Bibliotecas del Mundo: 5 maravillas que sobresalen del resto

“Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca.” Dijo alguna vez el escritor argentino Jorge Luis Borges. Pasillos llenos de hileras de libros ordenados por temáticas y apellido de autores, luz tenue y mucho silencio, tan sólo quebrado por el suave roce de las hojas que van pasando los lectores.

Muchas veces sacralizadas, las bibliotecas encierran además de sus valiosos volúmenes, una atípica sensación de tener al acance de la mano la historia del mundo y su sabiduría. La ilusión es perentoria, pero el amor por los libros y por los espacios donde se guardan se mantiene en perfecto estado para quienes somos apasionados fetichistas de la literatura.

Por su tamaño, por la arquitectura que quita el aliento, por la antigüedad, algunas bibliotecas sobresalen del resto y son reconocidas en todo el mundo.

Hoy Buena Vibra te presenta 5 bibliotecas que merecen que le echemos un vistazo y nos demos una recorrida por ellas.

1) Biblioteca del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Madrid, España

bibliotecas-el-escorial-2_opt

Fundada por Felipe II en el Monasterio del Escorial, esta biblioteca atesora verdaderas obras maestras de la literatura bajo sus techos pintados con frescos que representan, entre otras artes, la astronomía y la música. El Salón Principal es una maravilla que parece más una catedral que un espacio dedicado a la literatura.

Esta biblioteca apareció en la segunda mitad del siglo XVI y al igual que ocurría en otros lugares de Europa, su existencia tiene que ver con la inquietud de los eruditos humanistas de recoger en una gran Biblioteca Pública los principales tesoros literarios que existían en España.

bibliotecas-el-escorial-1_opt

Entre los tesoros que acumula figuran los escritos originales de San Agustín, Alfonso X El Sabio y Santa Teresa. Además, tiene la mayor colección de manuscritos árabes de la que se tenga noticia, códices iluminados y mapas y obras de historia natural.

2) Biblioteca Apostólica Vaticana, Ciudad del Vaticano

bibliotecas-vaticano-1_opt-1

La Biblioteca Apostólica Vaticana es una de las más antiguas del mundo. Custodia auténticos tesoros literarios, como el Codex Vaticanus (siglo IV), el manuscrito completo de la Biblia más antiguo que se conserva, o la Biblia de 42 líneas de Gutenberg.

Se encuentra en la Santa Sede de la Ciudad del Vaticano y tiene su origen en una colección de aproximadamente 350 códices que el papa Nicolás V logró concentrar.

bibliotecas-vaticano-2_opt

Los libros fueron guardados por los distintos papas a través de los siglos, pero desde el siglo XV, durante el papado de Sixto IV, encontraron un lugar permanente.

El interior de la actual biblioteca Vaticana, un impresionante vestíbulo con las paredes y techos abovedados y pintados con técnicas de fresco y dorado, es un lujo. Desde 2010, y después de estar durante años cerrada al público por reparaciones, la biblioteca del Vaticano se puede visitar y recorrer.

3) Biblioteca del Trinity College, Dublín, Irlanda

bibliotecas-trinity-1_opt

La universidad Trinity College de Dublín es la universidad más antigua de Irlanda y una de las más famosas del mundo. Fue fundada en 1592 por la reina Isabel I.

Allí se encuentra la Biblioteca del Trinity College, que posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de Irlanda. Desde 1801 recibe un ejemplar de todas las obras publicadas en Irlanda y Gran Bretaña, gracias a lo cual, actualmente posee casi tres millones de libros repartidos en ocho edificios.

Uno de sus principales atractivos es la “long Room” (Sala Larga), construida entre 1712 y 1713 y que con sus 65 metros de largo y repleta de bustos de mármol atesora reliquias invaluables como las últimas copias de la proclamación de independencia, el célebre Libro de Kells y el arpa de Brian Boru, una de las tres arpas gaélicas que son el símbolo de Irlanda, realizada en roble y sauce con cuerdas de bronce.

4) Biblioteca Real Danesa, Copenhague, Dinamarca

bibliotecas-dinamarca-1_opt

La Biblioteca Real de Copenhague presume de ser la mayor de todos los países nórdicos; de hecho, su colección es tan amplia que está repartida entre varios edificios. Fue fundada por el monarca Federico III a mediados del siglo XVII, con el objetivo de reunir bajo un mismo techo todos los libros publicados hasta el momento;

La sede más nueva donde se distribuye la totalidad de libros y tesoros que posee en su colección esta bibloteca es conocida como “El diamante negro” por su aspecto semejante a esta piedra preciosa, con un exterior formado por dos cuerpos hechos de mármol negro y cristal (que facilita las vistas al mar desde sus numerosos balcones).

bibliotecas-dinamarca-2_opt

Ubicada junto a una de las viejas construcciones, fue inaugurada en 1999 y diseñada por los arquitectos Schmidt, Hammer y Lassen. Los dos cubos negros que la componen se inclinan ligeramente sobre la calle y están unidos por un atrio de ocho plantas lleno de balcones. Tres puentes conectan el Diamante Negro (Den Sorte Diamant, en danés) con la antigua Biblioteca Real. Tiene sala de conciertos y un café en la espectacular terraza.

5) Biblioteca de la Facultad de Económicas, Viena, Austria 

bibliotecas-viena-1_opt-1

Todo el nuevo campus de la Universidad de Económicas de Viena destaca por su arquitectura contemporánea. Pero si hay un edificio que sobresale del resto es la flamante biblioteca que ha diseñado la prestigiosa arquitecta Zaha Hadid.

La nueva Biblioteca y Centro de Aprendizaje se levanta como un bloque poligonal desde el corazón del nuevo campus de la Universidad. (foto portada)

Mientras que los bordes interiores del sitio se unen en un flujo de forma libre, los bordes exteriores del edificio son cortados en ángulo pronunciado y su alineamiento contrasta con los límites del sitio y con la posición de los edificios adyacentes.

El interior de la biblioteca podría confundirse con una nave espacial, por su aspecto diáfano y moderno, todo blanco y con líneas redondeadas e inclinadas. Los visitantes pueden acceder a la biblioteca y a las oficinas de administración estudiantil a través de rampas y escaleras en espiral hacia arriba desde la planta baja. Las diferentes áreas en los niveles superiores están conectadas a través de plataformas, puentes, terrazas y galerías circundadas por blanquísimas e inclinadas paredes.

bibliotecas-viena-2_opt

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo