Los nuevos hostels de Europa: precio, calidad y buena onda

Reinventarse, moverse con las tendencias, adaptarse a los contantes flujos y reflujos de la marea de turistas y sus a veces caprichosas y a veces sensatas costumbres parece ser necesariamente la lógica de hoy para los lugares de alojamiento que se reproducen por todo el mundo. Porque quizás, mientras algunas fronteras se cierran y elevan infranqueables muros, otras se abren entendiendo que la gente se ha lanzado a viajar como nunca antes en la historia (salvo, claro, cuando nuestros ancestros más remotos vagaban en grupos por la superficie de la tierra en busca de alimentos, pero esa es la prehistoria, así que ni siquiera).

Y los hostels, aquellos lugares sencillos donde se podía pasar la noche compartiendo la habitación y los espacios de recreación y de cocina con gente de todo el mundo a precios económicos, no escapan de estas nuevas formas que van imponiendo los deseos de los viajeros.

Porque evidentemente compartir cocina, comedor, dormitorio y baño es más llevadero si el albergue es moderno, cómodo, limpio y ofrece actividades que refuerzan su principal atractivo: la ubicación céntrica.

Las nuevas tendencias en este tipo de alojamiento mantienen las ventajas del hostel tradicional, pero mejoran los puntos flacos transformando a los viejos hostel ahora en una fusión entre hotel y hostal que ofrece la posibilidad de ahorrar compartiendo habitación, y que nos acerca a la economía colaborativa ya implantada en algunos lugares.

Tan fuerte es esta movida que el sitio web Hostelword ha establecido los premios Hoscars, un reconocimiento a los mejores albergues que figuran en sus motores de búsqueda y ya ha entregado este año los galardones a los mejores hostels.

Compartimos aquí algunos de los mejores hostels  para alojarse por toda Europa:

1 – Soul Kitchen (San Petersburgo)

Con puntaje casi perfecto de 9,9 sobre 10 este albergue se llevó el primer premio de los Hoscar como mejor hostel de Europa, incluyendo, además, el de albergue más seguro.

Soul Kitchen, que pertenece a la nueva generación de albergues, cuenta con habitaciones privadas con baño privado, literas con cortinas y un diseño muy relajado. Goza además de una ubicación ideal en la zona más hermosa y céntrica de San Petersburgo (cerca de la catedral de San Isaac) en un edificio Neobarroco de 150 años de antigüedad en el terraplén del río Moika, a poca distancia de las principales atracciones y lugares interesantes de la ciudad.

2 – Hostel Bongo (Belgrado)

El albergue está situado en una de las principales calles de la ciudad, a cinco minutos de todo lo que pueda encontrar interesante en la hermosa Belgrado. Hostel Bongo ofrece seis habitaciones modernas con aire acondicionado e Internet gratuito y WiFi con computadoras de servicio.

Aunque está ubicados en una calle transitada, se puede pasar un tiempo tranquilo lejos del tráfico y de la multitud de la ciudad, ya que el albergue está metido en un tranquilo y encantador patio trasero. El precio varía según la estación, pero por persona y noche, en la habitación de seis camas, va de 8 a 15 euros. Las estancias privadas, de 30 a 42 euros.

Dato interesante: todo el mundo que trae un libro de Erlend Loe obtiene 10% de descuento porque albergue es nombrado por un personaje de su libro Doppler.

3 – Travellers House, Lisboa

Este albergue tiene una ubicación privilegiada en la zona histórica del centro de Lisboa, la zona de Baixa, desde donde se puede ir andando a las principales atracciones turísticas y lugares de interés de la ciudad.
Ubicado en un edificio de 250 años de antigüedad, Travellers House invita a todos los viajeros a relajarse en el magnífico salón escuchando un poco de música, disfrutar de una película en la sala de TV y DVD, leer algun libros o navegar por internet con conexión muy rápida. Algo muy particular es que además de las visitas organizadas a bares, lo que proponen es una sentada para compartir comida, concretamente la cocinada por la madre del propietario.

4 – Madhouse, Praga

Este albergue presta atención a los detalles, con murales pintados a mano, organizando actividades diarias, juegos, cenas de grupo nocturnas y un ambiente hogareño. Es una gran casa con capacidad para 40 personas donde destacan un cómodo salón de TV lleno de pufs y sofás y las paredes pintadas por dos renombrados artistas de graffiti de Montreal, Pito y Guko.

Los propietarios del Madhouse imponen un límite de edad entre 18-45 años de edad: Si uno está fuera del rango de edad de 18-45 años de edad el hostel se arroga el derecho de cancelar la reserva sin reembolso del depósito.

5 – Ostello Bello, Milan

Perfectamente ubicado, el Ostello Bello es un encantador albuergue ubicado en plena Via Medici, que se encuentra muy dotado de prestaciones; tanto, que es uno de los albergues nuevos que ha causado mayor impresión entre los usuarios de Hostelworld. Es el proyecto de un equipo de viajeros que ha recorrido los cinco continentes visitando más de 200 albergues. Es el sueño hecho realidad no sólo de crear un lugar para dormir, sino también un apasionante espacio multicultural donde los viajeros de todo el mundo se puedan reunir e intercambiar experiencias. El precio medio de la habitación compartida ronda los 50 euros.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!