Un joven de 18 años se animó a jugar con íconos de ciudades europeas

Con solo un par de tijeras, papel oscuro y una cuota infinita de imaginación y humor, el fotógrafo Rich McCor realizó una serie de tomas que terminaron funcionando como una suerte de “intervenciones urbanas fotográficas”, en una serie que los diarios de Europa calificaron como un “verdadera obra de arte”.

Desde una foto homenaje a Charles Lindberg con un avión recortado en papel, hasta transformar la catedral londinense de St. Pauls en un helado con cereza incluida, todo es reconvertido por el ojo, la cámara y la tijera de este fotógrafo.

Papel, tijeras y mucha creatividad es lo único que necesitó para crear obras de arte que resultaron magníficias intervenciones urbanas

El artista, de 18 años, cuenta que descubrió su interés por esta particular forma de hacer “fotografías con recortes” tras comenzar una serie de estudios sobre historia. Fue entonces cuando se decidió a explorar Londres armado con diversas anécdotas históricas, produciendo una colección de fotos manipuladas,que siempre muestra en su cuenta Paperboyo en Instagram, donde va anunciando cuál será su próximo viaje para realizar fotografías con recortes.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo