El Sur de Marruecos se abre al desierto del Sahara

Visitar Marruecos y romper el desierto

Marruecos es un país de contrastes donde se pueden encontrar las tradiciones más ancestrales de los países árabes, junto a las más modernas costumbres occidentales, con los servicios de cualquier país europeo.

Es un país mediterráneo y sahariano, que clava sus raíces en África, pero sus ramas, hojas y frutos llegan a la vieja Europa.

Un país seguro de gente amable, que en general respeta al turista, con autoridades correctas y educadas, pudiéndose visitar cualquier lugar con seguridad

El único inconveniente son las numerosas personas que intentan vender artesanía u  ofrecerse de guía con el visitante. Hay que tener paciencia, tratarlos con educación, y si se quiere evitarlos, contratar a un guía local cuando se visita alguna ciudad o monumento turístico, pactando las condiciones de la visita antes del inicio de la misma, sobre todo en lo que respecta a las compras en las tiendas de artesanía.

El sur de Marruecos se abre al desierto del Sahara

En mitad de estas extensiones de arena, descubrirás un mundo de dunas, de sol y de paz. Salí a aventurarte por él y, durante un tiempo, seguí el modo de vida de las tribus nómadas del Sahara.

Marrakech y Agadir son dos puertas que se abren al Sahara.

Marrakech

Fez también: desde la ciudad imperial, deberás pasar el cuello del Talghemt. Aún no es el desierto, pero ya se va anunciando.

Es una zona en la que todo se llena de oasis: es el oasis de Tafilalet, una región de transición donde el verdor de la vegetación y el ocre de las arenas siguen disputándose el terreno

Podés aventurarte y salir de excursión en camello. Olvidate por un tiempo de la agitación de la ciudad y acampá en mitad de la arena en tiendas con todas las comodidades. Llegá hasta las majestuosas dunas de Merzouga y date un baño de arena en un entorno impresionante.

Pasá allí la noche y, por la mañana, podrás contemplar cómo sale el sol por encima de las dunas, una escena que te llevarás dentro tuyo para siempre.

A pie o a lomos de un camello, preparate para hacer una ruta por el desierto y desconectar de tu día a día

Pero hoy queríamos contarte de una ruta escénica para hacer al menos una vez en la vida. Una colección de paisajes marcados por el tinte en rojo, es el tono que predomina en la zona de la Garganta del Dadés. 

El Dadés es un río que atraviesa un desfiladero en el valle alto entre Boumalne, Dadés y Msemrir.

Una ruta escénica, entre acantilados, con el marco de montañas nevadas a lo lejos, y atravesando pueblos y construcciones históricas

La ruta de la Garganta del Dadés se encuentra en el Alto Atlas. Las curvas de la rocosa carretera del Atlas, son de un enorme atractivo para los amantes de la aventura.

El trayecto entre Marrakesh y el desierto es conocido como La ruta de las 1000 Kasbahs, y recorrerla saboreando estas maravillas, te llevará unos tres días como mínimo. Las kasbahs y los ksars son edificaciones de tipo defensivo características del Atlas.

La ruta es famosa no sólo por sus paisajes, sino también por sus habitantes, los bereberes, y especialmente por las  kasbahs, estas ciudadelas fortificadas, situadas entre caminos sinuosos.

Es una ruta escénica de aquellas de las que hay que tomar nota “para hacer una vez en la vida”

La ruta del Dadés recorre el contorno del río que permite la existencia de culturas dedicadas a la auto-subsistencia gracias a los cultivos, lo que ha sustentado un elevado número de kasbahs, un tipo de arquitectura defensiva en tiempos de guerras tribales, realizados con gruesas paredes y torres para vigilar en todos los ángulos.

Además, no será de extrañar encontrar pueblos nómadas en su vida tradicional, entre ellos, la tribu de los Ait Sedrat, viviendo junto a rebaños de corderos, cabras y camellos.

Sin duda, un paseo y camino para descubrir uno de los rincones más auténticos de Marruecos.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!