Suiza: el tren de cremallera más empinado del mundo te pasea por las nubes

Cerca de Lucerna, el tren alcanza una pendiente máxima del 48%

En los Prealpes suizos, muy cerca de Lucerna, el monte Pilatus cuenta con una amplia oferta de ocio natural donde llaman la atención las rutas de senderismo y las vistas que ofrecen sus miradores del lago de los Cuatro Cantones, de hasta 73 cumbre alpinas en días claros.

El acceso al Pilatus no sería lo mismo sin su tren cremallera, el más empinado del mundo

Inaugurado el 4 de junio de 1889, une la localidad de Alpnachstad con el monte Pilatus (2.073 metros sobre el nivel del mar) alcanzando una pendiente máxima del 48%, lo que significa que uno debe mantenerse sentado si no quiere rodar por la cabina.

Este trayecto dura unos 40 minutos durante los que se pueden divisar los bosques, prados y paredes de roca que jalona la cremallera durante su ascenso.

Tan histórico es este tren cremallera que todos los vagones que se utilizan son antiguos, aunque restaurados: de los 10 coches que se utilizan 8 de ellos datan de 1937, los otros 2 son de 1967.

El tren de cremallera del Monte Pilatus sólo circula durante la temporada de verano debido a la climatología. Y es que en invierno, la cantidad de nieve, hielo y las habituales avalanchas hacen imposible su funcionamiento. Tal es así, que se llega a desmantelar parte del trazado para evitar que se estropee por la condiciones climatológicas.

El tren cremallera del Monte Pilatus se acaba de incluir en el Swiss Travel Pass, que permite realizar un número ilimitado de viajes en todo el conjunto de la red ferroviaria, de carreteras y de navegación del Swiss Travel System, durante 3, 4, 8 o 15 días.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!