Un alud de nieve sepultó un hotel italiano

Sucedió en el Hotel Rigopiano, en la región de los Abruzos

El hotel Rigopiano, en la localidad de Farindola, en la región de los Abruzos, quedó  sepultado por un alud de nieve que pudo ser producido por los terremotos de ayer.

Los medios de comunicación italianos, que citan fuentes de los socorristas, explican que la primera víctima es un hombre y que se continúa excavando buscando a los desaparecidos, en condiciones “dificilísimas”.

La Protección civil informó que hay unas 30 personas desaparecidas, entre los 22 huéspedes registrados en el hotel, que se encuentra en el macizo del Gran Sasso (a unos 1.300 metros de altura), en la cordillera de los Apeninos, y el personal que trabaja allí.

El jefe de la Protección Civil, Fabrizio Curcio informó que:

A las 04.30 de la mañana, los equipos de rescate formados por hombres de gran valor alcanzaron el hotel en una situación realmente al límite

Curcio subrayó la dificultad que está teniendo el resto de equipos de rescate, formados por ambulancias y quitanieves, para llegar a la zona debido a que hay hasta cinco metros de nieve y que aún se encuentran a varios kilómetros del hotel.

Antonio Crocetta, uno de los responsables del Cuerpo de Rescate Alpino de Los Abruzos, que llegó al hotel tras varias horas de ascenso con los esquís, confirmó que teme que haya muchos muertos.

Los equipos de rescate se pusieron en marcha después de recibir ayer algunos mensajes de texto en los que se advertía de la avalancha, pero las condiciones del tiempo con intensas nevadas han hecho muy difícil el ascenso.

A su llegada pudieron rescatar a Giampiero Parete y Fabio Salzetta, dos de los huéspedes que se encontraban fuera del hotel durante el alud y que pudieron refugiarse en un coche y advertir de lo sucedido.

Los dos rescatados se encontraban en estado de hipotermia cuando fueron encontrados, pero su vida no corre peligro.

Parete, de 38 años, afirmó que su mujer y sus dos hijos se encuentran en el interior del hotel y que él estaba fuera porque había ido a recoger algo en el coche cuando se produjo el alud.

Se confirma así la presencia de varios niños entre los cerca de 30 desaparecidos.

Según los primeros testimonios de los equipos de rescate, el hotel está parcialmente derrumbado y completamente sepultado bajo la nieve, y se ven algunas luces, pero no llegan voces de su interior.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!