Se viene el Nuevo Rastrojero: robusto, potente y ahora eléctrico

Arraigado en la memoria popular como un vehículo sencillo y muy fiel, que siempre respondía a las demandas de sus propietarios y “nunca los dejaba abandonados”, el Rastrojero, aquel utilitario usado especialmente en zonas rurales y fabricado entre 1952 y 1979, se ganó un lugar en el altar de los íconos argentinos.

Ahora, con el apoyo de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y el INTI, el proyecto Nuevo Rastrojero, ideado por el ingeniero Carlos Ptaschne ya acumula 4 años continuos de trabajo y está muy próximo a cumplir su objetivo: desarrollar un nuevo vehículo cuyo diseño se inspire en el rastrojero original, destinado a cubrir las necesidades de las poblaciones rurales y que utilice un motor exclusivamente eléctrico.

Los ingenieros del INTI trabajan en la fabricación de un automóvil que le sirva a alrededor de 250.000 usuarios rurales y sus familias, quienes necesitan un medio de transporte para trabajar pero también para movilizarse cotidianamente.

De hecho, lo que lo llevó a iniciar este proyecto, cuenta Ptaschne, fue su mirada sobre las necesidades reales en las zonas rurales con respecto a los vehículos y lo que efectivamente se dispone para satisfacerlas. “La Argentina tiene 1.200.000 vehículos livianos obsoletos. Son chatas que circulan por las rutas atadas con alambre, y es muy peligroso, pero los productores no tienen alternativas baratas para competir. Hay una necesidad muy grande ahí”, sostiene.

“El objetivo de esto es resolver las necesidades de transporte de un sector de la sociedad, más específicamente del campesinado”, sostuvo el ingeniero a cargo, Claudio Berterreix.

“El Rastrojero Eléctrico es un desarrollo a mediano plazo, calculo unos ocho años o más. Para ese entonces, la tecnología de las baterías modernas permitirá conseguir un costo operativo muy inferior al de una pick-up diesel”, señaló Ptaschne, quien asumió la responsabilidad de proteger la marca “Rastrojero”.

“Queremos apuntar a ese segmento. Pequeños y medianos productores rurales, que tengan huertas o terrenos. La idea es ponerle el rótulo de vehículo regional para hacer cortas distancias y que sirva para darle soluciones a ese segmento”, explicó quien está a cargo del proyecto.

Para el diseño de la carrocería, Ptaschne apuesta a una estética retro, inspirado en el Rastrojero original. Para eso, el empresario le encargó bocetos a varios diseñadores argentinos. Hace pocos días difundió los dibujos de Facundo Castellano Dávila, el joven que se propuso recuperar otro auto argentino y llevó adelante el Proyecto Torino 380.

Según estos posibles diseños, el Nuevo Rastrojero sería un vehículo de cabina simple y una caja trasera con capacidad de carga máxima de una tonelada y fabricado con un 60% de componentes nacionales.

Lo distintivo es que llevará cuatro motores eléctricos que le permitirá alcanzar una velocidad máxima de 115 km/h. El posible precio de mercado se considera que llegará a unos 30.000 dolares como precio de venta al público.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!