Los secretos para preparar la milanesa ideal

Podríamos decir que el paladar argentino se moldeó en base a una serie de ingredientes y preparaciones culinarias que a lo largo de los años fueron combinando las diferentes tradiciones gastronómicas de los inmigrantes que poblaron estas tierras junto con las comidas de los pueblos originarios de estas latitudes.

Entre los platos que surgieron o se afianzaron aquí, la milanesa con papas fritas es sin duda una de las favoritas. A la napolitana, fritas, al horno, calientes, frías, de cualquier manera vienen bien. Son tan ricas que casi no tenemos pretensiones a la hora de comerlas.

milanesa_de_carne-3_opt

¿Quien no anhela llegar a su casa y que lo espere una fuente rebosante de milanesas con papas? Por eso hoy BuenaVibra te acerca algunos consejos y secretos para que la milanesa sea perfecta.

1) Elegir el tipo de carne. Tradicionalmente, la milanesa se hace con ternera o carne de res, pero también se puede preparar con pollo, cerdo o pescado. Los cortes más típicos para las de ternera son nalga, peceto, cuadrada, lomo, cuadril y bola de lomo.

La ideal es la nalga o el lomo, o según los gustos, el peceto también queda muy bien si te gustan las milanesas chatitas y bien crocantes. En este caso hay que pedirle al carnicero que lo corte bien finito.
La nalga es el corte ideal para si se prefieren las milanesas. En este caso es importante sacarle la grasa y fundamentalmente golperarla con una masa de madera de cocina  para que queden más tiernas.

2) Preparar el adobo: Se debe preparar una mezcla batiendo los huevos con los condimentos clásicos que son la sal, el perejil y el ajo. Para que todo el mundo se quede encantado con las milanesas, recomendamos agregarle también 2 cucharadas soperas de queso rallado, una cucharada de mostaza y si se desea un chorro de vino blanco.

Es aconsejable también agregarle unas gotitas de limón o vinagre para tiernizar la carne.

milanesa_de_carne-1_opt

3) Rebosar la carne: En primer lugar recomendamos para que queden más sabrosas, dejar descansar los bifes en la mezcla por una media hora, dentro de la heladera. Luego, a cada pieza de carne primero se la debe pasar por el huevo condimentado y luego ser rebosada considerablemente con pan rallado. Para que la unión entre el huevo y el pan sea perfecta, se recomienda agregar al adobo 100 cc. de leche cada 2 huevos.

4) Aquí uno de los secretos más importantes a tener en cuenta: Volver a repetir completamente la operación de pasar los bifes por la mezcla de huevo condimentado y después nuevamente por el pan rallado.

A la hora de apanar, lo más importante es que le des unos buenos golpecitos a la carne al cubrirla con el pan rallado.

5) Aquí comienza una de las divisiones más grandes entre los adeptos a esta comida. ¿Debe ser frita o al horno?

Si se prefieren fritas para que el aceite dure más tiempo limpio, se puede agregar una o dos cáscaras de huevo. Una vez bien doradas, deben retirarse y colocarse en un recipiente con papel absorvente de cocina para quitarles el excedente de aceite.

Otra opción es tener una olla con agua hirviendo en la hornalla de al lado y cada vez que se saca una milanesa del aceite, pasarla rápidamente por el agua para que el aceite se quede allí.

milanesa_de_carne-2_opt

Es importante saber también que mientras menos aceite tenga la sartén donde se fríen las milanesas, más aceite absorveran estas, por lo que es fundamental no escatimar este producto al cocinarlas así quedan más secas y menos grasosas.

Si son al horno, es importante esperar a que la fuente esté bien caliente al poner las milanesas. Para eso es recomendable que cuando se prende el horno para calentarlo, se deje la fuente adentro así toma la temperatura adecuada.

Ahora si…¡Buen apetito!

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!