Un jean para cada cuerpo: claves para elegir bien un clásico

El calce, el color, los bolsillos… Todo suma a la hora de descubrir el pantalón perfecto para tu figura. En esta nota, los secretos para encontrar la mejor opción frente al perchero.

El alemán Levi Strauss jamás imaginó, allá por 1853, en plena fiebre del oro, que los overoles que diseñó con denin, una tela súper resistente con la que confeccionaban las tiendas de campaña, se convertirían en un ícono de la moda. Hoy, aquel símbolo de rebeldía juvenil de los años ’50 trascendió generaciones, se subió a la pasarela y se impone en múltiples estilos y colores como un básico infaltable de nuestros vestidores.

Siempre vigentes, son geniales para tus outfits de fin de semana, para ir a trabajar y hasta para ir a un evento de noche. Pero… ¡Que levante la mano a la que no se le complicó encontrar “ese” modelo perfecto, y pasó horas y horas tratando de elegirlo! ¡Seguí estos consejos y evitá frustraciones!

Claves para elegir un jean

  • El color. Hay un dato que no tenés que perder de vista. Los jeans claritos –o en su versión desgastada- son más informales y tienden a aumentar tu silueta; los oscuros, por el contrario, nos ayudan a vernos más estilizadas. Lo ideal es que siempre tengas uno oscuro en el placar: son súper versátiles, van con todo, y valen para el día y, combinados con unos buenos stilettos y un toque de brillo, también para la noche.
  • Los bolsillos. Tal vez no suelas prestarle macha atención, pero son un elemento esencial a la hora de optimizar tu silueta. Si tenés la cola chata y querés darle volumen, inclinate por modelos con bolsillos chicos y con accesorios como bordados, tachas y botones. Los bolsillos caídos van a tirar tu cola muy para abajo; los altos, en cambio, te la van a levantar. Si lo querés es disimular el ancho, fíjate que los bolsillos estén juntos: si están separados te la ensanchan.
  • ¿Sos “caderona”? ¡No hay problemas! En este caso, te conviene ir por jeans oscuros que te van a ayudar a que las caderas se te destaquen menos. Un dato: prestá atención a que las costuras sean en el mismo tono y no más claras y que los pantalones no tengan ningún detalle lateral que pueda aumentar el tamaño. El tiro bajo tampoco te va a favorecer, en este caso son mucho más sentadores los jeans de tiro medio o alto. ¡Y si son rectos o pata de elefante, mejor aún!

  • Si tenés caderas chiquitas…  Lo mejor es inclinarte por los chupines o los más ajustados. En este caso, la cintura baja te va a ayudar mucho, al igual que los detalles con tachas o brillitos en los bolsillos de atrás.
  • Altas & Bajas. ¡Bienvenida la cintura alta! Estos jeans van a lograr un efecto súper sentador que te alargará las piernas y vas a lucir más estilizada. Si sos alta, en cambio, preestale mucha atención al largo del pantalón: los skinny pueden ir perfectamente al tobillo, ¡pero los bootcut no! Tienen que llegar justo al límite de la base del calzado, no van tampoco los que se arrastran por el piso.

Jeans: modelos 2017

Un invierno en el que en jeans vale todo, los chupines van dejando un poco –sólo un poco- el protagonismo que tuvieron temporadas anteriores. Cada vez vamos a ver más jeans holgados y rectos. ¿El detalle? Vienen con lavados y texturas combinados, lo que les da un toque chic súper cosmopolita.

  • Mom Style. ¡Los ’90 hechos jean! Si revolvés tu guardaropa, seguramente encontrás alguno que quedó de aquellos años. Son bien clásicos: tienen cintura alta, son rectos y súper sencillos.  

  • Al tobillo. Con tiro alto, terminan arriba del tobillo de forma acampanada. Osados, quedan divinos con mocasines, mules y chatas.

 

Fuente: IDEAS Mercado Libre

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!