De compras en Montmartre, donde pasea la bohemia parisina

En el barrio de los artistas, de los pintores y de los bohemios, donde la basílica Sacré-Cœur, domina desde lo alto la colina, podrás también pasear haciendo compras.

Comenzando la caminata desde la base de la colina –desde el boulevard de Clichy o el de Rochechouart–, encarando la subida a pie, o en funicular o en metro hasta la estación Abbesses, llegarás hasta este encantador y popular barrio de París que corona la gran basílica blanca.

En su escalinata te sacarás la infaltable foto y después cruzarás la plaza du Tertre, copada por los artistas que exponen y pintan sus obras al aire libre.

Pasar por el espacio Dalí, el museo Montmartre Jardins Renoir y si te gusta, llegar al histórico Moulin Rouge o al cementerio de Montmartre.

En este triángulo, surgen los escaparates de la rue des Abbesses y Tardieu, los comercios de la rue Lepic o la cosmopolita rue de Steinkerque en los que podrás entretenerte un buen rato recorriendo tiendas.

Tiendas de Moda
La  rue des Abbesses tiene restaurantes, cafés y bares geniales, pero también un buen puñado de tiendas si lo que vas buscando es moda. Aquí podrás encontrar algunas direcciones de marcas como Kookaï, Ba&sh, Sandro y Karl Marc John. A unos minutos caminando queda la rue des Martyrs, donde se encuentra Les Petites, y también la rue La Vieuville, en la que abre sus puertas Spree, que reúne tiendas de ropa, muebles de diseño y galería de arte.

Delicatessen
Para darse un capricho en el momento o llevarte a casa como souvenir gastronómico de tus días en París, en las calles empedradas de Montmartre también encontrarás buenas referencias para las compras delicatessen, como la Maison Georges Larnicol, en la rue Steinkerque, en cuyo Petit Musée du Chocolat se pueden ver creaciones originales realizadas en cacao y en sus mostradores tentadoras delicias de chocolate, macarons y repostería.

También por el olor atrae a la Fromagerie Rovecchio, donde podrás comprar uno de los productos franceses por excelencia: el queso, en sus diferentes variedades: emmental, camembert, de pasta fresca, roquefort…

Y para una pausa entre visita y visita, nada más refrescante que tomarte un helado deliciosamente cremoso en Kosak Glacier, de cacahuete, pistacho, pomelo, limón, melocotón, fruta de la pasión, que también cuenta con una impresionante colección de chocolate artesanal de todo el mundo.

Para comprar champagne y cavas, en el 83 de la rue Lamarck está La Cave d’Edouard, y cervezas artesanales, en A la Bière comme à la Bière, con más de 450 referencias y un rincón gourmet donde combinar comida y cerveza.

Otras visitas:
Si empujás la puerta de Rose Bunker entrarás en el reino de lo retro y el reciclaje; aquí  encontrarás desde vajillas de flores a collares kitsch, una tienda divertida llena de objetos curiosos y originales.

La Boutique des Anges es la primera tienda en Francia en cuyo escaparate dorado todo lo que se expone tiene forma de ángel: cajitas, figuras, joyas, objetos decorativos, jabones…. Son 120 m2 los que ocupa la boutique Paperdolls en la rue Houdon, una casa de cuento, con sus diferentes estancias, donde tiene cabida desde una interesante colección de moda de jóvenes diseñadores franceses, y también complementos, muebles antiguos y objetos únicos procedentes de mercadillos parisinos.

De diseño son las joyas de Emmanuelle Zysman, con las que estarás siempre perfecta. Y bisutería, bolsos y otros complementos encontrarás en Blue Lemon Paris, en el número 11 de la rue des Abbesses.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!