Un pasajero cuenta cómo fue el primer vuelo “low cost” que voló de Argentina a Europa

Jeremías nos detalla minuto a minuto cómo fue el vuelo: su buena onda es genial

Hace poquísimo tiempo, solamente 3 meses, llegaba una noticia inesperada: habría vuelos low cost conectando Argentina con Europa.

La aerolínea de bajo costo LEVEL, del grupo IAG, grupo que controla Iberia y British Airways, sorprendió anunciando tramos desde AR$ 2.500 para volar entre Buenos Aires y Barcelona.

Esto generó un frenesí en la compra de pasajes ni bien salieron a la venta, y si bien no han vuelto a aparecer tarifas súper baratas como las iniciales, ahora existe la posibilidad latente de que LEVEL lance promociones con vuelos baratos, como suelen realizar las low cost europeas.

También las low cost ofrecen la posibilidad de comprar tramos sueltos: ida o vuelta. Esto  ayuda mucho al viajero. Ahora se puede pensar en vuelos de un tramo a precios razonables. Con las aerolíneas tradicionales este tipo de tickets suelen costar casi lo mismo que uno de ida y vuelta.

Pero veamos cómo fue el primer vuelo LEVEL Buenos Aires – Barcelona, de acuerdo a lo que fue contando por twitter el pasajero @JeremiasUshy:

17/06/2017 – Vuelo: IB 2602 – Avión: Airbus A330-200
Hora de salida prevista: 12:00 hs. Salida real: 12:07 hs.

Check-in: Tres filas distintas que no siguen lógica alguna. Daba lo mismo ir o no con menores o bebés.

08:45 hs: No funcionaba el sistema de despacho de valijas, sólo recibían a la gente con carry on.

09:30 hs: Avisan que comenzó a funcionar el despacho de valijas, mi ticket fue “manual”. Atención y paciencia del personal ante quejas varias de la gente con y sin fundamento. Muchos parecían no saber que viajaban en una low cost.

Embarque: Normal, pasajeros con menores de 5 años pasaban primero. Luego, clase premium y personas con movilidad reducida, el resto sube de las filas de atrás hacia adelante.

Ya en el avión: Limpieza 10 puntos, pantalla 10 puntos, hay un cargador USB y una ficha para auriculares estándar.

13:30 hs: Comenzaron a servir la comida para los que pidieron por anticipado. Los que piden por pantalla van a tener que esperar que les sirvan a todos. El personal tiene una planilla impresa y revisa fila por fila a quién y qué comida deben servirle. A esta altura ya es justo decir que los asistentes de a bordo trabajan muchísimo más que los de cualquier vuelo de aerolínea regular y en peores condiciones.

Ya comí mis empanadas de AR$ 40 cada una, me tomé mi agua de AR$ 50 y soy la envidia de mis compañeros de fila que hace 30 minutos intentan pedir un sandwich a través de la pantalla

13:46 hs: Llega la primera bandeja de comida pedida online.

13:50 hs: Mis vecinos logran pedir algo de € 10, veremos qué es y cuánto tarda.

14:24 hs: No retiraron las bandejas de comida.

14:25 hs: No andan más los postnet, no se puede vender más y empiezan a “encenderse” algunos pasajeros.

14:28 hs: Se acabaron los auriculares de € 5, caras largas en la gente. A dos de ellos los salvan con auriculares de premium, el resto a ver cine mudo. Una verdadera pena porque la cartelera es excelente.

14:36 hs: Update sobre el tema auriculares: del lado izquierdo venden, del derecho, no. Parece que volvió a funcionar el posnet. Los sandwiches se calientan a la salida de Barcelona, pero en Buenos Aires no se pueden calentar por el tipo de envoltorio, o sea, sandwiches fríos para todos y todas

14:42 hs: Aprovecho para infiltrarme en el personal y sacar información: me entero que ellos escogieron pasar a LEVEL desde Iberia porque están más tiempo en destino. Coincidimos en que, con el sistema aceitado a la perfección, trabajan a destajo durante todo el vuelo, pero “bien vale el descanso”, me dice.

14:56 hs: Alegría en la gente porque les empiezan a retirar las bandejas de comida que les sirvieron hace una hora y media.

15:42 hs: Apareció la caja con auriculares a € 5 y funciona el posnet.

17:56 hs: Pedí un café expreso mediante la pantalla.

18:01 hs: Llegó el café, una cuchara, un sobre de azúcar y una servilleta. Pido leche, me traen dos sobres, todo ok.

18:45 hs: La gente empieza a sentir el viaje, los pasillos parecen la calle Florida, sólo faltan los arbolitos y los artesanos.

19:30 hs: Empiezo a sentir el viaje. Quiero llegar y todavía falta el tiempo de viaje a Mar del Plata, pero sin parar en Atalaya.

19:45 hs: Llevamos aproximadamente 45′ con luces de cinturón encendidas por zona de turbulencia que por suerte no se siente, pero impide que se pueda pedir café o comida. El pollo al curry va a tener que esperar.

19:52 hs: Se apaga la luz de cinturones y al minuto comienza a habilitarse la opción de agregar al carrito.

20:42 hs: Pido el pollo al curry.

21:09 hs: No llegó el pollo consulto y me dicen que ya me lo traen, me ofrecen pagar con tarjeta o efectivo.

21:54 hs: Descubro que puedo levantar el apoyabrazos que da al pasillo

00:13 hs: Anuncian arribo a las 0:30 hs, 15′ antes del tiempo estimado (por 0:30 hs, léase 5:30 hs. hora local).

Genial relato de un viajero con la mejor onda y buena vibra. ¡Gracias @JeremiasUshy!

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!