Península Amalfitana, paraíso de la Provincia de Salerno

Es imposible no dejarse conquistar cada vez que se pisa esta tierra. Se necesita muy poco para descubrir su magia. En esta hermosa provincia nos encontramos con la Península Amalfitana: un diamante en bruto transformado por el hombre en una joya.

Un trabajo que ha requerido tiempo, esfuerzo y la atención necesaria para llegar a un equilibrio perfecto entre la belleza espontánea de la naturaleza y la creada por el genio del hombre.

Pueblecitos escarpados en los cerros, un mar profundamente azul, cuevas subterráneas y una carretera que serpentea entre plantaciones de olivos, limoneros, naranjos y viñas. Así es la costa amalfitana en el sur de Nápoles, una franja de unos 50 km a lo largo de un promontorio, que constituye una de las zonas costeras más bellas de Europa.

Dondequiera que miremos nos quedamos fascinados por los intensos y brillantes colores, por la luz que emana de cada rincón, como si el sol les tuviera reservado un trato especial.

Desde su escarpada geografía, Positano y Amalfi admiran el mar Mediterráneo desde un lugar privilegiado, encaramados en los riscos de las montañas.

Amalfi, con un precioso paseo marítimo del que fluyen las características callejuelas, callejones y escaleras, una de las cuales lleva a la antigua Catedral con su espectacular fachada de mosaico.

Peninsula amalfitana

Posee una amplia historia marinera que se percibe en sus callejuelas empinadas.

Los pueblitos que cubren la “divina costa” son muchos y merecen todos una exploración.

Ravello, un mirador hacia la bahia

“Más cercano al cielo que la costa”, como André Gide escribió, está la antigua república independiente de Ravello.

Este pueblo ofrece la panorámica más bella del mar desde el mirador hacia el parque de la Villa Cimbrone.

 

Salerno, capital de esta magnífica tierra, tiene una zona moderna, concentrada en la costa alrededor del puerto, y un casco antiguo típicamente medieval, situado a los pies del Castillo Arechi, desde el que se puede disfrutar de unas extraordinarias vistas del Golfo. Entre los testimonios históricos de mayor interés no se pueden dejar de visitar la Catedral de San Mateo, con su espectacular puerta de bronce y el alto campanario de forma cilíndrica, y la Iglesia de San Giorgio, finamente decorada con valiosos muebles y pinturas.

salerno

Si tenés la suerte de poder hacer un recorrido por este mundo de contrastes, que conviven gracias a la armonía de esta naturaleza única, no tengas dudas que quedará grabado para siempre en la memoria del corazón.

Guardate un día para visitar un lugar mágico: Capri, la isla paradisíaca.

 

 

 

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!