30 tips rápidos y sencillos para llevar una vida más ecológica y saludable

Un solo gesto que cambiemos para cuidar el planeta nos garantiza una vida más saludable
biodiversidad

Te acercamos algunos consejos que se pueden poner en práctica rápidamente y que no solo harán un gran cambio en tu rutina, en tu bolsillo y en tu salud, sino que además contribuirán con la salud del planeta y de todos quienes lo habitamos.

Ya es sabido que nuestra forma de vida muchas veces es dañina para el medio ambiente. Algunos lo harán involuntariamente, otros por ignorancia, pero en pequeñas mínimas acciones estamos dañando el planeta tierra todos los días.

desventajas de la energia solar

Tips saludables y ecológicos

Si todos cambiamos una sola rutina que hacemos automáticamente por una acción en favor del medio ambiente, el planeta sufrirá mucho menos y nos cuidará más a nosotros.

Moverse inteligentemente

vida-ecologica-3_opt

Podés leer: Salud y cuidado del medio ambiente: Suiza apuesta a las bicicletas

  1. Lo ideal sería ir a pie o en bicicleta al trabajo. O al menos si necesitás hacer combinaciones de transportes, el último tramo del trayecto hacerlo caminando.
  2. Tomar el transporte público y comprar los pases mensuales para ahorrar dinero.
  3. Utilizá las escaleras y evita los ascensores.
  4. Ahorrá combustible comprando coches menos potentes y manteniendo las ruedas bien hinchadas. Si es inevitable tener que conducir, compartir el viaje o hacer grupos para viajar una vez en cada auto es una buena opción para bajar la combustión.
  5. Elegir en lo posible vehículos de alquiler (taxis) híbridos.

Ahorrar energía

vida-ecologica-4_opt

Además leé: Cómo ahorrar energía eléctrica y bajar la factura de luz

  1. Claro y conciso: Si no se está utilizando, apagarlo.
  2. Habilitar la configuración de ahorro de energía en todos los equipos.
  3. Desenchufar todo artefacto eléctrico que esté sin uso. Aún consumen energía incluso cuando están apagados (cargadores de teléfonos celulares, televisores, artefactos con luces parpadeantes, etc).
  4. Lo más barato y ecológico es abrigarse.
  5. Ver que la llama de las hornallas no sobrepasen la olla donde se está cocinando. Además apagar el fuego antes de terminar de cocinar, ya que el calor permanece y los alimentos continúan cociéndose.
  6. Hay bombitas de luz que consumen menos energía y alumbran más. Quizás son un poco más caras, pero a corto plazo se recupera ese dinero y se ahorra más.
  7. Si bien el uso de bolsas de plástico ya se está erradicando, es conveniente insistir en el uso de bolsas de tela o reciclables.
  8. Evitá por completo los productos de PVC, contamina muchísimo en su fabricación, no es reciclable y libera sustancias muy tóxicas. El mejor envase es el vidrio retornable, luego los bricks y plásticos, y lo peor, son las latas.

Vivir con salud

vida-ecologica-1_opt

Podés leer: Bolsas ecológicas de mandioca: se disuelven en contacto con el agua

  1. Elegir alimentos que sean de producción orgánica, local y sostenible tanto para reuniones, comidas y eventos como para nuestra alimentación cotidiana. Parece más sencillo ir al mercado y listo, pero cuando se genera la red de proveedores de alimentos orgánicos vas a ver que no es tan difícil disponer de comida sana diariamente.
  2. Deshacerse de los productos de limpieza tóxicos y productos de higiene personal en las cocinas y cuartos de baño de oficina.
  3. Añadir plantas en el hogar y en los espacios de trabajo ya que filtran el aire.
  4. Recordar siempre que lo ecológico es más caro es porque los productos normales no pagan los costes ambientales. CONTAMINAR es GRATIS.

Consumir menos

vida-ecologica-2_opt

También podés leer: Cómo cuidar el medio ambiente: pequeños grandes gestos

  1. Dejar configurada la impresora con impresiones “doble faz”.
  2. Suscribirse a información electrónica en lugar de utilizar copias impresas: cuentas de teléfono, gastos generales, resúmenes de cuentas bancarias, resúmenes de tarjetas de crédito. Todo puede llegar por correo electrónico y así evitar el consumo de papel.
  3. Cambiar y volver a usar toallas y servilletas de tela en cocinas y baños.
  4. Discriminar los residuos y convertir los desechos de la cocina en compost.
  5. Ley de las 3 Erres: RECICLAR es bueno, pero es mucho más importante REDUCIR el consumo irresponsable e innecesario y REUTILIZAR los bienes.
  6. En cuanto al lavarropas, seleccione el programa de lavado corto, que gasta 60 litros de agua, contra los 100 litros de un programa largo.
  7. Tapar las cacerolas durante la cocción: consumirá menos energía.
  8. La heladera es uno de los artefactos del hogar que consume más electricidad. Hay que ubicarla a una distancia de no menos de 2 cm de la pared para permitir trabajar bien a los mecanismos de enfriamiento que se ubican en la parte posterior.
  9. Nunca tires al sistema de desagüe barnices, pinturas, disolventes, aceites o colillas.

Conservar el agua

purificadores de agua

También leé: Cómo purificar el agua: filtros que suman salud y sabor

  1. Raspar los platos en vez de enjuagarlos antes de ponerlos en el lavavajillas o en la pileta de la cocina.
  2. Al lavar la vajilla usada, no dejar correr toda el agua por el desagüe, de ser posible usarla para regar las plantas.
  3. Beber agua de la canilla (las botellas de plástico son una verdadera catástrofe medioambiental). Usar filtros purificadores de agua.
  4. Cerrar la canilla de agua al lavarte los dientes, afeitarte o enjabonar los platos.

Seguí leyendo: 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo