede dedicar algún tiempo durante su trabajo a la fotografía aérea que ha estado perfeccionando desde hace más de una década.

Con frecuencia, simplemente coloca su cámara en la pantalla antideslumbrante de la cabina con el lente junto a la ventana, lo que permite dejarla allí durante una exposición larga.

Sin embargo, el piloto comenta que:

“Aún así todavía debo tomar entre cinco y 10 imágenes en la noche con exposiciones largas para poder obtener al menos una imagen enfocada, si tengo suerte”

Van Heijst a menudo trabaja vuelos de larga distancia en los que tres o más pilotos vuelan el avión, lo cual le da la oportunidad de moverse y tomar fotografías como esta de las auroras boreales sobre el ala de un Boeing 737.

Tal como explica, las luces son tan brillantes que a veces sólo necesita una exposición de un par de segundos para captarlas.

Esta fotografía fue realizada sobre el norte de Rusia y en ella se ve una muestra distante de la aurora boreal junto con el amanecer.

La imagen fue tomada casi a oscuras, la larga exposición registra las luces y el amanecer.

Al utilizar exposiciones de hasta 30 segundos, las fotografías tienen un alto riesgo de difuminarse, particularmente con la constante amenaza de turbulencia.

De hecho, van Heijst bromea: “Encuentro que la ley de Murphy (un adagio que dice que, cualquier cosa que puede salir mal, saldrá mal) se aplica también en la estratósfera: en el momento en que posiciono mi cámara, el avión comienza a sacurdirse y temblar”.

La imagen de abajo de una tormenta sobre Toronto, Canadá, fue tomada mientras van Heijst viajaba como pasajero en un vuelo.

Con un lente de ojo de pescado logró crear la ilusión de que la cámara estaba debajo del avión, lo cual contrasta la maquinaria humana con las condiciones naturales del clima.

Sobre la imagen final, de una puesta de sol sobre las montañas del Himalaya, el piloto fotógrafo comenta: “Ver panoramas como estos me hace pensar en lo privilegiado que soy en este trabajo y esta posición”.


Fuente: BBC Mundo

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!