Cómo aprovechar a full un par de días en Buenos Aires

Buenos Aires, con más de 11 millones de habitantes en su área metropolitana, fue considerada una de las mejores ciudades del mundo por los lectores de la revista Condé Nast Traveller. Sus atracciones, su cocina, el futbol, el tango, los teatros, sus museos, las compras, salir de noche, su gente, y como no el Papa Francisco, todo esto y mucho más transforman el recorrido de la ciudad en un paseo que asombrará.

La capital de Argentina es hermosa y ofrece todo tipo de cosas que ver y hacer. Se puede recorrerse lo más emblemático en dos días, y se puede ver casi todo lo que hay para ver (turísticamente hablando) en 4 ó 5 días a un ritmo rápido.

Considerando que Buenos Aires es una ciudad de paso para muchos turistas, ya que desde aquí toman vuelos a los lugares más hermosos de Argentina, trataré de armar circuitos para ver lo más lindo de esta ciudad en poco tiempo, por cuenta propia y sin gastar en los costosos buses turísticos… Eso sí, a pensar en caminar mucho.

San Telmo, Plaza de Mayo, Avenida de Mayo, Congreso: es lo primero que hay que hacer en Buenos Aires, ya que es el recorrido más porteño.

Empezar a la mañana en Plaza Dorrego, en el corazón del barrio de San Telmo, donde tango y comida son protagonistas. Lo ideal es que este día sea domingo porque es cuando tiene lugar la Feria de San Telmo.

De no ser domingo, el sábado es la segunda opción, ya que los días de semana el barrio no suele estar “tan vivo”.

La Plaza Dorrego es una de las pocas plazas porteñas pavimentadas. Es Monumento Histórico Nacional desde el 13 de septiembre de 1816.

La zona más significativa e importante de Buenos Aires es la Plaza de Mayo. Su nombre es un homenaje a la Revolución del 25 de mayo de 1810, que ocurrió en esta misma plaza y que dio inicio a la gesta de la Independencia argentina. Aquí es el lugar donde han sucedido los acontecimientos políticos más importantes del país.

Como curiosidad hemos de decir que aquí se han llegado a celebrar hasta corridas de toros.

Alrededor de la Plaza de Mayo se ubican una serie de construcciones de enorme relevancia. La primera es la casa Rosada, que es la Casa de Gobierno. Esta edificación fue residencia de virreyes españoles y luego de los mandatarios argentinos. En el año 1882 se unió al complejo el palacio de correos y después de varias reformas quedó como la vemos en la actualidad. Se puede visitar los fines de semana y la entrada en libre y gratuita.

En el centro de la Plaza de Mayo se encuentra la Pirámide de Mayo, monumento que tiene 19 metros de altura, que fue construida en el año 1811 para celebrar el primer aniversario de la revolución de Mayo. En torno a ella, a partir de 1977, comenzaron a reunirse las Madres de Plaza de Mayo para reclamar por la aparición de sus hijos secuestrados durante el último proceso militar.

En el suelo, alrededor de la Pirámide, están pintados los característicos pañuelos blancos que las Madres llevan en la cabeza.

En la parte norte de la Plaza de Mayo junto a la avenida Rivadavia, se encuentra la Catedral Metropolitana. Es de estilo neoclásico y no tiene el perfil de catedral, más bien parece un templo del clásico griego. Sus doce columnas de la fachada simbolizan a los doce apóstoles. En 1942, la Catedral Metropolitana fue declarada Monumento Histórico Nacional y es considerada una de las más importantes obras arquitectónicas de la época de la Colonia.

La Catedral funciona también como museo de honor al Papa Francisco. Dispone de un servicio de visitas guiadas.

En el este de la Plaza de Mayo encontramos el Palacio de Gobierno de Buenos Aires, donde se asienta el poder ejecutivo de la ciudad y al lado se encuentra el Cabildo, sede de la administración colonial. Se construyó en el año 1580, aunque el edificio ha sufrido varias modificaciones. En origen era de adobe y con techos de paja.

Hacia el oeste desde la Plaza de mayo y en la Avenida de Mayo se encuentra el Café Tortoni. Es el más antiguo de Buenos Aires y se fundó en el año 1858. Constituye una de las atracciones turísticas de Buenos Aires.

En sus mesas de mármol y sus paredes está presente una parte importante de la historia de Buenos Aires, ya que entre sus clientes más destacados se encontraban los escritores Jorge Luis Borges, Luigi Pirandello, Federico García Lorca y Julio Cortázar, así como los músicos Arthur Rubinstein y el mítico Carlos Gardel.

Por cierto al lado del café se encuentran la Academia Nacional del Tango y el Museo Mundial del Tango.

Podemos seguir recorriendo la Avenida de Mayo para llegar al Congreso de la Nación.

O si no, volvemos a la Avenida 9 de Julio y ya podremos ver el obelisco. El Obelisco es el monumento que más fielmente representa la identidad de la Ciudad. Fue construido para recordar el cuarto centenario de la fundación de Buenos Aires.

Obelisco

En este mapa se muestra un recorrido que no es el detallado pero muestra las zonas para que cada uno lo arme a su manera. Vamos hablando de los lugares y el viajero elige cómo hace el recorrido.

En la misma Avenida y en dirección norte está el Teatro Colón, es un teatro de ópera de la ciudad de Buenos Aires. Por su tamaño, acústica1 y trayectoria, está considerado uno de los cinco mejores del mundo. Su sala interior es espectacular. En la actualidad es sede del Ballet, Coro y Orquesta Estable del Teatro Colón y de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires.

Haciendo un kilómetro hacia el noroeste llegarás a la Librería Ateneo. Destaca por situarse donde lo hiciera el teatro Grand Splendid, habiendo conservado la arquitectura original de dicho teatro, pero estando a su vez readaptado para funcionar como librería. Dicen que es la segunda librería más bonita del mundo.

Desplazándose hacia la zona norte de Buenos Aires, podrás recorrer el barrio de la Recoleta, pasando por Cementerio de la Recoleta y todo el bellísimo entorno. Si seguís hacia el Norte, podrás visitar el Museo Evita (Lafinur 2988). Posiblemente sea la mujer más importante que ha existido en Argentina. El museo propone un recorrido por la vida de Evita. Trata de explicar con rigor parte de la reciente historia de Argentina. Por cierto justo al lado se encuentra el zoo de Buenos Aires.

A la derecha y en uno de los parques más bonitos de Buenos Aires llamado Parque tres de Febrero, está el Planetario de Galileo Galilei. Su cúpula tiene 20 m de diámetro. Sobre ella pueden llegar a reproducirse 8900 estrellas fijas, constelaciones y nebulosas. Se construyó en origen en el año 1967.

Desde el Planetario hacia el Norte podrás recorrer los maravillosos Bosques de Palermo.

Ahora volveremos a dar un salto y nos dirigiremos hasta la estación de ferrocarriles del Retiro para ver la Torre Monumental, curiosamente llamada con anterioridad Torre de los Ingleses. Fue construida por residentes británicos en la ciudad para conmemorar el centenario de la Revolución de Mayo. Pero tras la Guerra de la Malvinas decidió cambiarse el nombre.

Hacia el sur y a apenas doscientos metros se encuentra el Edificio Kavanagh. Este rascacielos construido en el año 1936 fue la estructura más alta en Sudamérica. En 1999 fue declarado Patrimonio Mundial de la Arquitectura de la Modernidad por la UNESCO. Es de estilo racionalista y como curiosidad posee jardines en varios de sus pisos. Se construyó en tan solo 14 meses.

Nos acercamos otra vez al centro, dirigiéndonos hacia el sur y después de trescientos metros llegaremos a las Galerías Pacífico. Se encuentra en el barrio de San Nicolás y son uno de los grandes almacenes más populosos de Buenos Aires. Destacan sus murales interiores realizados por pintores argentinos como Antonio Berni, Lino Enea Spilimbergo, Demetrio Urruchúa y Juan Carlos Castagnino. Realmente vale la pena visitarlos y admirar el arte de sus techos.

Más al sur y después de caminar unos 500 metros llegaremos a la Calle Corrientes, también en el barrio de San Nicolás. A esta calle se le denomina “La calle que nunca duerme”, aquí encontraremos infinidad de librerías, teatros, pizzerías y cafés. El mítico cantor Carlos Gardel vivió muy cerca de ella.

Ahora daremos un buen salto y nos iremos al sur de Buenos Aires para visitar dos lugares emblemáticos de la ciudad: la Calle Lanín que está en el Barrio de Barracas y en la que verás las muestras de arte urbano más interesantes de Buenos Aires.

Inició la obra el artista plástico Marino Santana María pintando su taller en distintas formas y colores y los vecinos ante el buen trabajo realizado se animaron y le siguieron los pasos. La calle realmente es muy particular y vale la pena visitarla.

Y he dejado para lo último el barrio de La Boca. Es posiblemente el barrio más populoso de Buenos Aires. Es conocido por ser el lugar de origen de los clubes Boca Juniors y River Plate y por albergar el estadio del primero.

Y hablar de futbol aquí es hablar de cosas importantes.

Pero sobre todo destacaremos la calle del Caminito que no hay que dejar de verla por el colorido de sus casas y por el magnífico ambiente que se respira.

Aquí finaliza la visita de dos días en Buenos Aires. habrá que andar sin parar y no está todo lo que se puede admirar de esta colosal ciudad, pero espero que se hayan hecho una idea de lo maravillosa que es y porqué no hay que perdérsela.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!