Cuándo y cómo podar rosales: claves para cuidar tus flores

La rosa, considerada ”la reina del jardín”, da vida y color al lugar a patios y jardines. Cuándo podarla y cómo cuidar la planta para que luzca hermosa.
podar rosales
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

Cultivar nuestras propias rosas es un lujo que podemos darnos si aprendemos algunos secretos de esta bellísima flor, asociada al amor, la pasión y la pureza, entre tantos otros símbolos derivados de su color y su particular perfume. Te contamos cómo podar rosales sin lastimarte con las espinas y cómo cuidar la planta para que te regale cada vez más pimpollos.

Lo primero que debemos saber es que la poda de rosales es una tarea que no podemos saltear si queremos tener estas hermosas flores en casa. Y debemos hacerlo de manera correcta para que la planta no se debilite.

cómo cuidar las plantas

Podés leer: Cómo cuidar las plantas de interior y exterior

Claves para podar rosales

Para lograr un buen resultado y tener en el jardín rosas dignas de florería lo ideal es empezar por aprender cómo plantar rosales, cómo cuidarlos y cómo se podan las rosas, cuándo y con qué herramientas para hacer un buen trabajo sin dañar la planta.

Muchos creen que las plantas de rosas son difíciles de cuidar, pero son arbustos poco exigentes y de crecimiento rápido. Se adecuan muy bien en todas las zonas templadas del mundo y soportan temperaturas bastante extremas, que pueden ir desde 40ºc de calor hasta algunos grados bajo cero.

Se pueden plantar en macetas grandes, pero se desarrollan y lucen mejor en la tierra en un jardín. Necesitan tener bastante sol, abundante agua y es muy importante que tengan buena tierra y floja para que el riego drene bien.

También es necesario colocarles abono en época primaveral y en verano. Pero una de las claves para que la planta crezca de manera saludable y nos dé buenas flores es la poda.

abono para plantas

Podés leer: Ideas para decorar jardines: rincones de paz y placer

Cuándo se podan los rosales

  • Cuando está terminando el invierno y las temperaturas empiezan a estar más templadas. La clave es podar los rosales cuando ha pasado el riesgo de heladas porque la poda “favorece” que las plantas aceleren su actividad vegetativa. Por lo tanto, si los podamos en otoño y favorecemos que broten, cuando llegan las heladas pueden dañar esas ramitas tiernas que acaban de brotar. Por eso, en zonas con climas muy fríos y heladas intensas, hay que esperar que asome la primavera.
  • Durante la época de floración: en ese momento se hace el otro tipo de poda que no deberíamos saltear. Es más pequeña pero igual de importante, ya que hay que quitarle a la planta las flores marchitas. Esto hará que la planta tenga cada año más cantidad de flores, de buen tamaño y color. Y es la manera de cuidar la salud de la planta, porque las flores marchitas pueden ser un foco de bacterias y otros microorganismos que dañen el rosal.

como regar las plantas

Podés leer: Cómo hacer una huerta orgánica en casa

Qué herramientas necesitamos para podar rosales

Es importante contar con las herramientas adecuadas, que en general sirven para podar rosales de arbusto y rosales trepadores. Lo ideal sería que cuentes con:

  • Tijeras con corte de yunque.
  • Tijeras de jardinería normales.
  • Guantes (opcional, pero recordá que la planta tiene espinas).
  • Pasta cicatrizante (opcional, pero muy recomendable).

Cómo se podan los rosales

Podar es cortar las ramas, flores u hojas secas, muertas, dañadas o enfermas. En el caso de la rama, si está enferma verás un color marrón cuando la cortes; si está sana su color es blanco. Los cortes deben hacerse oblicuos, limpios y sin arrancar.

Como vimos, hay dos momentos para hacer esta tarea y una herramienta recomendada para cada uno:

Poda de formación y rejuvenecimiento

  • Se deben usar tijeras con corte de yunque, ya que las ramas no superan los 2,5 cm de grosor.
  • Desinfectar las tijeras con alcohol de farmacia y chequear que estén bien afiladas para que el corte sea limpio.
  • Quitar las ramas que se vean débiles, enfermas, y también las que no produzcan flores.
  • Podar las ramas sanas por encima de la cuarta o quinta yema. A las más jóvenes hay que dejarles como mínimo 2 o 3 yemas. El corte debe ser oblicuo.
  • Poner pasta cicatrizante a las heridas en cada corte para evitar la proliferación de hongos y bacterias.
  • Por último, limpiá bien las tijeras con alcohol y secalas con un trapo limpio. Guardalas en una funda de tela o caja de herramientas para evitar que se oxiden si toman contacto con el agua y sol.

Poda de floración

  • Para cortar las flores podemos usar las tijeras de jardinería comunes. Si, además de la flor marchita, querés recortar un poco la rama, usá la tijera de corte de yunque.
  • Para quitar las flores el paso es sencillo: sólo hay que cortar el tallo que une la flor con el resto de la planta.
  • En este caso también no te olvides de la higiene de las tijeras antes y después de la poda.

Un dato importante: se pueden reutilizar los tallos cortados de las ramas que no estén apestadas. Basta con aplicarles en la base del corte hormonas de enraizamiento en polvo y plantarlos en una maceta pequeña con buena tierra y sustrato de cultivo universal. Mantené el riego y, en poco tiempo, comenzarán a crecer las raíces. Es recomendable que mantengas esos tallos en proceso de enraizado en la misma maceta por lo menos 6 meses.

Podés leer: Cómo cuidar tu jardín y tus plantas en los meses de frío

Rosal trepador: cómo podarlo

Los rosales no son plantas trepadoras en sentido estricto: por sí solas no pueden trepar como lo hacen las hiedras, la Enamorada del Muro, las parras, etc. Pueden hacerlo si las guiamos y las atamos. Por eso los rosales trepadores deben estar bien sujetos a un soporte (columna, celosía, muro, etc.).

Las rosas de los rosales trepadores no nacen directamente de las ramas principales sino que nacen de las ramas secundarias o laterales, que son las portadoras de rosas.

La poda se debe hacer todos los años pero no es complicada; sólo hay que recortar de 3 a 5 yemas y cortar en la base todas las ramas que veamos débiles o muy envejecidas, ya que ellas no darán flores. También hay que recortar los brotes que estén apestados.

plantas de interior cuidados

Podés leer: Cómo hacer un jardín vertical en casa

Para seguir leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!