Hacer turismo en una ciudad que no conoces

Perderse y explorar con un viejo plano, encontrar el camino y perderse nuevamente: experiencias y aventuras

Hacer turismo y explorar una nueva ciudad por primera vez es una experiencia irrepetible, ya que esos descubrimientos y sensaciones no se repetirán cuando repitas la visita.  No habrá una segunda oportunidad  para recorrer por primera vez ese mismo lugar.  Perderse y explorar, descubriendo rincones que no están marcados en las guías, regala emociones especiales.  Para disfrutar enormemente deambulando sin preocupaciones y sin pensar en que estarás solo un día, un mes o un año, leé estos tips.

-Resaltar las atracciones turísticas

Al visitar una ciudad por primera vez, se debería sin duda ver todos los lugares de interés turístico y sacar la típica selfi delante de ellos; elegí los que te interesen y marcalos en el plano.

-Subir a un colectivo

Los colectivos son un gran medio para familiarizarte con una ciudad: los colectivos turísticos dan una buena visión general del centro de la ciudad, mientras que los colectivos comunes ayudan a conocer los diferentes barrios y también a espiar la forma de vida de los locales. Subir y bajar es fácil y se ahorra fuerza muscular para más tarde.

-Si te gusta la organización, llevá el camino planeado, si no, jugá a perderte por la ciudad

Algunas personas siguen un estricto itinerario, otras van con la corriente. Lo mejor es el equilibrio, pero es importante saber qué es lo que te hace estar más cómodo en el recorrido y respetar esa forma de ser. Lo importante es estar atento y con los ojos abiertos para no perder ningún detalle importante.

-Mirar a tu alrededor

Escuchar, oler y mirar de arriba abajo, a tu alrededor. Sentarse, descansar  y disfrutar de un café en diferentes bares e incluso perderse apropósito hace parte de conocer. Usar calzado cómodo, vestirse con capas de ropa y llevar algo de dinero en efectivo (para los cafés). Asegurarse de permanecer hidratado y de comer tanta comida local como sea posible, a modo de combustible.

-Aunque juegues a perderte, siempre hacelo con un mapa

No todo el mundo está preparado para pasear sin rumbo fijo y saber dónde está y a dónde se va permite ahorrar tiempo y sobre todo dinero. Los planos no solo hacen la vida más fácil, sino que también son un gran tema para iniciar una conversación con algún nativo (seguro que alguien sabe cómo leerlo mejor) y es un recuerdo divertido para llevar a casa.

-Alquilá una bicicleta aunque sea unas horas

Los pies o una bicicleta son herramientas perfectas y baratas para llegar a todos lados. Hacen que sea fácil parar en cualquier lugar para un selfi, o simplemente para tomarse un descanso y observar. Y tomar conciencia del lugar en donde estamos y poder verlo y sentir de una forma diferente.

-Hablá con la gente del lugar

Preguntar a la gente del lugar es la mejor forma de encontrar joyas ocultas y explorar nuevas zonas. A muchos les resulta bastante incómodo preguntar en la calle a personas al azar, pero solo se tiene que entrar en una cafetería o bar y hablar con el personal. Están acostumbrados a conversar y están (en general) encantados de ayudar. Y, ¿quién no quiere mostrar todo lo que sabe sobre su barrio, su ciudad o su pueblo?

– Y recordá siempre que…

No importa cómo explores la nueva ciudad, es importante saber qué barrios o sectores evitar. Permanecer seguro e informarse antes de ir, una guía de viaje, información de blogs o de amigos son buenos puntos de partida. Siempre respetando las normas  y las costumbres locales.

Fuente: Weekend

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!