París: descubriendo rincones del barrio latino

El Barrio Latino de París -Quartier Latin- se encuentra ubicado al sur de la Île de la Cité y es una de las zonas más concurridas y animadas de la ciudad. Debe su nombre a la Época Medieval, cuando los habitantes de la zona eran estudiantes que utilizaban el latín para comunicarse.

Desde la Edad Media los estudiantes del Barrio Latino tuvieron una gran influencia sobre Francia, y durante los siglos XIX y XX llevaron a cabo movimientos estudiantiles de gran trascendencia política. El Barrio Latino fue uno de los puntos calientes durante la Revolución de Mayo del 68, llamada Mayo francés.

Es en el barrio latino donde se encuentra la Sorbona, en francés La Sorbonne, la Universidad más importante de París. Es de las más antiguas y prestigiosas del mundo junto a las de Oxford, Salamanca y Bolonia.

Fue fundada por Robert de Sorbonne en el año 1257 y posteriormente reformada por el Cardenal Richelieu. Algunos de los profesores más importantes de esta Universidad fueron: Victor Hugo, Lavoisier, Louis Pasteur, René Descartes, Simone de Beauvoir, Jean Paul Sartre y Pierre y Marie Curie, incluso el propio creador de la Torre Eiffel fue ilustre comentarista en algunas de las clases de esta importante facultad.

La Sorbonne se ubica en el 47 de Rue des Écoles, precisamente en el distrito 5, frente al Collége de France y el Liceo Louis-le-Grand, cerca del Jardín de Luxemburgo y el Panteón de París, donde se ubican casi todas las universidades y escuelas superiores de la ciudad.

Pero mejor iniciemos un recorrido por este barrio tan particular y atrapante. Y como el Barrio Latino se sitúa junto al río Sena y la Catedral de Notre Dame, si bien la imponente catedral gótica no está en el Barrio latino, por cercanía y por ser un punto emblemático de la ciudad, es un buen lugar para comenzar.


Caminamos hasta el Pont Saint Michel y entremos al Barrio Latino cruzando el puente.
Tras atravesar la Plaza de Saint Michel, en la que se encuentra una enorme fuente con la figura de San Miguel luchando con un dragón, se entra en el entramado de pequeñas y encantadoras callejuelas que componen el Barrio Latino.

A partir de este punto encontrarás todas calles pequeñas y adoquinadas, llenas de  restaurantes y cafeterías que ofrecen agradables terrazas con precios bastante asequibles.

Aunque hay varias calles con restaurantes muy agradables, una de las principales arterias del barrio es la Rue Huchette.

Nada más acceder al Barrio Latino entraras en la zona de Saint Michel para recorrer la rue de la Huchette, una bulliciosa calle repleta de restaurantes, la típica zona donde los camareros te invitan a entrar a su negocio insistentemente.

Después de perdernos entre la multitud de la rue Huchette ponemos rumbo a la Universidad de la Sorbona, pero antes, muy cerca de la zona de Saint Michel, hacer una pequeña visita a la Iglesia de Saint Severín, conocida por su original arquitectura, cuyo emblema es la columna torzada, como así también su impactante luminosidad natural.

Nos alejamos del río adentrándonos en el barrio Latino, buscando el Boulevard Saint-Germain, donde se encuentra el Museo Cluny, que recoge una de las mayores colecciones de arte medieval del mundo.

Rodeando el museo, y en su parte trasera, llegarás ya a uno de los extremos de la universidad de la Sorbona, justo por un pequeño jardín donde se encuentra una escultura dedicada a Montaigne.

Desde aquí subimos recorriendo todo el largo lateral de la universidad de París hasta llegar a la Place de la Sorbonne, justo frente a la iglesia de la Sorbona.

Plaza La Sorbona

Toda esta zona, y en especial la que se encuentra detrás del edificio histórico, esta repleta de facultades y escuelas de la universidad.

Nuestro siguiente punto a visitar es el magnífico Panteón, lugar donde reposan algunos de los personajes más ilustres de la historia de Francia, como Voltaire, Russeau, Victor Hugo y Marie Curie entre muchos otros nombres.

El Panteón es una imponente iglesia de estilo neoclásico construida en la segunda mitad del siglo XVIII. Llaman la atención sobretodo los grandes cuadros del interior y su cúpula, pero sobretodo el péndulo de Foucault que cuelga de ella.

Saliendo del Panteón, ir a la rue Sufflot para llegar a los Jardines de Luxemburgo. Diseñados en 1612 bajo las órdenes de María de Medici, los Jardines de Luxemburgo son los jardines más céntricos, populares y bellos de París. El Palacio de Luxemburgo, que da nombre a los jardines, es en la actualidad la sede del Senado francés.

Estos jardines son actualmente un fantástico lugar para disfrutar de la naturaleza en la ciudad de París, y son numerosos los visitantes que pasan por aquí hacer ejercicio, leer,

Tras cruzar los Jardines de Luxemburgo dirigirse a la Iglesia de Saint Sulpice. Además de ser una de las iglesias más altas de París, es una de las más conocidas gracias a su protagonismo en el Código da Vinci. Se trata de un enorme edificio con un aspecto sencillo e inacabado, que llama la atención porque las dos torres de la fachada principal no son idénticas.

En su interior, en una capilla que se encuentra a la derecha de la puerta principal, podrás ver dos murales de Delacroix. Fuera de la iglesia, en la plaza, podrás ver también la fuente de los Cuatro Obispos.

Cerca de la Iglesia de Saint Sulpice hay una buena zona con locales para comer, cenar y tomar copas. Son varias calles estrechas repletas de lugares para reponer energías. Las calles son Rue des Canettes, Rue Guisarde y Rue Princisse (y alrededores).

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!