Un ingeniero chino creó una mujer robot y se casó con ella

 

Las nupcias entre humanos y androides por ahora no están contempladas en la legislación china, por lo que el casamiento entre Zheng Jiajia, un ingeniero chino de 31 años y Yingying, el robot con fisonomía de mujer que él mismo creó, no tiene valor legal.

Sin embargo, la ceremonia de la boda si bien no fue pomposa, tuvo todos los ingredientes necesarios, con banquete, regalos y el velo rojo sobre el rostro de la novia típico de las bodas tradicionales de esta cultura oriental.

Al evento asistieron la madre, amigos y compañeros de universidad de Zheng, según informaron ayer varios medios chinos, quien decidió casarse con esta androide a que estaba harto de no encontrar una novia humana.

El ingeniero no tenía pareja desde que le dejó la chica con la que salía mientras estaba en el instituto, así que al final optó por fabricarse su propia esposa, después de que su familia y amigos llevaran tiempo presionándole para que se casara, según contó a la prensa.

Yingying, esta mujer robótica, es capaz de hablar mediante una conexión a un ordenador con textos y archivos de audio almacenados, también puede reconocer fotografías y objetos, y aún no está programada para caminar, aunque su esposo y desarrollador afirmó que está trabajando en ello.

El joven Zheng, que trabajó unos años en la multinacional tecnológica Huawei pero en 2014 abrió su propia compañía, contó que desarrolló su pasión por la inteligencia artificial en el instituto, donde llegó a construir un robot que jugaba al fútbol, con el que ganó un premio en un concurso nacional.

Por otro lado, este ingeniero chino aseguró que piensa vivir con Yingying hasta que la muerte -o los problemas de batería- los separe.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!