Nueva Zelanda y Australia: apuntes de países diversos y apasionantes (parte 3)

Despedida de Nueva Zelanda

Cuando el check out del hotel nos indica que la partida está cerca, las vivencias se pelean por salir de nuestro interior y hacerse palabras. Veamos:

Si algo define a la isla sur es la aventura, la exploración de la naturaleza y de nosotros mismos en un paisaje impresionante.

Entre las prácticas se destaca el “bungy” que consiste en tirarse de un puente al vacío atado con una soga a los pies. Se puede elegir entre tocar o no el agua del río y, al terminar, un bote recoge al valiente saltarín que quedó cabeza abajo.

Hay una gran organización, videos, fotos, merchandising y grandes reglas de seguridad. En el lugar de su invento en 1880, el puente de Kawarau donde estuvimos, “jamás hubo un accidente”. Es impresionante como espectáculo ya que es ser testigo de una mezcla de heroísmo, gloria y vocación suicida… Preferimos mantenernos como testigos.

También nos impresionó el “shotover” que es una lancha blindada de paseo que va a toda velocidad por el río esquivando rocas, pisando piedras y haciendo giros que mojan a los pasajeros. Tiene su origen en una práctica maorí consistente en arrogarse río abajo en canoas con piedras en la popa a gran velocidad. Nos animamos a intentarlo y la experiencia fue hermosa.

Finalmente, la actividad más extendida es el “senderismo”. Además de cientos de kilómetros de caminos, hay siete grandes circuitos marcados para hacer a pie o en bicicleta, que incluyen atravesar con mochila y carpa montañas, valles, selvas, ríos y cascadas, con buenos planos e infraestructura de apoyo. Vimos a muchos jóvenes y adultos exhaustos y orgullosos con sus mochilas al hombro.

Los animales

En NZ no hay mamíferos terrestres originarios. Cuando las islas se separaron del gran continente (Pangea) no los había y no pudieron surgir luego. Eso posibilitó el enorme crecimiento de aves no voladoras, como la extinguida “moa” (comida por los humanos) que medía 3,5 mts de altura, y un insecto gigante, el “weta” del tamaño de un ratón. Hoy un mamífero, la importada zarigüeya, devora y destruye el follajes de los árboles y está poniendo en peligro al ecosistema. Es el animal más odiado del país.

Montañas que siguen creciendo

Como NZ emerge ante la presión de la placa del pacifico sobre la placa indo-australiana, no solo se generaron los extraordinarios Alpes Neozalandeses, sino que éstos siguen “creciendo” cada año unos 9 metros. De allí que se trata de una zona con movimientos sísmicos.

Los fiordos

En la orilla occidental de la isla sur aparece una extraña combinación de selva subtropical con el mar que penetra entre las altas montañas y forma los fiordos, entre paredes de gran altura y el agua casi negra, donde se ven delfines. De esas altas paredes brotan pequeñas vertientes y cascadas donde el agua que cae se evapora antes de llegar al mar. Los disfrutamos testigos desde un barco de turismo envidiando a los kayaks que nos seguían.

¿Quién vio un “KIWI”?

Nos vamos de NZ muy felices de haberla visitado pero con una asignatura pendiente: ver al famoso kiwi que es símbolo nacional. Es una pequeña ave no voladora muy tímida y de hábitos nocturnos. En el campo no se la puede ver y, en el hábitat del zoológico donde debería ser visible, de dia duerme dentro de su caseta y de noche…el lugar esta cerrado!

Nos consuela pensar que en Australia, nuestro próximo destino, los canguros son animales diurnos.

Eduardo Favier Dubois
www.favierduboisspagnolo.com

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!