La “doble vida” más allá del fútbol de 4 deportistas profesionales

Y es que la vida profesional activa de un futbolista dura relavitamente poco comparada con la de otros profesionales. A pesar de esto, solemos ver ( y cada vez más) a muchos jugadores que tras terminar su carrera se mantienen vinculados de una forma u otra al deporte.

Entrenadores, representantes, analistas, periodistas, comentaristas, directivos, delegados y hasta embajadores. Las alternativas son muchas.

Claro que si miramos dentro de esa enorme masa, nos vamos a encontrar con varias excepciones, inclusive de futbolistas que aún están en actividad: jugadores para los que el fútbol no lo es todo y deben atender sus labores dentro del campo con una vida paralela alejada de la pelota.

Buena Vibra te propone espiar la vida “post futbol” de estos cuatro deportistas profesionales:

El policía

fpr1

El holandés Arjan de Zeeuw, aguerrido defensor quien militó durante la mayor parte de su carrera en clubes del fútbol inglés, una vez que culminó su labor como “protector” de la portería de su equipo pasó a defender a la ciudadanía en Holanda como detective.

“Me tomó un año para saber que venía después. Lo que más extrañaba de mi vida como futbolista era estar con mis compañeros, lo divertido que era”, recordó el ex deportista al programa Sportshour de la cadena BBC.

“A raíz de mis estudios de medicina fue que decidí hacer algo completamente diferente. Estaba consciente de mi lugar en la sociedad y pensé que sería una buena oportunidad de hacer algo para que el mundo fuera un mejor lugar. Fue así que me enrolé en la policía”.

“En ambos sitios se trabaja bajo presión. En uno porque estás frente a miles de personas y en el otro cuando estás con sospechosos. También hay un gran trabajo de equipo. Como policía eres tan bueno como tu colega ya que no puedes hacer nada sólo”.

“Me he enfrentado a sospechosos que me han reconocido y eso me ha ayudado. Facilita la relación con ellos ya que se sienten más cómodos para entablar una conversación. Está claro que mi carrera anterior me ha abierto un poco la puerta”.

El pastelero

fp3

El retiro de Mamady Sidibe se oficializó este año pero ya desde 2014 había empezado a interesarse en algo más que el futbol para cuando ese retiro se concretara.

Este ex jugador malí, que jugó inclusive para su selección, abrió una pastelería, con influencias francesas, en Stoke, ciudad ubicada en el norte de Inglaterra en la que jugó la mayor parte de su carrera profesional.

“Decidimos comenzar con la pastelería porque no habían muchas alrededor de aquí y a todo el mundo le gustan los pasteles, en especial los franceses”, dijo el defensor.

“Es algo que disfruto y que me da orgullo ver cuando las personas entran y disfrutan de un café y de un buen pastel. El fútbol no dura para siempre y es bueno hacer algo diferente”.

fpr2

El inventor

El delantero de 24 años Maximilian Beister comenzó este año una nueva temporada como jugador del Mainz de la Bundesliga alemana, tras desarrollar su carrera de jugador con el Hamburgo.

Pero además de buscar ansiosamente los goles, este joven delantero de 24 años tiene otras inquietudes, lo que lo llevaron a inventar el dispositivo llamado Snax Cup.

“Todo el mundo ha sufrido el problema de tener algo para comer y una bebida en las manos pero también necesitar una mano libre para tomar el teléfono o mostrar una entrada en el estadio o en el cine”, explicó Beister

“Lo probamos en algunos partidos en la Bundesliga y causó grata impresión. Mucha gente nos ha llamado de varios lugares del mundo porque están interesados en el Snax Cup”.

“La gente se sorprendió al saber que yo estaba detrás de este invento. Me gusta inventar cosas divertidas, especialmente después de una larga lesión que sufrí. Una nunca sabe cuándo se acaba su carrera de futbolista y hay que estar preparado”.

Estrella de la música

fpr4

Sin duda los futbolistas se han convertido en los últimos años en una nueva especie de “celebrities”, quizás por eso este defensor decidió seguir probando suerte en otra profesión popular para cuando deje el futbol.

Kevin Walker busca llegar a ser en un ídolo de la música y por eso se presentó y ganó la versión sueca de Pop Idol, además de estar jugando este año en la máxima categoría de fútbol del país nórdico con el Djugardens.

“Se trata de lo que haces con tu tiempo libre. Yo me siento en el piano o toco la guitarra”, contó Walker.

“Tratar de combinar las dos carreras ha sido lo más difícil y me ha llevado a ser mejor persona lejos del fútbol”.

“Aprendí mucho sobre mí, estar bajo presión, frente a una cámara con millones de personas viéndote. En el campo estas con un equipo, todos trabajando para el mismo objetivo y no estás sólo. Parado allí te sientes desnudo”.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!