“Por 13 razones”: por qué es una serie que debemos abordar con cuidado

“13 reasons why” es una propuesta de alto voltaje emocional, que aborda el tema del suicidio y de las enfermedades mentales. Disparó mucho debate en el mundo. Compartimos un artículo publicado en The Huffington Post que vale la pena leer para acompañar a los jóvenes que ven la serie y entender de qué se trata.

“Me han dicho que debería darle una oportunidad, pero después de oír la opinión de expertos en salud mental, no estoy segura de que la nueva serie de Netflix “Por trece razones” sea recomendable para mí o para personas que tengan problemas de salud mental.

La serie está basada en un libro homónimo del autor Jay Asher. Trata sobre una estudiante que se suicida y que ha dejado pistas para explicar por qué lo hizo.

En cada capítulo de la primera temporada se van revelando cada una de las trece razones. Además, hay una escena de suicidio y otra de una violación muy gráficas y, aunque es verdad que hay advertencias de contenidos, diría que es un trago poco agradable para las personas que padecen una enfermedad mental. Incluso los propios actores utilizaban perros de terapia como apoyo emocional en los descansos de rodaje.

“A los jóvenes que estén lidiando con una enfermedad mental les sugeriría que no la vieran”, recomienda Kimberly Moran, CEO de la organización de salud mental infantil canadiense Children’s Mental Health Ontario (CMHO por sus siglas en inglés).

Moran vio la serie, en la que se tratan temas como el suicidio o el acoso escolar, con su hija de 17 años. “Ambas pensamos que alguien que hubiera tenido pensamientos suicidas alguna vez lo pasaría realmente mal viéndola y que quizá incluso se le pasarían por la cabeza pensamientos preocupantes... No creo que todo el mundo tenga que ver esta serie”.

La propia hija de Moran, a sus 11 años, padece depresión y ansiedad. Pero quería ver la serie porque “todo el mundo la estaba viendo”, así que Moran la vio con su hija para apoyarla.

Empecé a verla sin que me avisaran que había contenidos tan gráficos y fue una de las peores decisiones que he tomado en mucho tiempo

“En mi opinión, es innecesariamente gráfica, pero mi hija no está de acuerdo conmigo. Ella pensaba que la serie hacía hincapié en temas importantes”, explica Moran.

Felicidades. Yo no pude pasar del primer capítulo. Y no tengo tendencias suicidas ni las he tenido nunca. Aunque en el colegio tuve depresión, y una compañera se suicidó y me afectó muchísimo por aquel entonces.

Pero ahora tengo 40 años y se supone que ya he procesado todas esas cosas. Pero me siguen afectando, así que no me puedo imaginar cómo podría llegar a sentirse un adolescente que padeciera una enfermedad mental al ver esta serie.

Mary-Anne Leahy está de acuerdo. Trabaja con jóvenes en el CMHO, en un programa llamado New Mentality, una plataforma para que los jóvenes ayuden en la toma de conciencia respecto a las enfermedades mentales y a reducir el estigma. “Muchos de los jóvenes que participan en el programa New Mentality han compartido publicaciones sobre la serie en redes sociales, algunos para apoyar el diálogo que ha generado y otros, preocupados por si pudiera ser un detonante“, explica Leahy. “Yo, personalmente, he decidido no ver la serie por el bien de mi salud mental y me preocupa que se ponga en peligro la seguridad de algunos de nuestros jóvenes por la naturaleza tan explícita de la serie”.

“Empecé a verla sin que me avisaran de que había contenidos tan gráficos y fue una de las peores decisiones que he tomado en mucho tiempo”, comenta un joven del CMHO. “Aunque son asuntos importantes con los que, por desgracia, la gente sufre, la sinceridad pura y el retrato al desnudo de estas situaciones difíciles pueden ser dañinos para alguien que ya tiene una mentalidad negativa de por sí o que se está recuperando, como yo”, escribe otro adolescente del CMHO.

“Aquellos que sufran depresión, ansiedad u otros problemas de salud mental, deberían evitar ver Por trece razones, por muchos amigos suyos que la estén siguiendo”, concluye

Yo también soy de esta opinión, pero no todo el mundo está de acuerdo. Si surge cualquier problema, habla con alguien sobre ello.

“Creo que es importante leer el libro para entender mejor la serie”, opina la joven de 24 años Beth Nowosad, de Ontario (Canadá). “La serie muestra muy bien el efecto dominó que produce un suicidio mientras sigue siendo fiel al sentido general de la historia”.

El joven activista por la salud mental Jaydon Turgeon está de acuerdo con ella. “Creo que es una serie fantástica en cuanto a que explora estos temas que no se han mostrado en televisión y de los que no se ha hablado en este medio, y pienso que es algo que debería hacerse con más frecuencia”, opina Turgeon. “Me da la sensación de que, al ver la serie, algunas personas podrían empezar a entender mejor los problemas de salud mental”. Pero, aun así, advierte lo siguiente: “No veáis la serie del tirón, como hice yo. Incluso luego vi una entrevista a los creadores y empecé a seguir su página de Facebook. Ellos mismos recomiendan que se vea la serie con calma, cada uno a su ritmo; cosa que yo también aconsejo”.

Es más, si vais a empezar a ver la serie, vedla con un amigo o, mejor aún, con un adulto de confianza. Si surge cualquier problema, hablad con alguien sobre ello”.

 

  • Este artículo fue publicado originalmente en la edición canadiense de ‘The HuffPost’ y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!