Entre agujas: claves para sumarte a la movida del tejido y el crochet

El mundo del tejido es fascinante y cada vez son más las mujeres que suman a esta actividad, que hasta está dejando de ser terreno exclusivo del género femenino. No son pocos los que aseguran que es una tarea divertida, que calma los nervios y hasta puede llegar a ser una salida laboral.

Ya sea por trabajo o hobby hay cosas a tener en cuenta a la hora de sumarte a esta actividad:

  • Tener todos los materiales antes de comenzar la actividad. Lo imprescindible: agujas de coser y/o crochet, lana, hilo, tijera, lápiz, foto o dibujo del proyecto a realizar.
  • Comprá suficientes ovillos, ya que las partidas de hilados pueden variar mucho de una a otra, y si te quedás sin lana cuando estás terminando tu prenda, el próximo ovillo que compres quizá tenga un grosor o una tonalidad distinta.
  • El metraje importa casi tanto más que los gramos. Dos ovillos de hilados diferentes pueden pesar lo mismo, pero no siempre tendrán la misma cantidad de metros.
  • Tener un retazo de tela o lienzo lo suficientemente grande como para envolver el tejido y así evitar que se ensucie o se enganchen los puntos al guardarlo.
  • Hay que ovillar siempre. Si no lo hacés, podés perder muchísimo tiempo desarmar los nudos.
  • Es importante practicar cada punto por separado muchas veces.
  • Llevar la cuenta de las vueltas o hileras ya que te ayuda a evitar confusiones. Hay accesorios muy baratos para contar las vueltas que podés comprar en las mercerías o casas de lana.
  • ¡Destejer cuando sea necesario! Si ves que un punto no quedó bien, volvé atrás: destejelo. Si lo dejás se va a notar. Es mejor destejer en el momento que al terminar todo el proyecto que podría arruinarte horas de trabajo.
  • Hay que cuidar la tensión. Debe ser los más relajado posible ya que puntos flojos o demasiado apretados no quedan bien.
  • Claves para elegir las agujas según la lana:
  • Lana para bebés: Las agujas ideales para este tipo de tejido son las 2 ½ o las 3. Unos 150 gramos de lana alcanzan para confeccionar un enterito para un recién nacido.
  • Lanas con pelo: Las lanas como el mohair necesitan ½ punto más del que utilice habitualmente con otras lanas, esto es para evitar que el tejido quede demasiado tenso.
  • Lanas de tres hebras: Estas requieren de agujas número 3 ½ para que el tejido quede bien.
  • Lanas de 4 hebras: Se necesitan agujas 4 o 4 ½ y si las hebras son retorcidas, lo ideal es una número 5.
  • Hilos bien finos: Se teje con agujas 2 ½ y si lo usamos doble, con agujas 3 o 3 ½.
  • Hilo rústico: Aunque nos parezca grueso, no debemos utilizar agujas mayores a 3 ½ o 4, ya que este tipo de tejido suele estirarse con facilidad.

 

Fuente: IDEAS Mercado Libre

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!