Cómo hace Netflix para saber todo sobre vos y atraparte cada vez más

Es matemática pura. Analizando comportamientos, la plataforma construye algoritmos que la ayudan a diseñar una oferta a tu medida.

Nada es casual en Netflix. Cuanto más usas la plataforma, más acertadas son sus recomendaciones sobre las series y películas que te podrían gustar. Vos devorás series y películas y la compañía sabe qué mirás, a qué hora, cuándo frenás, cuándo abandonás algo que no te convenció. Detrás de su propuesta, de lo que produce y de lo que distribuye, no hay intuición ni meras encuestas, sino todo un algoritmo cambiante, súper vivo, que se enriquece con cada nuevo cliente.

Netflix tiene ya una rica historia y la ha construido con dedicación y ajustando el perfil de sus recursos humanos: los matemáticos son sus trabajadores estrella. La compañía, que comenzó hace 20 años en California con el envío de DVDs a domicilio, tiene hoy más de 98 millones de suscriptores en 190 países: 50 millones de ellos son de Estados Unidos y la empresa sabe que tiene un gran mundo por conquistar detrás de esa frontera.

Netflix estudia con detalle tus hábitos de consumo para conocerte mejor y para sacarte el mejor partido como usuario

Para conseguir su expansión exitosa resultó clave, en 2013, el lanzamiento de la serie que protagonizan Kevin Spacey y Robin Wright: House of Cards. Allí exploraron y pusieron en juego un enorme volumen de información que habían recogido durante años. Para producirla, Reed Hastings, su propietario, se basó en datos recogidos de sus millones de clientes y en un modelo matemático con grandes chances de éxito.

Según el libro de Ed Finn, “What Algorithms Want” (Lo que quieren los algoritmos), “Netflix encargó House of Cards en buena parte por perspicacia algorítmica: tenía prueba estadística significativa que sugería que sus usuarios iban a recibir con los brazos abiertos una nueva versión del drama político de la BBC”.

Netflix observa a qué hora te conectaste para ver un capítulo de tu serie favorita, cuándo perdiste el interés, cuántos minutos de la serie viste, cuántas pausas hiciste y cuánto duró cada una de ellas

Netflix no tuvo que gastar millones en la publicidad de la serie porque ya tenía una línea directa con sus millones de usuarios, explica Finn. “La empresa promovió House of Cards entre ellos con 10 trailers muy dirigidos: Kevin Spacey para los fanáticos de Spacey; tomas artísticas para los fanáticos de[l director] David Fincher; escenas con personajes femeninos para aquellos que acababan de ver algo con protagónicos femeninos fuertes, como Thelma y Louise”.

Más claro, imposible. “House of Cards fue un show producido con algoritmos no sólo en su concepción inicial sino en su producción y su lanzamiento”, confirma Finn, profesor de medios e ingeniería.

También la idea de estrenar toda la temporada en el mismo momento estuvo guiada por un cálculo basado en datos. Fue una estimación exitosa: cuando se subió a la red la segunda temporada, un sábado a la noche, el 2% de todos los suscriptores estadounidenses vieron los 13 episodios en el fin de semana.

Netflix es una máquina de devorar información y tomar decisiones inteligentes con ella. Con el dispositivo de conexión, conoce el grado de interés; con la dirección IP tiene datos de geolocalización; con el buscador sabe las palabras de búsqueda; conoce tus preferencias, tus clicks, tus modos de pago y mucho más. A partir de estos datos, los algoritmos clasifican a los usuarios por gustos y elaboran predicciones de preferencias.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!