La tradición de “las uvas de la suerte” en la Nochevieja

Cómo presentar las uvas y sorprender

Según la tradición, en la mesa de fin de año se colocan 12 uvas delante de cada comensal, uvas que simbolizan los 12 meses del año y que deben comerse con cada una de las campanadas del reloj.

Después de haber cenado y cuando se acerquen las doce de la noche, sacá las “uvas de la suerte” para estar preparados para cuando empiecen las campanadas.

El buen gusto de una presentación especial ayudará a que tu cena sea todo un éxito

1- Una de las formas más sofisticadas de presentar las uvas en Nochevieja es colocarlas en copas de champán que sean lo suficientemente profundas como para que alberguen un pincho con las 12 uvas. Si no tenés copas de champagne, cualquier vaso sirve:

2- Esta forma le encantará a los más pequeños de casa. Se trata de crear un erizo que les servirá de aguante para que las uvas se sostengan correctamente sin caerse. Lo que necesitas es:

  • 1 pera
  • 12 uvas
  • 12 palillos
  • Media aceituna
  • 2 bolitas de chocolate

El primer paso consiste en pelar la mitad de la pera, la parte que es más estrecha. Después tendrás que pinchar las uvas con los palillos y, cuando las tengas, distribuirlas en el cuerpo de la pera que no hemos pelado.

La media aceituna irá en la punta de la fruta para simular una simpática nariz y podés añadir dos virutas de chocolate que serán los ojos del erizo. Una manera muy divertida y graciosa para que los niños también se diviertan en esta noche tan mágica.

Si te parece mucho trabajo, al menos usá la fruta para pincharlas y así que cada uno tenga sus 12 uvas.

3- Otra propuesta para los niños: se trata de crear un simpático árbol de Navidad con las 12 uvas que comerán a medianoche. Para ello necesitarás:

  • 12 uvas
  • Trozo pequeño de banana
  • Sirope de chocolate o nata
  • Arándanos

El procedimiento es muy sencillo: tan solo tendrás que colocar las uvas en forma de árbol navideño y, en la parte inferior, colocar un trozo pequeño de banana que será el tronco. Para darle un toque más navideño, un poco de nata por encima (como si fuera nieve) o, en su defecto, chocolate. Como toque final, añadiremos unos pocos arándanos que conseguirán darle aún más ese toque de Navidad.

Ahora lo único que falta es comerse las 12 uvas en fin de año, una tarea que aunque parezca sencilla, lo cierto es que a muchas personas les cuesta conseguir por la velocidad de las campanadas.

¡Feliz Año Nuevo!

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!