6 consejos para aprovechar al máximo la batería del smartphone

La tecnología nos ha permitido acelerar una buena parte de nuestras actividades cotidianas. Hoy en día, casi todo pasa o tiene algún vínculo con nuestro smartphone. Desde las agendas laborales, los archivos para compartir con compañeros de trabajo, las redes sociales para enterarnos de lo que ocurre, los correos personales hasta la organización de una noche con amigos se resuelve por las aplicaciones que tenemos en nuestros teléfonos móviles.

Y esta gran actividad que le demandamos a nuestros dispositivos afecta claramente la duración de la batería. Es por eso que los cargadores, los enchufes y la disponibilidad para mantener nuestros celulares “con vida” se han convertido en algo clave del día a día de casi todas las personas.

Martín Errante, gerente de producto de Lenovo MBG  comenta que “Esto se hace cada vez más evidente con el avance de los smartphones: con pantallas más grandes, de mayor resolución, aplicaciones más complejas o en aquellas zonas donde la disponibilidad de las señales de red se hace difícil de mantener en niveles óptimos, quien más sufre es la batería.”

Y si hay algo que realmente no tiene sentido y que nos pone de pésimo humos además de poder llegar a complicarnos un poco (o bastante) es tener el mejor teléfono del mundo, pero a mitad del día se apague porque no pudimos recargarlo durante la jornada.

Teniendo esto presente, el propio Errante nos ayuda brindándonos algunos Tips para alargar la durabilidad diaria de la batería del smartphone.

1 – En primer lugar, es importante que las baterías de los smartphones tengan una capacidad que supere los, idealmente, 2500 mAh. Pero eso no es todo, también tienen que estar acompañadas de procesadores potentes para alivianar el trabajo muscular del equipo frente a las exigencias diarias.

2 – Cuando las condiciones lo permiten, bajar el brillo de la pantalla es un buen recurso para optimizar el consumo de energía ya que es uno de los componentes que demandan la gran parte del vital elemento. Para ello, los teléfonos celulares inteligentes cuentan con el ajuste automático del brillo, lo que, en relación a la luz ambiente, adecua la luz que emite su pantalla y reduce el consumo.

3 – Ajustar la suspensión de la pantalla a unos pocos segundos a partir del momento en que se lo deja de usar también contribuye a una reducción significativa del consumo ya que la sumatoria de las veces que el equipo es desbloqueado y dejado en reposo a lo largo del día pondrán en juego con cuanta autonomía contará el dispositivo.

4 – El ahorro de batería es un tema importante para los desarrolladores de móviles por lo que le añaden una funcionalidad específica. Así, se limitan la transmisión de datos y sincronización de aplicaciones en segundo plano que quedarán supeditadas exclusivamente al momento en que lo necesitemos y abramos estas apps. Esto se suma a la limitación de la vibración durante el tipeo y las llamadas entrantes o alarmas.

5 – El uso del GPS contribuye a un gran consumo de energía y disminuye la autonomía de la batería por lo que apagar la geolocalización ayuda a aumentar la rentabilidad de su unidad de potencia. Lo mismo ocurre cuando el teléfono transmite datos mediante una antena de Wi-Fi ya que, en muchas ocasiones, la disponibilidad de la red y la intensidad de la señal acortan su rendimiento diario. A la inversa, una vez que nos encontramos en la calle y no utilizaremos una señal de Wi-Fi, se recomienda apagar su antena.

6 – La cámara de fotos y la funcionalidad de la linterna son dos cuestiones que entran en juego al momento de hablar de cuantas horas durará la batería. Por ello, se recomienda, tras sacar una foto, suspender el celular para evitar que, al estar la lente abierta, se gaste energía. Lo mismo ocurre con la linterna que, en muchos casos, es a la vez flash para la cámara de fotos.

En resumen:

  • Contar con baterías que dispongan con una capacidad de carga idealmente superior a los 2500 mAh.
  • Tener procesadores potentes para que su trabajo diario sea ágil y poco esforzado.
  • Bajar el brillo de la pantalla y colocarlo en automático para que se adecúe a la luz del medio ambiente.
  • Colocar la suspensión de la pantalla en unos pocos segundos.
  • Eliminar la opción de vibración durante el tipeo.
  • Apagar la transmisión de datos en segundo plano.
  • Apagar la antena de GPS mientras no se lo utiliza.
  • Apagar la antena de Wi-Fi mientras se está transmitiendo con datos LTE.
  • Dar prioridad, en caso de ser posible, a la transmisión mediante Wi-Fi en lugar de LTE.
  • Apagar la cámara tras sacar una fotografía.

Para concluir, Martín errante nos recuerda que “estas y muchas otras son solo algunas de las cualidades disponibles con las que se puede disfrutar en la familia Moto G4, que ofrece todo esto, pero al alcance de todo el mundo”.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!